Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

SEVILLA, FC BARCELONA Y LA CHAMPIONS DECIDIRÁN EL FUTURO DEL PORTUGUÉS

Nuno se juega el futuro en diez días

Nuno se enfrenta a su momento más delicado como entrenador del Valencia. Salvo catástrofe seguirá tras el partido en Sevilla pero el doble duelo ante Barça y Lyon marcará su futuro

28/11/2015 - 

VALENCIA. Nuno se juega su futuro en el Valencia en menos de poco más de una semana. Tres partidos clave que debe afrontar el técnico en el que el club de Mestalla debe mostrar una reacción que de algún argumento a Peter Lim para seguir confiando su proyecto en el preparador portugués, tras las últimas decepciones en la Champions que han llevado la situación a prácticamente insostenible.

El próximo domingo el Valencia visita el Sánchez Pizjuán, la semana siguiente se enfrentará al FC Barcelona y posteriormente cerrará la primera fase contra el Olympique de Lyon el miércoles, con el intervalo de la Copa del Rey. En esos tres encuentros clave, el Valencia definirá gran parte de su futuro en la temporada como también lo hará el técnico.

En principio, y salvo catástrofe, Nuno seguirá como entrenador del Valencia pase lo que pase en el Sánchez Pizjuán. La confianza de Lim en el luso se va agotando pero todavía no está terminada, aunque un nuevo ridículo de los valencianistas como el realizado estos últimos encuentros podría precipitar los acontecimientos.

Así pues Nuno debe demostrar que puede hacer mejorar la situación y lo debe hacer ante dos rivales importantes como Sevilla y FC Barcelona. Unos malos resultados en estos encuentros dejarían al Valencia lejos de pelear por la parte alta de la clasificación y hacer peligrar muy seriamente la clasificación para Champions la próxima temporada. Si a este aspecto se le une la eliminación en Liga de Campeones, la estancia del técnico en el banquillo valencianista estaría al fin.

Pese a la mala relación con la grada, que ha pedido en repetidas ocasiones su marcha, los números -infinitamente mejores que las sensaciones- eran el gran sustento de Nuno delante de Peter Lim. Tras la victoria en Vigo y pese al desastre de Gante, el Valencia se situó a tres puntos de la Champions y con el pase a octavos en su mano, pero tras el tropiezo ante Las Palmas en Mestalla y la derrota en San Petersburgo que hace que los valencianistas no dependan de sí mismo, ha dejado está situación en límite.

En cambio, si el equipo saca resultados positivos ante el Sevilla y el FC Barcelona y finalmente consigue vencer al Lyon y que el Zenit le haga un favor para estar en octavos de final, el preparador luso ganaría un poco de crédito, al demostrar que su equipo puede volver a competir contra equipos importantes y al haber logrado cumplir con el objetivo en Liga de Campeones, aunque este escenario parece poco probable tras las sensaciones que ha mostrado en el césped y el duelo ante el Barça en Mestalla puede antojarse definitivo.

La relación de Nuno con la grada de Mestalla es algo que parece irreconducible y aunque lograra buenos resultados en esta serie de partidos, los aficionados valencianistas no cambiarán su opinión sobre él, pero una buena dinámica en estos diez días le haría volver a coger aire ante Peter Lim, como ya sucedió ante el Celta de Vigo, antes del parón por selecciones. En el caso contrario, el singapurense ya sabe lo que cuesta el despido del preparador luso.

El futuro de Nuno al frente del Valencia está en el alambre y el portugués tiene diez días para intentar revertir la situación y cambiar radicalmente la imagen mostrada en la última semana si quiere seguir al frente del club, algo que se antoja complicado vista la dinámica en la que ha entrado la entidad valencianista.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email