X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

La Asamblea aprueba el nuevo modelo de liga femenina con la abstención del Atlético

29/04/2019 - 

VALÈNCIA. La Asamblea General Extraordinaria de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) aprobó este lunes el nuevo modelo de competición para el fútbol femenino, por mayoría absoluta, con la abstención del vigente campeón de la Liga Iberdrola, el Atlético de Madrid.

Con 94 votos a favor, uno en contra y dos abstenciones -entre ellas la del campeón de las dos últimas ediciones de la Primera División femenina, el Atlético de Madrid-, quedó aprobado el nuevo modelo con el que la RFEF pretende promover la consolidación del fútbol femenino español y que éste sea en un plazo de 6 años el deporte más practicado entre niñas y jóvenes.

Cuatro son los ejes que vertebran esta renovada apuesta del ente federativo por el fútbol femenino: "proteger el impulso de las selecciones españolas", "fomentar el fútbol de base", "ayudar a los clubes que apuestan por el fútbol femenino" y "contribuir a su profesionalización" a través de un nuevo plan estratégico, según explicó el secretario general de la RFEF, Andreu Camps.

Con esta transformación, el fútbol femenino español constará de dos divisiones, de libre adscripción.

La primera es clasificatoria para las competiciones europeas, estará integrada por entre 8 y 16 equipos y constará de tres competiciones (Liga, Copa y una novedosa Supercopa).

La segunda tendrá entre 8 y 32 equipos, divididos en dos grupos por criterios de proximidad geográfica.

"En una fase posterior se competirá en dos grupos, uno por la fase de ascenso y otro por la fase de descenso. Se plantea un modelo de liguilla entre los clasificados de la primera fase en cada uno de los grupos en igual número", informó la RFEF en un comunicado.

Para acceder a la División Primera, presentada hoy con un "Nombre A", modificable por cuestiones comerciales, "se priorizará según la clasificación deportiva obtenida en la presente temporada, según los resultados para la Primera División Femenina y, si quedaran vacantes, por el orden de clasificación en Segunda División".

Los clubes deberán adquirir una Licencia RFEF y formalizar el contrato, disponer de entre 18 y 22 jugadoras y contar con una infraestructura administrativa, deportiva y equipamientos mínimos suficientes.

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, aseguró que en la confección de este nuevo modelo "se han tendido puentes" a la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino, que manifestó abiertamente su rechazo por considerar que esta modificación se ha hecho de forma precipitada y sin consenso.

La Asociación, según explicó Rubiales, hará "sus propias aportaciones" a un modelo que deberá estar totalmente implementado en un plazo de 4 años. "La RFEF apoyará con sus estructuras y recursos económicos a los clubes para que puedan llegar a ese punto final, que es el que consideramos el adecuado. Nunca será un punto final porque cuando acabas un plan estratégico le tienes que dar una continuidad", sostuvo Andreu Camps.

A través de este modelo, la RFEF confía en "garantizar el máximo nivel competitivo, que el fútbol base esté debidamente apoyado, fijar mecanismos que permitan una adecuada solidaridad en el fútbol modesto y garantizar el equilibrio financiero", lo que pasaría por conseguir la autosuficiencia de la competición además de proteger "deportiva, profesional, humana y educativamente a las jugadoras".

"Buscamos los mecanismos adecuados para que los clubes españoles puedan llegar a obtener los máximos resultados en las competiciones europeas", apuntó Camps tras reparar en la clasificación del Barcelona para la final de la Liga de Campeones femenina.

Según agregó, la Asociación de Clubes y la RFEF están de acuerdo en un "95% de las cosas".

Luis Rubiales agradeció al Athletic Club y al Barcelona su postura de mantenerse "conforme a los estatutos de FIFA y UEFA" y de trabajar en el desarrollo del modelo en reuniones donde había "14 sillas vacías" -los restantes equipos de la máxima categoría-.

El presidente de la RFEF explicó asimismo que el Atlético de Madrid cambió su visión sobre este proyecto. "Hubo un momento en el que por el bien del fútbol han tenido la generosidad de querer entender lo que estamos haciendo e involucrarse. Los clubes van a tener más recursos con este nuevo modelo", remarcó. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email