GRUPO PLAZA

historias del murciélago

Mestalla y España 82

25/05/2024 - 

VALÈNCIA. En estos días de polémica por el Nou Mestalla en los que ha sonado con fuerza el Mundial de 2030 como motivo para impulsar la instalación cuya construcción lleva parada más de 10 años, es momento para recordar que Mestalla (entonces estadio Luís Casanova) fue una de las sedes del Mundial de fútbol celebrado en España en 1982.

Era el Mundial de Naranjito que coronó al estadio del Valencia CF, ni más ni menos, que como sede del anfitrión en la primera fase del campeonato. Las gestiones llevadas a cabo entonces por el presidente de la Federación Valenciana, Miguel Monleón, y por el presidente del Valencia CF, José Ramos Costa, dieron sus frutos y la RFEF presidida entonces por Pablo Porta designó que el Luís Casanova fuera la sede de la selección española de fútbol en la primera fase del campeonato.

A nivel arquitectónico cabe destacar que de las dos fases previstas para la remodelación mundialista sólo se llevó a cabo una de ellas. Estas obras acabaron sumiendo al club en una ruina económica que se llevó también por delante en los sucesivos años la parcela deportiva hasta acabar dando con los huesos del club en la segunda división, descenso consumado en la temporada 85/86. 

Se instalaron nuevas butacas de plástico en tribuna y los sectores de numerada y en anfiteatro hasta alcanzar los 50.000 espectadores de aforo. Según la obra "Camp de Mestalla, un recorrido por la historia" escrita por Paco Lloret, si se hubieran llevado a cabo las dos fases de la reforma se podría haber llegado a un aforo de 70.000 espectadores.

Además de las instalaciones de prensa, destacó también los dos vídeo marcadores instalados en lo alto de cada uno de los fondos.

Pero volviendo a lo futbolístico, hay que recordar que se agotaron las entradas para ver a la selección en Valencia. La convocatoria habitual de tres valencianistas en los amistosos que el conjunto dirigido por José Emilio Santamaría jugó en el Luis Casanova (ante Hungría, Luxemburgo Escocia y Suiza).

En las listas de España solían entrar Miguel Tendillo (el moncadense se hizo indiscutible en el eje de la zaga junto a José Ramón Alesanko), Enrique Saura (en la foto. ante Yugoslavia) y José Manuel Sempere. Sin embargo cuando llegó el momento de dar la lista oficial de 22 jugadores para el Mundial, Santamaría prescindió de Sempere de manera sorpresiva. Años más tarde el guardameta de Torrellano desveló que alguien le comentó que uno de los jugadores en la lista final había tenido graves problemas económicos y necesitaba las primas que pagó la RFEF por ir al Mundial.

España quedó enclavada en el grupo E. A priori, los rivales no revestían excesiva dificultad para que el conjunto español ganara su pase a la siguiente fase del torneo. Pero la presión se comió al conjunto español. El primero de los encuentros de España en el Mundial 82 se disputó en el Luís Casanova el 16 de junio a las 21 horas. El rival, una desconocida selección de Honduras. La anécdota es que (pese a que los dorsales ya eran fijos en torneos de selecciones), Santamaría alineó un equipo cuyos dorsales iban del 1 al 11 como si fuera un partido cualquiera de clubes. Para ese primer partido se alinearon de inicio: 1-Arconada, 2-Camacho, 3-Gordillo, 4-Perico Alonso, 5-Tendillo, 6-Alesanko, 7-Juanito, 8-Joaquín, 9-Satrústegui, 10-Zamora y 11-López Ufarte. El encuentro fue arbitrado por el argentino Ithurralde y cuando la grada se las prometía felices, Gabriel Zelaya heló el ambiente en el minuto 7 marcando el 0-1. España sólo pudo empatar de penalti marcado por Roberto López Ufarte. Reseñas que en el descanso Santamaría relevó a Joaquín para darle entrada a Tente Sánchez y también sustituyó a Juanito para dar entrada a Enrique Saura.

El segundo partido se convertía en fundamental ante un viejo conocido del equipo español: Yugoslavia. El 20 de junio a las 21 horas, José Emilio Santamaría repetía el mismo equipo que empató ante Honduras con la variación de Sánchez que salía de entrada en lugar del sportinguista Joaquín. Yugoslavia lo puso complicado también y se adelantó en el marcador en el minuto 10 gracias a un cabezazo a la salida de un córner de su defensa Gudelj. Per ahí salieron los favores de los que siempre dispone el anfitrión. En el minuto 14, el colegiado danés Sorensen señalaba penalti por zancadilla a Perico Alonso... La falta era claramente fuera del área, pero la cosa no se quedó ahí. López Ufarte ejecutó el penalti pero lo lanzó fuera. Antes de que el pánico se apoderara de los españoles, el colegiado ordenó repetir el lanzamiento favorable a España por entender que el guardameta balcánico Pantelic se había adelantado en el tiro ante la incredulidad de los balcánicos. Juanito fue quien ejecutó esta vez para establecer la igualada con la que ambos equipos se fueron al descanso. 

España se lanza a por la victoria e introduce los dos cambios reglamentarios en aquella época. En el minuto 62, Saura sale por Sánchez y Quini entra por Satrústegui. Y ahí llegó el momento de gloria valencianista en aquel Mundial. En el minuto 66, España bota un córner desde la derecha de su ataque, Quini yerra en el área pequeña un gol cantado. Pero entonces apareció Enrique Saura, "Saureta" en el segundo palo para rebañar (en posición muy ajustada) y casi sin ángulo conseguir un gol inverosímil que se convirtió en el 2-1 definitivo. Un valencianista de Onda le dio a España con su gol la única victoria en el Mundial del cual era anfitrión.

Con todo a favor para ser primera de grupo, España se enfrentó el 25 de junio (también a las 21 horas) contra Irlanda del Norte. El conjunto británico estaba de vacaciones tomando cervezas en el hotel porque se daban por eliminados con los resultados que se habían dado en el grupo. Tenían hechas las maletas para volver a casa tras jugar con los españoles.

Pero España volvió a dar la de arena. Con un once en el que Saura fue titular en base a los méritos contraídos, el equipo español vio como un mal despeje de Arconada en el minuto 3 de la segunda mitad fue cazado por el delantero Gerry Armstrong para convertir el 0-1 que a la postre sería definitivo ya que los anfitriones fueron incapaces de superar al guardameta norirlandés Patt Jennings.

La victoria in extremis en La Romareda de Yugoslavia ante Honduras obró el milagro e Irlanda del Norte pasó como primera de grupo y España como segunda por su enfrentamiento directo con Yugoslavia ya que estaban empatados a tres puntos. Los norirlandeses tuvieron que buscar hotel a la carrera y anular los billetes de vuelta a su país. 

España completó el fiasco en la segunda fase en el Bernabéu (entonces había una segunda fase con 4 grupos de 3 equipos y el primero de cada grupo accedía a semifinales. España perdió 1-2 contra la República Federal de Alemania y (ya eliminada) empató a cero ante Inglaterra.

Lo lógico es pensar que el Mundial 2030 no vendrá a Valencia, por eso era de ley recordar que cuando Mestalla fue sede del Mundial 82 lo hizo como hogar del anfitrión. No iba a conformarse con menos, aunque la selección española no acompañara con un rendimiento acorde al apoyo recibido desde la grada.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email