Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

CD TACÓN - VALENCIA CF FEMENINO | DOMINGO, 17:00 HORAS

El Valencia arranca con Bargues la carrera por garantizar la permanencia en Primera Iberdrola

Foto: LALIGA
15/02/2020 - 

VALÈNCIA. La realidad del Valencia CF Femenino no permite (o al menos no debiera permitirse en lo interno de club y plantilla) brindar por datos anecdóticos, por estadísticas de relleno o cuestiones menores que no sean poner en valor al grupo ante tan delicada situación clasificatoria, dado que hablamos de un entorno profesional de alto rendimiento. Es una plantilla de futbolistas entre veteranas, experimentadas, de arraigo en el club, así como las llegadas el pasado verano y también las jóvenes, que han alcanzado la máxima categoría del fútbol femenino español: un grupo que sobre el papel a principios de curso podría considerarse no más abajo de los seis primeros de la tabla. Pero es antepenúltimo de la liga con solo dos puntos sobre el Real Betis, penúltimo de la tabla y primer equipo que está en zona de descenso a Reto Iberdrola -las béticas tienen a su favor el diferencial particular con el Valencia ganado (3-2) en caso de empate a puntos al final del curso; ese es un dato clave dado el escenario actual-.

La última victoria del Valencia CF Femenino data del 27 de octubre de 2019 ante el UDG Tenerife (2-0). En adelante, siete derrotas y cuatro empates en Primera Iberdrola, todavía con Irene Ferreras en el banquillo, llegando a la situación clasificatoria de antepenúltimas a dos puntos del descenso; y un último encuentro, el del pasado martes, con una derrota sonrojante ante el Deportivo (7-2) en la Copa de la Reina.

Será cuestión de dejar para final de curso el análisis de quién tiene más o menos responsabilidad en la circunstancia actual. Aunque es fácil, es cosa global: del club y sus estructuras en sí mismo al respecto del femenino, de la entrenadora y su equipo técnico (por mucho que se quiera reforzar su gestión, los resultados y dinámicas, que es lo que vale en el deporte de élite, no les avalan) y, desde luego, de las futbolistas en suma que no han estado a la altura (son ellas las que están a la postre dentro de un terreno de juego y deciden). Pero eso llegará.

Por lo pronto, la realidad actual, lo que exige la situación clasificatoria, es arrancar la carrera con once jornadas por disputar para dejar atrás esa zona de descenso, por garantizar la permanencia del Valencia en la máxima categoría. Y eso viene en paralelo con el comienzo de la etapa de José López Bargues (José Bargues) en el banquillo valencianista.

Es decir, lo oportuno sería un 'borrón y cuenta nueva' de lo hecho hasta la fecha y empezar una 'liga' de once partidos hasta final de curso. De fondo, otra frase que valdría, es la construida en su momento para el imaginario valencianista por Rafa Benítez: "Nos quedan dos meses de aguantarnos". Son tres en este caso, pero vale igualmente y la cuestión es dar el máximo, de forma incondicional hasta el final de la temporada.

El primero de los partidos de esa 'liga' de once jornadas para el Valencia para salvarse y lograr la mejor clasificación posible empieza este domingo ante el CD Tacón (el futuro Real Madrid). Las madrileñas, que ascendieron de categoría el pasado curso, son novenas con 22 puntos, que son ocho más que el Valencia. La dinámica de las últimas cinco jornadas es de tres triunfos y dos derrotas por parte de las madrileñas. En la primera vuelta, en el estadio Antonio Puchades, hubo un empate a uno.

¿Qué planteamiento puede presentar Bargues? Tres sesiones, obviamente, no dan para mucho. Ni siquiera para saber el mejor planteamiento para saber que es el clave para revertir la situación. Pero sí seguramente, además del análisis de los últimos partidos y datos, para dar con algunas soluciones. Mejor ver cuál es esa primera propuesta de Bargues. No obstante, las circunstancias obligan a ser diligentes tanto equipo técnico como plantilla. Más allá de un dibujo, de un primer once, el caso es ponerse el mono de trabajo, ser prácticos y sumar puntos al zurrón para rescatar la situación. Actitud. Trabajo incondicional. Grupo frente a individualidades. ¿Quiénes deben jugar? Pues aquellas que considere Bargues que están en mejor situación física y el nivel de compromiso sea mayúsculo se llame como se llame.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email