Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

los desvincula del estado de alarma

El Gobierno prorroga hasta el 30 de junio la duración de los ERTE de Elche y Hércules

13/05/2020 - 

ALICANTE. Elche, Hércules, Balonmano Benidorm, Balonmano Elche y Fundación Lucentum, entre otros clubes alicantinos, han visto prorrogarse de forma automática hasta el 30 de junio la duración de sus respectivos Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por causa de fuerza mayor, quedando desvinculados de la vigencia del estado de alarma.

En su reunión de este martes y de acuerdo con lo pactado un día antes por el ejecutivo de Pedro Sánchez con los agentes sociales (sindicatos y patronal), el consejo de ministros aprobaba la modificación parcial del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del Covid-19, ampliando la vigencia de las medidas de reducción temporal de empleo por causa de fuerza mayor hasta el 30 de junio con independencia de que el estado de alarma (la causa de fuerza mayor que en origen justificaba los mismos) esté o no vigente.

Así, los citados clubes y sus trabajadores ya saben que aunque no haya una quinta prórroga del estado de alarma (esta se habría de aprobar la próxima semana pero el Gobierno, que además plantea a la oposición que sea por un mes, tiene complicado que reunir el apoyo necesario en el Congreso) seguirán en la situación de reducción de jornada laboral o suspensión de contrato si, claro está, no se modifica el ERTE o directamente se retira por parte del club (esto último es harto improbable, especialmente en el caso de suspensiones de contrato).

Reducción de jornada y/o suspensión de contratos

Elche, Hércules, Balonmano Benidorm, Balonmano Elche y Fundación Lucentum, como el resto de empresas que se acogieron a esa medida contemplada en el mencionado Real Decreto-ley, cumplen este jueves dos meses con ella en vigor (la primera declaración del estado de alarma se produjo el 14 de marzo).

Ahora bien, mientras que Hércules, Balonmano Benidorm, Balonmano Elche y Fundación Lucentum aplicaron un ERTE que afecta a la totalidad de los trabajadores y consiste en la suspensión de la vigencia de sus contratos, no habiendo realizado modificación del mismo desde entonces, el Elche optó por un ERTE en el que entraron el 90% de sus trabajadores y con diferencias: el personal deportivo con una reducción de jornada laboral del 70% y el no deportivo con suspensiones de contratos (lo anterior con carácter general, porque algún trabajador de oficinas afectado también tuvo reducción de jornada y no suspensión de contrato). Además, el club franjiverde sí ha modificado el ERTE como consecuencia de la vuelta a los entrenamientos del primer equipo, aunque precisamente no en el caso de los jugadores que continúan con una jornada laboral del 30% y mantienen un tira y afloja (de la negociación parece que han pasado a la presión) con la directora general, Patricia Rodríguez, para tratar de ampliar la misma.

Los que vuelven a competir y los que no 

Hércules, Balonmano Benidorm y Balonmano Elche no volverán a competir este curso al haber dado por finalizadas de antemano sus respectivas Ligas regulares las diferentes Federaciones por lo que la decisión del consejo de ministros de este martes les sirve para seguir liberados hasta el 30 de junio (aunque no continúe el estado de alarma) de la obligación de abonar el salario a sus trabajadores (estos reciben una prestación del Estado que asciende al 70% de la base reguladora de su nómina de febrero pero con un tope máximo de 1.411,83 euros (y solo si tienen dos o más hijos) y tampoco los seguros sociales (es el caso del Balonmano Benidorm y Balonmano Elche al ser su número de trabajadores inferior a 50; el Hércules ha de abonar un 25% de los mismos pues cuenta con 70 trabajadores). 

Además, hay que tener presente que los trabajadores temporales (los jugadores, sin ir más lejos) afectados por el ERTE de suspensión de contrato, ven ampliarse la duración de los mismos por el tiempo que haya estado vigente el expediente de regulación cuando este finaliza, de manera que si acaban contrato el 30 de mayo (así ocurre en algunos jugadores de balonmano) o el 30 de junio (es el caso de varios futbolistas del Hércules), la duración del mismo saben que se amplía un mínimo de dos meses (por el camino que vamos puede llegar a hacerlo hasta otoño, lo que provocará que tengan que negociar club y jugador un rescisión anticipada si el primero no cuenta con ellos o el segundo desea cambiar de aires, en ambos casos para la próxima temporada).

Esas prórrogas de los contratos de duración determinada también se produce en el caso de los trabajadores de la Fundación Lucentum y en parte de los del Elche (los que tienen suspensión de contrato y no reducción de jornada). Ahora bien, estos dos clubes sí parece que van a volver a competir esta temporada por lo que se entiende que la ampliación de la duración del ERTE por causa de fuerza mayor acordada por el Gobierno les afecta pero no tanto puesto que retirarán (total o parcialmente) el ERTE antes:

  • La Fundación Lucentum ha visto suspenderse la LEB Oro pero en su caso tiene derecho a disputar un 'play-off' de ascenso a la ACB que, siempre y cuando las autoridades sanitarias lo autoricen, se jugará en julio; por tanto, tendrá que volver a entrenar antes y de ahí que posiblemente opte por retirar el ERTE en junio. Aún así, mientras no lo haga, tampoco tendrá que pagar salarios y seguros sociales aunque no se prorrogue el estado de alarma. 
  • El Elche, después de haber vuelto parcialmente a la actividad la semana pasada (de ahí la primera modificación parcial del ERTE realizada y la segunda que los jugadores reclaman) y si se cumplen las previsiones de la Liga de Fútbol Profesional, regresará a la competición a mediados de junio así que también podrá mantener la reducción de empleo que tiene vigente con independencia de si sigue o no vigente el estado de alarma pero hasta cierto punto: si se vuelve a competir, por ejemplo, los jugadores tendrán que salir del ERTE semanas antes (en la fase 2 del protocolo de entrenamientos como tarde) y en el momento que se jueguen partidos también otros trabajadores que no tienen la condición de personal deportivo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email