Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

En juego el futuro inmediato de la Segunda B y Tercera

El 'bazooka' de Rubiales para atajar la crisis en el fútbol aficionado originada por la pandemia

4/05/2020 - 

ALICANTE. Durante la crisis financiera de 2008 se hizo famoso en Estados Unidos el 'bazooka' con el que el Congreso armó al secretario del Tesoro, Henry Paulson, para tratar de calmar a los mercados ante la insolvencia de las entidades.

A diferencia de 'Hank' Paulson (que inicialmente no creía necesitar esa arma, aunque luego llegó a implorar a los senadores que le dotasen con ella, pero asegurando que no pensaba usarla (rescatar a los bancos con dinero público) y finalmente no solo la disparó, es que le resultó insuficiente en el campo de batalla), el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, en cuanto vio la que se organizaba con su propuesta de 'play-off' exprés para Segunda B y Tercera, no solo ha reclamado al Gobierno un 'bazooka' para luchar contra la crisis provocada por la pandemia de Covid-19 en el fútbol aficionado, sino que directamente lo ha hecho para usarla.

El ejecutivo, que habla por boca del Consejo Superior de Deportes (CSD), ya le ha dicho a Rubiales (lo hizo incluso públicamente, concretamente su presidenta, Irene Lozano, en una entrevista concedida al Diario AS) que tendrá esa arma. Todo apunta a que el 'bazooka' que pondrá el Gobierno en manos de Rubiales será un Decreto-Ley: una norma que, de acuerdo con el artículo 86 de la Constitución, tiene rango de Ley y, si bien no puede versar sobre determinadas materias y ha de ser validada por el Congreso en los 30 días siguientes a su promulgación, solo puede ser impugnada ante el Tribunal Constitucional, lo que constituye un blindaje infinitamente mayor del que gozan el Reglamento o la Orden Ministerial (que se impugnan ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo) y una tramitación mucho más ágil que la que tiene el Decreto Legislativo. Es precisamente agilidad, celeridad lo que exige este momento (con los clubes ahogados económicamente y un Reglamento General de la RFEF, cuya actual versión no permite declarar nula la temporada o cambiar las bases de la competición a mitad de la misma) y lo que se exige en el citado precepto de la Carta Magna para dictar un Decreto-ley: "una situación de extraordinaria y urgente necesidad".

Cuándo

Las preguntas ahora mismo son cuándo pondrá el ejecutivo en manos de Rubiales ese 'bazooka' y qué dirá el mismo (el Decreto-Ley).

En cuanto a la primera, podría ser a lo largo de esta semana cuando el ejecutivo de Pedro Sánchez introduzca en alguno de los no pocos Reales Decretos-Ley que semanalmente promulga una disposición relativa a este asunto. 

Y por lo que se refiere a qué dirá esa disposición, lo normal es que faculte a la RFEF (y al resto de federaciones que organizan competiciones no profesionales, no es una cuestión que se circunscriba solo al fútbol) para tomar la decisión de poner fin por adelantado a la temporada como crea conveniente (con ascensos y descensos; solo con ascensos; o sin ascensos y descensos, es decir, declararla nula) si no se puede jugar más allá del 30 de junio y como estaba previsto (liga regular, 'play-off', 'play-out', etc), algo por lo que abogaba Rubiales en marzo pero que hoy parece ya imposible para muchos.

El pasado miércoles trascendía que la Junta Directiva de la Federación se reúne el día 7 (este miércoles) y que la Comisión Delegada de la Asamblea General de la RFEF lo hace el 8 (el viernes). Es ese segundo órgano federativo que integran Rubiales, cuatro barones territoriales, dos clubes del fútbol profesional y otros dos del aficionado y representantes de futbolistas, entrenadores y árbitros, el competente para tomar una decisión respecto a la finalización de la temporada (modificar el reglamento y las bases de la competición), por lo que si el gobierno faculta a la RFEF para hacer de su capa un sayo sin miedo a impugnaciones (el asunto tiene de todo menos pacífico) de aquí al jueves, por medio de un Real Decreto-Ley, será el viernes 8 cuando se resuelva qué ocurre con la Segunda B, Tercera...

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email