Hoy es 16 de julio
GRUPO PLAZA

historias del murciélago

El último exilio

29/06/2024 - 

VALÈNCIA. Con los partidos a puerta cerrada y los cierres parciales de gradas, ha ido desapareciendo aquello de jugar en el destierro. Era otro fútbol y otros tiempos, pero si bien Mestalla ha servido en dos ocasiones al Real Madrid como terreno de juego donde jugar partidos europeos en el exilio, también es curioso que el conjunto blanco ha sido el protagonista de dos cierres de Mestalla.

El primero de ello es el de hace dos temporadas con el "show" Vinicius y todo el linchamiento mediático aún fresco en la memoria colectiva. Sin embargo hay otro precedente de incidentes contra el Madrid que llevó al entonces estadio Luís Casanova a ser clausurado.

Fue tras un encuentro de cuartos de final de la Copa del Rey de la temporada 91/92. El Valencia Cf perdió 2-1 la ida en el Bernabéu y la vuelta se jugaría en Mestalla el 25 de febrero de 1992. El Madrid se clasificó tras empatar a cero en un partido muy accidentado. El arbitraje del colegiado vasco Urío Velázquez encendió excesivamente los ánimos de la grada con múltiples lanzamientos de objetos hasta el punto que el colegiado amenazó con suspender el encuentro.

La culpa de que el partido se suspendiera unos minutos fue  debido a que una moneda de 100 pesetas impactó en el colegiado en el minuto 53. Como consecuencia de aquello, el juez único de Competición, José Javier Forcén (a quien jocosamente el periodista José María García describía como "el hombre que se reúne consigo mismo") decretó el cierre del estadio Luís Casanova por un encuentro.

Dado que el estadio de Castalia reunía las condiciones de kilometraje de separación con el estadio clausurado que imponía la norma de RFEF en aquel momento, y que era el desplazamiento más cómodo para los aficionados, la directiva presidida por Arturo Tuzón decidió que el feudo albinegro sería la sede elegida para jugar el partido en el destierro.

Así que hasta allí se desplazó el Valencia CF para disputar el 4 de abril la jornada 29 del campeonato ante Osasuna. Cabe destacar que pese a que el desplazamiento era cómodo y que Castalia tiene una capacidad muy por debajo de la de Mestalla (15.000 espectadores), el estadio no se llenó para ver el partido.

Quizá la lluvia y la fría tarde hicieron retraerse al público de ir a animar a los suyos y lo bien cierto es que se evitaron tener que presenciar una derrota del equipo entonces entrenado por el holandés Guus Hiddink.

El Valencia aquella tarde vio como Osasuna le ganaba por 1-2 y formó con este equipo: Sempere, Voro (Eloy, m. 30), Arias, Camarasa, Giner, Leonardo; Tomás, Arroyo, Fernando, Penev y Rommel Fernández. El partido vio también la expulsión de Giner en el minuto 77 tras un penalti que Jan Urban transformaba para hacer el 0-1. Empató Eloy Olaya en el minuto 87, pero sólo un minuto más tarde Merino hizo el gol del triunfo.

Desde entonces, el Valencia CF no ha tenido que volver a jugar en el exilio como local, aunque sí hubo un partido de Copa a puerta cerrada ante el Depor en la temporada 2005/2006 y el más reciente partido pre-pandemia ante el Atalanta en la 2019/20.

Destacar también que el equipo valencianista si ha jugado en dos ocasiones en Europa en el exilio pero como visitante. En la 2003/04 ante el Maccabi Haifa en Róterdam por la situación en el país israelita y en el año 2014 por la situación en Ucrania que obligó a jugarse el encuentro en Nicosia (Chipre). El primero lo ganó por 0-4 y el segundo por 0-2. Si te toca ir al exilio, mejor como visitante.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email