X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Con una cláusula de 8 millones de euros, es un caramelo en el loco e inflacionario mercado del fútbol

Objetivo: atar a Kangin Lee

El mediapunta, que lleva anunciando su llegada al primer equipo desde que aterrizó de pequeñín en Paterna y empezó a hacer diabluras con la pelota, acaba contrato en 2019 pero, y ahí reside el riesgo de perderlo, su cláusula de rescisión es de 8 millones de euros.

13/03/2018 - 

VALÈNCIA. El futuro está en la Academia. De repente, el Valencia, que por necesidad giró el cuello hacia la escuela de la Ciudad deportiva de Paterna, ha encontrado diamantes en su vivero de jugadores. Uno de ellos es Kangin Lee. El habilidoso mediapunta surcoreano está en el listado de jugadores prioritarios a los que hay proteger a toda costa ante el acecho de Real Madrid, FC Barcelona y los millonarios clubes de la Premier League inglesa, pendientes de su mayoría de edad.

Con una cláusula de 8 millones de euros, Kangin, que hace unos días cumplió 17 años, es un caramelo en el loco e inflacionario mercado del fútbol. La velocidad a la que se mueve el circo del balón provoca que contratos y cláusulas de rescisión recién revisados se queden caducos muy temprano. Es el caso de Ferran Torres, por ejemplo. El Valencia lo renovó el 1 de enero y, después de su poderosa irrupción en el primer equipo, ya está trabajando en un nuevo blindaje tal y como publicó Plazadeportiva.com hace unos días. 

Sucede algo parecido con Kangin Lee. El mediapunta, que lleva anunciando su llegada al primer equipo desde que aterrizó de pequeñín en Paterna y empezó a hacer diabluras con la pelota, acaba contrato en 2019 pero, y ahí reside el riesgo de perderlo, su cláusula de rescisión es de 8 millones de euros. El club renovó al surcoreano hace justo un año hasta junio de 2019 para prevenir una fuga hacia el Real Madrid. 

Pudo haberse marchado al Manchester City

Tuvo suerte con Kangin el Valencia, ya que se pudo haber marchado en enero hacia el Manchester City cogido de la mano del delantero cadete Nabil Touaizi. Txiki Begiristain, director deportivo de los Sky blues, vino  a llevarse a los dos. El internacional surcoreano, finalmente, se quedó en Paterna de rebote gracias a un conflicto legal entre el Reino Unido y Corea del Sur en materia laboral que impedía la contratación de jugadores menores. 

La crisis que se llevó a Nabil y dejó al Valencia a un paso de perder a Kangin la originó la desmedida política de mano de hierro de José Ramón Alesanco, el anterior director deportivo del club. Su gestión en ambas operaciones molestó a las familias de los jugadores. Enemigo número uno de los representantes de los jugadores de la escuela, Alesanco no era partidario de mejorar contratos a niños que, en su opinión, todavía no habían ganado nada. Justo todo lo contrario es lo que sucede hoy con Mateu Alemany en la gestión.

"Vamos a protegerlos mediante cláusulas adecuadas para que los jugadores de la cantera no tengan opción de dejar el Valencia como desgraciadamente ha sucedido en el pasado. Nos gustaría que no volviera a suceder". La frase es de Mateu Alemany en su última comparecencia de prensa. El director general ha afrontado personalmente la reciente renovación hasta 2022 de Jordi Escobar, delantero centro del Juvenil A, al que ha abrigado con una cláusula de 80 millones de euros, la misma que defiende a Carlos Soler y a Toni Lato. 

Dentro de sus numerosas obligaciones y frentes abiertos, Alemany tiene agendado como asunto prioritario a Kangin Lee. El plan es diseñar un nuevo contrato que modifique el que firmó con Alesanco en marzo de 2017. En el documento, Kangin se comprometió hasta 2019 aunque entre las cláusulas figura una por la que la temporada que viene si disputa un número determinado de partidos con el Valencia Mestalla renovaría automáticamente hasta 2020. 

Juega con el Juvenil A y el Mestalla

Actualmente, Kangin pertenece a la plantilla del Juvenil A pero se entrena con el Valencia Mestalla. Cuando llega el fin de semana, los técnicos deciden con qué equipo juega. Se han dado casos en las últimas semanas, donde el jugador, cuando lo permitía el horario y la normativa de Federación, ha jugado un sábado con el Mestalla y un domingo con el Juvenil A. Kangin, además, ya ha llamado la atención de Marcelino que lo subido a trabajar con el primer equipo en varias ocasiones. En Corea del Sur es ya internacional sub 19 desde los 16 años, jugando con los mayores y adelantando plazos en su formación.

El Valencia trabaja para asegurar su futuro y proteger su plantel de jugadores. La próxima perlita en la que se centrará Mateu Alemany será Ferhat Cogalan, otro talento al que hay que proteger con un buen escudo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email