X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 15 de noviembre y se habla de opinion valencia cf VICENTE BAU paco gisbert
GRUPO PLAZA

El Valencia empieza a hacer propias las virtudes del Atlético

21/08/2018 - 

VALÈNCIA. Más allá de los elogios recíprocos entre sus técnicos y del buen espectáculo futbolístico con el que Valencia y Atlético de Madrid iniciaron la Liga en Mestalla, el encuentro dejó claro que el equipo valenciano empieza a hacer propias algunas de las virtudes en juego y actitud del conjunto madrileño.

El Valencia de Marcelino García Toral y el Atlético de Madrid de Diego Simeone abrieron la Liga con un partido marcado por el orden táctico y la intensidad, en el que el equipo madrileño llevó la iniciativa algo más que el local, pero en el que el Valencia hizo méritos al final para consumar la remontada.

Fue, como admitió Simeone, un encuentro ordenado hasta el minuto 75 y sin orden a partir de entonces, momento en el que el dominio del Atlético generó espacios para que el Valencia pudiera haber ganado en dos mano a mano de Wass y Gameiro que Oblak neutralizó con acierto.

Para Marcelino, sería un sueño que el Valencia llegará en los próximos años, con él o sin él en el banquillo, a los automatismos y la forma de trabajar sobre el césped del Atlético de Madrid, aunque defendió que cada equipo tiene su personalidad.

Tras el partido también reconoció que estuvieron más cerca que nunca de ganar al Supercampeón de Europa y que le hicieron más ocasiones que en los 180 minutos de juego de la pasada temporada.

Para Simeone, ambos equipos "son un espejo con matices diferentes", algo que para un equipo como el Valencia, que creció mucho la pasada temporada tras dos años como duodécimo en la Liga, refleja la sustancial mejoría conseguida en los últimos doce meses.

El Valencia se mostró ante el Atlético de Madrid como un equipo compacto en el que la defensa estuvo a buen nivel con la excepción del error de Piccini en la jugada del gol del conjunto madrileño, ya que habilitó a Correa, quien no estaba en fuera de juego cuando marcó.

Kondogbia lideró el centro del campo del conjunto valenciano en un choque en el que, aunque el equipo mejoró tras el descanso, Parejo estuvo entonces por debajo de lo habitual y acabó el encuentro con problemas físicos.

Rodrigo fue el mejor de su equipo. Más allá de su magnífico remate en el gol, en el que Godín no estuvo acertado, siempre actuó con criterio. A su papel determinante se sumó la tenacidad de Wass, Carlos Soler y, más arriba, de Santi Mina.

En el tramo final del choque debutaron Michy Batshuayi y Kevin Gameiro. El primero participó más en el juego que Gameiro, quien dispuso de una gran ocasión en el último minuto de la prolongación. A ambos todavía les falta recorrido para acoplarse a la dinámica de un equipo al que acaban de llegar y que está en línea ascendente.

La parte más negativa fue la falta de fuelle en los últimos minutos, cuando el calor y la humedad hicieron mucha mella en los futbolista de Marcelino, a los que costaba mucho recuperar la posición tras sus veloces ataques a la contra.

Con los argumentos positivos, Marcelino considera que pueden plantar cara a Barcelona, Atlético de Madrid y Real Madrid, a los que calificó como los tres transatlánticos de la competición, aunque señaló que para ello necesitan, sobre todo, regularidad. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email