Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Las gradas vacías convierten al Valencia en un equipo perdedor

26/10/2020 - 

VALÈNCIA. Que la pandemia del COVID nos ha cambiado la vida a todos es un axioma irrebatible. Que a la mayoría le ha cambiado para mal, es poco discutible y esto también se está reflejando en el mundo del fútbol; sin ir más lejos al Valencia CF le ha supuesto un handicap de unas condiciones inimaginables tan solo hace un año cuando se paseaba por Europa coleccionando victorias en Stamford Bridge o en el Johan Cruyff Arena.

A día de hoy la plantilla es muy diferente y ha perdido valor en unos porcentajes alarmantes, y pese a que la propiedad ha escogido el tema de la pandemia como la excusa para justificarlo todo, sí hay un realidad que tiene relación directa con la nueva situación del día a día: el equipo nota -entre otros factores, repetimos- la falta de público en los estadios (fundamentalmente en Mestalla).

Desde que la liga volviera en junio y contando con las siete jornadas disputadas hasta el momento, el Valencia ha disputado un total de 18 encuentros oficiales. El balance es aterrador 5 victorias, 3 empates y 10 derrotas; es decir sólo se han conseguido 18 puntos de los 54 en juego (una tercera parte).

En Mestalla todavía es más sangrante el dato. La temporada anterior y antes del estallido de la pandemia (o sea, con público en la grada) el equipo en liga no conoció la derrota: 8 victorias y 6 empates. Es decir, 30 puntos de los 42 en juego (casi un 75%). Tras la vuelta del fútbol sin espectadores, se han disputado en el viejo coliseo de la Avenida de Suecia 8 encuentros con 4 victorias, 2 empates y dos derrotas (14 puntos de 24 posibles).

Fuera de Mestalla (donde teóricamente se deberían de igualar las fuerzas ya que no hay presión como actuar como visitante) los números son verdaderamente alarmantes. Diez partidos sin público como visitante con una victoria, un empate y una derrota. Son cifras insostenibles ni siquiera para un equipo que luche por la permanencia. Sin embargo esta mala tendencia ya se apuntó durante el tramo de la temporada anterior en la que se jugó fuera de Mestalla. En 13 encuentros como visitante y con gente en la grada el equipo consiguió 3 victorias, 3 empates y 7 derrotas: total, 12 puntos de 39 (menos de un tercio).

Los números con y sin público (con y sin pandemia) son malos por eso el equipo se quedó fuera de Europa la temporada pasada y este año ha comenzado en la parte baja de la tabla clasificatoria. Son la consecuencia de una pésima gestión deportiva en manos de gente desconocedora de los parámetros mínimos exigibles para planificar una política deportiva mínimamente coherente para un equipo de élite. Sin embargo no es menos cierto, que el aliento de Mestalla empuja mucho. Y sin ese plus para apoyarse, se hace muy complicado un punto de apoyo para levantarse y caminar con firmeza.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email