X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

La continuidad del técnico quedará pendiente de un hilo si el valencia no es capaz de ganarle al huesca

Bola de partido para Marcelino

18/12/2018 - 

VALÈNCIA. Mateu Alemany, repreguntado ayer en una rueda de prensa con los medios de comunicación, repitió hasta en tres ocasiones que Marcelino "seguirá, seguirá, seguirá" suceda lo que suceda ante el Huesca. Antes de mostrarse tan convencido sobre la continuidad del entrenador asturiano, el director general del Valencia dijo que no le gustaba "hablar de hipótesis". El ejecutivo hizo estas manifestaciones en el paseo marítimo de la playa de la Patacona, delante del restaurante en el que Valencia celebró su comida de Navidad con la prensa

Las declaraciones de Alemany responden al abecé formal de un ejecutivo, que además es portavoz o suele ejercer como portavoz en un club de alto rendimiento como el de Mestalla. La realidad indica, no obstante, todo lo contrario. Marcelino está cuestionado por primera vez desde su llegada a Valencia hace temporada y media. El entrenador asturiano atraviesa por su momento más bajo de popularidad y en la zona noble de la entidad existen dudas sobre si será capaz de revertir la situación y llegará a alcanzar el objetivo de la Liga de Campeones.

El empate en Ipurua, insuficiente y estéril a nivel clasificatorio, no ha reforzado al técnico pese a que el nivel de juego del equipo durante determinadas fases del partido fue superior al mostrado en buena parte de la temporada. Marcelino ya llegaba cuestionado al fuerte eibarrés y la percepción sobre su trabajo no ha cambiado en las últimas horas pese a que en Eibar las irregularidades del VAR sirven de coartada.

Anil Murthy, que en sus últimas manifestaciones públicas no ha sido tan contundente como su director general ayer sobre la continuidad del entrenador, recela de Marcelino y el propio Mateu Alemany, pese a sus recientes palabras, comienza a tomar distancia.

Murthy y Mateu abandonaron Eibar el sábado por la noche preocupados por la clasificación del equipo y conscientes de que si Villarreal y Athletic Club ganaban en sus duelos de domingo y lunes, respectivamente, el equipo se quedaría colgando a dos puntos del descenso. Afortunadamente el submarino y los leones empataron sus duelos y la distancia sigue siendo de cuatro puntos.

Lo cierto es que, según respira el club de puertas adentro, la carrera del entrenador asturiano en Mestalla quedaría pendiente de un hilo si el equipo no suma una victoria ante el Huesca. Otro traspié precipitaría una nueva consulta con Peter Lim, que determinaría qué hacer tras escuchar a sus hombres de confianza, fundamentalmente a Murthy y Alemany. El partido ante el colista de la categoría, que también supera en goles a favor al Valencia, es una bola de partido para el técnico antes de Navidad.

La negativa oficial respecto al horizonte de Marcelino tiene la misma fuerza que el discurso del club negando la posibilidad de refuerzos. Mateu Alemany aseguró que no se va a ir al mercado de invierno a fichar "aunque el Valencia tiene la obligación de estar pendiente". La secretaria técnica, en cambio, lleva tiempo en marcha, pese a que según el director general no se mueve. Se buscan dos delanteros, o un jugador de banda polivalente que pueda jugar arriba y un punta.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email