Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Sin caras nuevas a dos semanas de comenzar La Liga

1/09/2020 - 

VALÈNCIA.  El Valencia CF ya conoce que La Liga comenzará el fin de semana del 12-13 de septiembre. Incluso ya sabe, tras ser sorteado este pasado lunes el calendario, que debutará jugando como local ante el Levante UD en Mestalla.

A día de hoy, nadie puede asegurar que para el debut el equipo de Javi Gracia vaya a acoger caras nuevas en forma de fichajes; es decir, sin contar con los futbolistas procedentes desde el Mestalla, y tampoco con la recuperación de cedidos (Lato, Jason, Racic…).

Tras más de veinte días de pretemporada (podríamos decir que el 10 de agosto comenzaron los entrenamientos) y a once (o doce) días de comenzar el campeonato, el Valencia se encuentra ante una situación inédita: no hay fichajes.

Desde el club se sigue aludiendo a las dificultades económicas provocadas por la COVID, y que -dadas estas apreturas de tesorería- aún habrá que sacar algún futbolista más de la plantilla para poder afrontar algún refuerzo.

El primero en sonar desde fue Diogo Leite desde Portugal. Parecía que todo estaba en disposición para cerrar esta contratación (así llegó a asegurarlo el entorno de Jorge Mendes en sus medios de referencia), sin embargo hasta esa operación está congelada.

En los últimos días han sonado con fuerza el medio centro del Watford, Capoué, lops delanteros Borja Mayoral (Real Madrid) y Luis Suárez (Watford), el central Pezella (Fiorentina, y ya vigilado desde la época de César Sánchez) y un sinfín de guardametas (Gero Rulli ha sido el último nombre en aparecer en la lista). Sin embargo, y por el momento, no ha llegado nadie.

Como apuntábamos unas líneas más arriba, esta es una situación absolutamente anómala. Dando por sentado que la mayoría de equipos cierran sus plantillas con el campeonato ya iniciado (el 5 de octubre es la fecha tope en este atípico año), no es normal la ausencia de futbolistas de refuerzo.

Sin ir más lejos, la temporada anterior ya viajaron al stage de Crans Montana en el mes de julio Jasper Cillessen, Maxi Gómez o Jason Remeseiro entre otros. Sobre la bocina llegaron Mangalá, Jaume Costa y Correia.

Para el verano anterior (el de la 18-19) Wass o Diakhaby ya viajaron con el grupo que trabajó en tierras alpinas en la pretemporada, mientras que el tira y afloja constante con el Cholo Simeone relegó al francés Kevin Gameiro a ser el último en incorporarse.

Incluso en plena reconstrucción en la temporada 17-18, jugadores como Neto Murara o Nemanya Maksimovic (fichado en las navidades del año anterior) ya viajaron a Evian para iniciar el trabajo son sus nuevos compañeros, y futbolistas como Jeison Murillo o Gabriel Paulista llegaron a finales del mes de julio.

La temporada 16-17 alternó de todo. Hubo fichajes más tempraneros como el de Martín Montoya, futbolistas llegados en agosto (Mario Suárez) y dos sobre la bocina. Tras el grito desesperado de ayuda de Suso García Pitarch a Jorge Mendes en una reunión para la cual el de La Pobla se desplazó a Madrid, llegaron Mangalá y Ezequiel Garay para apuntalar el centro de la defensa. También en las últimas horas de mercado, llegó ese año Munir El Haddadi.

La segunda campaña de Meriton (la 15-16) comenzó con la llegada de jóvenes valores como el gallego Santi Mina o el belga Zakaría Bakkali.  Para la pretemporada, y preparar la previa de Champions frente al Mónaco llegó el portero Matt Ryan dado que no se confiaba en Joel y Diego Alves se lesionó de gravedad en el último partido de la temporada anterior. La plantilla la completó a última hora el argelino procedente del propio Mónaco, Aymen Abdennour. Un fichaje que junto al de Aderllan Santos, resultaron absolutamente ruinosos.

Y la primera temporada de Meriton, la 14-15, fueron un goteo constante de llegadas de futbolistas. Aunque el primero en incorporarse fue Nico Otamendi, dado que estaba fichado desde el mercado invernal anterior, aunque sin sitio por un problema cupo de extracomunitarios. Ese verano la plantilla la cerró Álvaro Negredo quien ya llegó con el campeonato iniciado y levantando una expectación inusitada. Unas 17.000 personas se dieron cita en las gradas para recibir a un refuerzo catalogado por el propio Nuno Espírito Santo como “la bomba” y que al final no dio el resultado esperado pese a los 24 millones de euros pagados al Manchester City.

Al final, sea por unas causas o por otras, el verano de 2020 está siendo la pretemporada más atípica de todas cuantas se recuerdan. Ni Meriton, con su peculiar manera de entender el negocio, se había demorado tanto en la llegada de fichajes. La Liga comienza el 12 de septiembre y el mercado acaba el 5 de octubre. De aquí a allá, veremos qué ocurre.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email