Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Hablan los juristas: "La propuesta de la RFEF es la menos injusta y evita la ruina de muchos clubes"

16/04/2020 - 

ALICANTE. "Partiendo de la base de que nunca va a haber una solución del todo justa, hay que buscar la menos injusta y entiendo que la propuesta de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) lo es". En esos términos se expresa Irene Aguiar, asesora jurídica de clubes y deportistas profesionales, cuando se le pregunta por la idea de Luis Rubiales de dar por finalizada la temporada 2019/20 en el fútbol aficionado sin descensos y con unos 'play-offs' de ascenso exprés.

"Acabar la competición a toda costa sería lo idóneo, es lo que salvaguarda su integridad, pero no es viable económicamente si va a llevar a la ruina a los clubes", apunta Aguiar para recordar, a continuación, que a diferencia de lo que ocurre en el fútbol profesional, en el aficionado los ingresos derivados de la comercialización de los derechos audiovisuales son mínimos, "los clubes dependen casi exclusivamente de las taquillas y patrocinios, unos ingresos que se verían afectados por los partidos a puerta cerrada" en el caso de los primeros y "la falta de retorno" en el caso de los segundos. "Los clubes pierden la mayor parte de sus ingresos pero continúan con sus gastos" porque, prosigue Aguiar, "los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), por ejemplo, en esas categorías no funcionan igual ya que, hay un importante componente de compensación de gastos que no se ve afectada al no ser un concepto salarial; no cubre la prestación de los jugadores y los clubes deben seguir abonándola, una situación que se prolongaría en el tiempo". Para esta asesora jurídica, la línea de financiación de cuatro millones de euros anunciada por la RFEF tampoco podría ser suficiente para compensar lo anterior, especialmente para los clubes de Tercera (el reparto de ayudas depende de la masa salarial del club) que quedarían abocados a endeudarse con entidades financieras en una situación muy compleja.

"Acabar la competición ya, con ascensos y descensos de acuerdo con la tabla actual, nos lleva al peor agravio; darla por nula, echando a perder el esfuerzo deportivo y económico de los tres cuartos de temporada que llevamos tampoco es la mejor solución. Aunque es verdad que aumentar el número de equipos en estas categorías es una complicación, el que no haya descensos y solo ascensos es la solución intermedia que resulta menos injusta", concluye Aguiar que apunta al procedimiento a seguir para modificar el Reglamento y las normas de la competición: "Es algo que le corresponde a la Comisión Delegada de la Asamblea General de la RFEF; una vez se tenga el Reglamento redactado, tendría que ser aprobado por el Consejo Superior de Deportes (CSD).

Cobertura legal e impugnaciones

"Ni en los Estatutos, ni en el Reglamento General, ni en el Código Disciplinario, ni en las bases de la competición se encuentra justificación para una modificación de las normas del juego a mitad de temporada", apunta el abogado Nacho Martínez-Abarca que, eso sí, entiende que "la situación excepcional" que conduce a esa modificación y su mecanismo de aprobación podrían otorgarle el respaldo jurídico necesario: "La junta directiva de la RFEF le dará luz verde con el visto bueno del CSD, por lo que las impugnaciones, de haberlas, podrían no tener recorrido", señala Martínez-Abarca.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email