Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

opinión pd / OPINIÓN

Peter Lim compra la Playstation 5

18/11/2020 - 

VALÈNCIA.  No voy a tener la Playstation 5. Al menos de momento. Es durísimo empezar un artículo así, pero es la cruda realidad viendo que están agotadas prácticamente en todo el mundo. Y eso que todavía no ha salido oficialmente (a la redacción de este artículo). Pero les doy una exclusiva mundial: Peter Lim ya tiene su Playstation 5. Y se la ha comprado para jugar él y sus amigos, nadie más. No tengo ninguna prueba pero tampoco ninguna duda, aunque de eso ya hablaremos más adelante. Como tampoco tengo dudas de que lo que pasa con la nueva generación de consolas se asemeja como dos gotas de agua a la Youth Policy del Valencia CF.

Somos muy de añorar otras generaciones en casi todas las cosas. Lo reconozco, yo el primero.  El tiempo nos hace olvidar las cosas que detestábamos de otras plataformas y recordar con grandeza las que nos molaban. El cerebro humano es así de curioso. No me acuerdo de cuánto tardaba en cargar un juego o si tenía que soplar veinte veces un cartucho para que funcionara. Pero sí me acuerdo de frases como “En la Play 2 el PES le daba mil vueltas al FIFA”; o “En la Play 1 molaba copiar juegos y compartirlos con tus colegas”. Tiempos pasados seguro que fueron mejores, pero todo evoluciona y la nueva generación ya está aquí. 

Con el Valencia CF pasa algo parecido. Echamos de menos otras generaciones y otras formas de hacer las cosas. Es normal, fueron la leche. Era otro fútbol, otra gente, otro contexto. Equipos como consagrados como el del doblete, jugadores como el tridente Villa, Silva y Mata o la más reciente generación ganadora de la Copa del Rey con la dupla Marcelino y Mateu Alemany. Ahora lo recordamos con ilusión, felicidad y melancolía, pero hasta en esos tiempos hubo momentos complicados y duros para el valencianismo. Pero no quiero centrarme hoy en eso, sino en que en todas esas épocas, a pesar de los momentos buenos y malos, había un factor común: a la nueva generación se le deja evolucionar, no se la pone a los pies de los caballos.

Ahora que se vislumbra en el Valencia CF una nueva generación con los Guillamón, Kangin, Yunus Musah, Esquerdo, Facu…etc ; y en términos de liderazgo los Carlos Soler, Gayà, Lato y compañía… Hay que intentar dejarles evolucionar, apoyarles y cuidarlos.

Y es que, al igual que pasa con estos futbolistas, con la nueva generación hay que tener paciencia. La Playstation 5 y, por ende, la Xbox Series X, serán buenas consolas pero hay que darles tiempo a que puedan mostrar todas sus cualidades. Al principio los juegos serán muy flojos pero mostrarán algún destello distinto al de la generación anterior; seguro que darán algunos errores de funcionamiento; y que, ténganlo por seguro, mejorarán el hardware y software de la consola sobre la marcha, pero lo que está claro es que son el futuro.

Algo similar pasa en el Valencia CF, donde los futbolistas de nueva generación ya muestran destellos de lo que van a ser. Estoy seguro que al principio, cuando los ves sobre el césped, cometen errores e incluso les falta ese físico que otros jugadores con más experiencia sí tienen, o conceptos de juego que se adquieren con experiencia y minutos. Pero les digo algo,  Yunus hizo un partidazo contra el Getafe y lo repitió contra el Real Madrid. Velocidad, desborde y electricidad que hacía tiempo que no veníamos con esa potencia. Por algo se pegan ingleses y americanos por tenerlo en sus filas. O Hugo Guillamón, que con su buen hacer y saber estar dentro del terreno de juego es capaz de sacar el balón jugado como si llevara toda la vida en la zaga valencianista. O incluso más veteranos como Carlos y Jose Gayà que han dado un paso al frente y han asumido nuevos roles dentro de esta nueva generación de futbolistas.

No obstante tanto en Sony o Microsoft como en el Valencia CF hay un grave problema: El hype que ofrecen las compañías de sus productos. Una de las quejas más recurrentes al inicio de una nueva generación –de consolas o lo que sea- es que te venden algo que no se ajusta a la realidad. Sobredimensionan el producto que luego podría no asemejarse estrictamente a lo que percibes. Tráiler de juegos, demos de funcionamiento, cualidades en presentaciones que luego no aparecen… eso genera desconfianza y enfado. Siempre ha pasado y pasará cuando te engañan. Sea el ámbito que sea.

Es por ello que Meriton se equivoca gravemente en cómo vende la política de jugadores jóvenes –la famosa Youth Policy-. Comunica y presenta mal lo que estos chavales suponen para el Valencia CF. Es muy sencillo de explicar: te los venden como estrellas con una responsabilidad y magnitud que no les corresponde aún. Los ponen en primera línea y, muchos de ellos, acaban calcinados por la vorágine de la Primera División. De esta manera, el Valencia CF no puede vender como un fichaje de primer nivel a un jugador de la cantera, principalmente porque no lo es. Los puede renovar, pero no equiparar a un fichaje. Igual que Playstation no puede vender el Spiderman o Fifa 21 como nuevos juegos estrella de nueva generación, básicamente porque es una renovación que apenas mejora en cuatro detalles –gráficos, tiempos de carga y poco más-, las prestaciones del original de PS4. Son juegos renovados, de transición.

Como lo son estos futbolistas, que están en la transición de hacerse adultos y mejorar ese don que se les ha sido concedido. No podemos cargar de presión a futbolistas que todavía, por tiempo y edad, no deben tenerla. Hablo principalmente de los Yunus, Guillamón o Esquerdo, entre otros, por muy buenas condiciones que tengan -con renovación o cerca de tenerla-. Ya lo han sufrido bastante jugadores como Kangin Lee, confundidos en su rol, que tienen estancada su profesión en el equipo y renovación.

Porque con esa mala comunicación y decisión de club exponiendo –imagino que por necesidad y desconocimiento- a los jugadores en lugar de facilitarles su crecimiento, surgen actitudes de los mismos o comentarios del entorno que no hacen bien -ni justicia- al crecimiento de los futbolistas. Mensajes como “Ese chaval está verde”, “No tiene nivel para el Valencia CF”, “Necesita irse a un segunda para que le den patadas y lo hagan un hombre” o  -la que viene ahora me encanta- “le hace falta una cesión al Éibar como a Silva para foguearse”. Algún día contaremos la cesión de Silva al Éibar. Ibais a flipar. 

Así que seguro que Playstation 5 o Xbox Series X podría ser mejor consola de lo que es. Pero, ahora mismo que acaba de salir, es un sinsentido vender lo que no es y, seguramente, tener que recular posteriormente. De la comparación con PC ni hablamos, eso es otra liga.

Así que Peter Lim –y compañía-, valora lo que tienes, cuídalo, hazlo crecer, respétalo y, si no lo quieres, deja que otros lo tengamos y disfrutemos.  Lo mismo te digo de tu otro juguete, la Playstation 5.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email