X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

la opinión de los colaboradores

"Eliminado en copa, casi eliminado en Champions y muy lejos ya del cuarto puesto"

23/02/2020 - 

VALÈNCIA. Los colaboradores de Plazadeportiva.com muestran su visión sobre el Real Sociedad 3-0 Valencia CF:

SERGIO ARLANDIS

Cuando te estabas jugando la copa, la Champions y tu posición en liga, llega el Getafe y te hace tres, el Granada dos, el Atlético dos, el Atalanta cuatro y la Real tres. Eliminado en copa, casi eliminado en Champions y muy lejos ya del cuarto puesto. Pero luego dirán que somos falsos valencianistas, pero lo cierto es que este equipo, con su directiva a la cabeza, es una broma de mal gusto. Este Valencia lleno de despropósitos es la realidad dirigida por un técnico desbordado por la situación y un capitán señalando las carencias en público. Demasiadas cosas mal para decir una u otra: esto es lo mismo del plan Meriton, se repite la lamentable trayectoria de unos gestores tan ignorantes en materia futbolística como presuntuosos en su juicio propio. Este es un caso de propietarios parasitarios, pero seguiremos apoyando este escudo, porque a mí, a valencianismo, estos no me ganarán nunca. Hoy estoy triste, supongo que al mismo tiempo el presidente estará poniéndose las botas con su ragú y satisfecho del gran cariño y el reconocimiento de su afición. Insisto: su afición, no la del Valencia.

PACO GISBERT

Desde septiembre, cuando Meriton decidió cargarse el proyecto que había llevado al València dos veces a la Champions y una copa, la sensación que había en el ambiente es que los únicos que podían salvar la temporada eran los futbolistas. Pero ha pasado el tiempo y los futbolistas, machacados por las lesiones, un sistema que los exprime hasta la extenuación y el desastre en la gestión de la propiedad, han llegado al tramo decisivo de la temporada sin recursos. Este equipo es un moribundo que ve cómo, poco a poco, se va extinguiendo su escaso aliento y partido tras partido ve cómo los rivales, buenos o malos, pasan por encima de él. Ante la Real no pasó nada que no ocurriera ante el Getafe, el Atalanta o el Mallorca. Un equipo desbordado, una defensa de broma y un ataque inoperante, lo que se traduce en derrotas en cadena. Da la impresión de que el València, al menos lejos de Mestalla, es incapaz de ganarle a nadie. Y lo peor es que, si el equipo es un moribundo, el club empieza a oler a cadáver.

VICENTE BAU

Miseria

El Valencia ofrece una imagen lamentable y a mi me tiene medio deprimido. Sinceramente pienso que ya hemos perdido la Champions actual y sinceramente veo imposible que esta escuadra acabe la Liga entre los cuatro primeros. Plantilla mal parida y un mogollón excesivo y rarete de un montón de jugadores lesionados. Tristeza máxima ya que no se intuye que este equipo pueda ya hacer nada esta temporada. Y pensar eso en febrero es de una tristeza tan tremenda como la que ofreció ayer contra la Real. Y en Singapur da la impresión de que no se enteran de nada. Depresión máxima.

VICENT MOLINS

Como si la tapa de la olla se hubiera destapado. A veces los efectos de las decisiones no son inmediatos, puede que incluso estimulan en el corto plazo, pero cuando son fruto de la impulsividad no razonada los riesgos de acabar despeñando un proyecto solvente aumentan exponencialmente. Ahora podemos proceder a acuchillarnos para dilucidar quién tenía más razones, pero creo que lo urgente es lo otro: saber cómo se sale de una fosa ante la cual nadie parece tener plan B. Y no, no es Celades la causa, pero sí es a él a quién se le debe pedir -qué remedio- soluciones justo cuando los problemas se han montado unos sobre otros. Una vez rota la red de seguridad, todo parece peor y más grave.

JOSEP LIZONDO

¿Ha tardado más de lo que todos pensábamos? Ha tardado más de lo que todos pensábamos. Pero al final, amigo, esto no es más que la consecuencia lógica de cargárselo todo, de estar jugando en contra desde junio... etc que no es lugar ni momento de detallarlo. Y si tardó tanto fue porque este vestuario quiso salvar la papeleta. Así que no queda más que resignarse a la nueva realidad, una que puede durar años. Tampoco es cuestión de ensañarse con Celades. Pero heredó un equipo campeón y trabajado. Y un vestuario sano (dentro de lo que cabe). Y no sólo no ha mejorado nada, sino que ha estropeado todo lo bueno que había. Felicidades a todos.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email