Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Bruno y Cazorla achacan al físico su adiós del Villarreal

24/07/2020 - 

VALÈNCIA.  El Villarreal CF inaugurará mañana sábado su galería de leyendas en su estadio, en la que Santi Cazorla y Bruno Soriano serán sus primeros inquilinos, y ambos explicaron que su salida del club se debe más a una cuestión física que mental.

Los dos veteranos futbolistas verán como una imagen suya presidirá la fachada de la Tribuna del Estadio de la Cerámica, con lo que se quiere reconocer y recordar su trayectoria en el club. Ante ese acto, y ya con su despedida confirmada, los dos repasaron su carrera en la entidad, dando además explicaciones del porqué de su salida.

Ambos reconocen que su salida se debe a un tema "más físico que mental", ya que se han dado cuenta de que "costaría estar al nivel exigido en este club".

En el caso del excapitán, Bruno Soriano, este lo ha tenido muy claro y a pesar de que podía seguir, ha decidido que "era el momento de dar un paso al lado. Me gustaría estar toda la vida aquí, pero uno debe ver las cosas como son de verdad. Son etapas y todo termina, por lo que creo que lo mejor es terminar mi etapa aquí ya".

El centrocampista internacional, que reapareció en los últimos partidos de liga tras tres años inactivo por diferentes lesiones, quiso dar las gracias a la gente que "decía que siguiera y que confiaba en mí", pero reiteró que "uno sabe dónde está el límite y dónde parar".

Preguntado por los mejores momentos en el club, quiso destacar el debut, así como el ascenso y descenso. "Ese descenso fue muy duro, fue un golpe. Recuerdo esos días con mi familia en casa, fueron días muy duros. Desde ese momento le dije a mi familia que quería seguir en el Villarreal, a pesar de estar en Segunda, sabía que regresaríamos en un año, y así fue", rememoró.

El peor recuerdo para Bruno, es el de la lesión y la incertidumbre de la misma. "En una situación así sufres por todo, por lo que al final te metes en una burbuja por estar tanto tiempo solo. Son momentos desagradables y tu vida cambia".

"Yo estaba acostumbrado a jugar siempre y de repente desapareces y estás en la grada. Sentía que decepcionaba a todo el mundo, solo tenía ganas de ir a casa e intentar recuperarme. Ha sido mucho tiempo para volver a jugar y vestirme de amarillo, aunque me sentí muy bien ese día por todos los que me ayudaron”, sentenció.

Por su lado, Santi Cazorla también tiene muy claro que deja el Villarreal "al tener la sensación que para dar el nivel necesario ya sufría demasiado. Una vez notara eso, sabía que debía dejarlo", recalcó.

"Siempre tenía claro que una vez no pudiera dar el nivel que yo creo que es el que se necesita, echaría un paso atrás. Y ese momento había llegado. Es una decisión que llevo tiempo meditando y que ya estaba decidida. Una vez me di cuenta que al cuerpo le costaba cada vez más estar el nivel, pensé que era hora de dar un paso al lado", argumentó.

El futbolista asturiano admitió que el Villarreal ha sido "el club de mi vida y el que ha hecho posible que fuera jugador profesional" y reconoció que esta segunda etapa fue clave para su regreso al fútbol.

"Es impensable que pudiera vivir lo que he vivido, volver a jugar al máximo nivel, volver a sentirme importante otra vez, y todo lo que viví en etapas anteriores. Todo lo que he logrado, lo que me ha hecho lo que soy. Y además, cuando peor lo estaba pasando, son los que siempre han estado ahí, preocupándose por mí", concluyó. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email