GRUPO PLAZA

entrenadores valencianos por el mundo

Fran Constancio: "En Inglaterra los jugadores socializan después de pegarse unas ostias de miedo durante el partido"

23/05/2024 - 

VALÈNCIA. De viajar a Inglaterra para mejorar "el speaking y el listening", tras unas oposiciones a maestro en las que no obtuvo plaza, a meter cabeza en el fútbol inglés. Es el trayecto vital de 10 años de Francisco Constancio Calvo (Llíria, 13/06/1983) que, de momento, le ha llevado a reestructurar el Biggleswade United FC y a trabajar en las Academias del Northampton Town FC y el MK Dons. "En septiembre de 2013 hice la maleta y llegué a Birmingham. Me busqué trabajo para pagar los gastos de vivienda y manutención y mejorar el speaking y el listening, porque la gramática la llevaba bien, pero al ser maestro, necesitaba mejorar el ingles", recuerda Fran Calvo que, gracias a otro edetano como Juan Torrijo, pronto entró en el círculo de entrenadores españoles que trabajan en el Reino Unido.

En su experiencia en Inglaterra, Fran Calvo, de 40 años, destaca "la cultura" del fútbol inglés. "Hasta que no estás dentro y la vives no te das cuenta" y resalta cómo confraternizan los jugadores tras los partidos en el llamado Club Housque hay en cada estadio. "Los futbolistas de los dos equipos socializan después del partido, después de pegarse unas ostias de miedo y no pasa nada. Es una costumbre muy sana que en España no la puedes ver", explica el técnico edetano que empezó en el banquillo en el Atlético Vallbonense y en el Llíria CF y que actualmente es el técnico asistente en el filial del MK Dons. "Los ingleses tienen el sentido de pertenencia muy arraigado a su club", subraya en su charla con Plaza Deportiva.

- ¿Acabas de finalizar la temporada en el MK Dons y estás de vacaciones?

- Sí, así es, estoy de vacaciones tras terminar la temporada. El MK Dons es un club de fútbol de Inglaterra de la ciudad de Milton Keynes en Buckinghamshire. Estoy en el equipo filial, aunque hubo un momento en octubre donde me hice cargo de los entrenamientos del primer equipo durante una transición entre un entrenador que fue despedido y el que llego nuevo.

 - Es tu tercer club en Inglaterra.

- Sí, mi primer club fue el Biggleswade United FC, luego el Northampton Town Football Club y ahora estoy en el MK Dons.

-  Pero te marchaste a Inglaterra a mejorar tu inglés, pese a que tienes formación de entrenador.

- Tengo los tres cursos de entrenador. Los obtuve en el Complejo Educativo de Cheste, pero a Inglaterra fui a estudiar inglés. En septiembre de 2013 hice la maleta y llegué a Birmingham. Me busqué trabajo para pagar los gastos de vivienda y manutención y mejorar el speaking y el listening, porque la gramática la llevaba bien, pero al ser maestro, necesitaba mejorar el ingles. 

- Porque tu formación, como la de muchos entrenadores, es la de magisterio. 

- Al final los entrenadores tenemos mucho de docentes porque el entrenador también enseña a los jugadores que tiene a su cargo. Estudie Magisterio de Educación Física en la Universidad Católica de Valencia. Y después de las oposiciones de verano de 2013, en las que no saqué plaza, decidí marcharme a Inglaterra.

- En Valencia, habías entrenado en Preferente en tu casa, Llíria.

- Antes de entrenar en Inglaterra lo había hecho en el Llíria CF como primer entrenador del equipo amateur en Preferente en la 2011-12 y la 2012-13. Antes entrené tres temporadas en juveniles. Y empecé a formarme en la cantera del Atlético Vallbonense. Lo de entrenar chavales vino de casualidad, pero me incentivó a estudiar Magisterio.

- ¿Por qué fue casualidad?

- Es curioso, pero estaba jugando de juvenil en el Vallbonense y, al mimo tiempo, subía al primer equipo. Entonces Manolo Grueso me llamo a su despacho y me ofreció llevar un equipo de la base, me dijo que quería que le ayudara y que entrenara al equipo de su nieto. 

- Su nieto es Toni Lato

Sí, en aquel momento estaba en un equipo mezcla de querubines con prebenjamines de primer año. Toni tendría entre cuatro o cinco años.

- ¿Qué tal era?

- Tímido, pero muy bueno. Tenía una zurda de escándalo. Era rápido y habilidoso. Siempre intentaba hacer las cosas para los demás, no para él. Aún tengo contacto y amistad con él.

- En Inglaterra sucedió algo similar, apareció el fútbol, de nuevo, por casualidad

 - Sí, más o menos. No lo tenía previsto. Juan Torrijo, que también es de Llíria, estaba en el Brighton & Hove Albion FC de preparador físico en el cuerpo técnico de Oscar Garcia, y luego en el Maccabi con Pako Ayestarán. Ambos, tenían amistad con el periodista español que trabaja en Inglaterra, Guillem Balagué, que, además, es propietario del Biggleswade United. Balagué estaba reorganizando el club y necesitaba gente de confianza porque quería una estructura como la de un club español. Se puso en contacto conmigo y me explicó lo que quería. Me llevó a montarle la estructura del club, con la misma metodología desde arriba hasta abajo. En el club no había cantera. Y organicé desde un sub-6 hasta un sub-18, además de un filial y dos equipos femeninos. También le ayudé a establecer al primer equipo en la categoría, que sería como una preferente en España. Se llama Step 5, la novena categoría inglesa.

- El fútbol inglés te atrapó y del Biggleswade pasaste a la estructura del Northampton Town

- En el Northampton Town sub-19. Me dieron un programa de educación relacionado con el fútbol. Estaba de coordinador en un ciclo formativo de dos años parecido al TAFAD de España. Me lo ofrecieron para compensar el salario y trabajar en el club fulltime en la Academia. Estuve en la estructura cinco años. Me dieron el primer año el sub-14, luego el sub-16 y después el sub-19. Cada año fui subiendo en el escalafón de equipos. 

- ¿Cómo llegó al Northampton Town FC?

- Pues fue igual que luego al MK Dons. Había una oferta de trabajo en internet para entrenador de la Academia del club, rellené los documentos y envié el curriculum. Me llamaron para las entrevistas y me dieron el puesto.

- ¿Lo ficharon por una oferta de trabajo en una web en los dos clubes?

- En Inglaterra los puestos de trabajo para los clubes se abren por websites y a traves del gobierno. Rellené mis datos con el curriculum, fui a un par de entrevistas y me ofrecieron a mí el trabajo en el Northampton. Luego me pasó lo mismo en el MK Dons. Además por el mismo método intenté optar a un puesto de trabajo en el sub-18 del Arsenal, pero se lo dieron a Jack Wilshere, que acababa de retirarse en el club. Wilshere ya estaba dentro del club, pero tuvo que pasar por el mismo proceso de entrevistas y trámites que todo el mundo.

- Es curioso ese proceso de selección en los clubes ingleses.

- Sí, en España no sucede. La English Football League (EFL), la entidad que gestiona Premier League, Championship, League One y League Two, las categorías profesionales, determina que cualquier puesto de trabajo se publique en su website. Están obligados por ley todos los clubes a hacerlo así. Y aunque tengan pensado poner a una persona interna, tienen que abrir el concurso para el puesto de trabajo y entrevistar a todos los candidatos.

- Al MK Dons, tu actual club, llegas en 2023. ¿Con qué rol?

- Cuando llego, el rol que tengo es el de asistente del equipo filial y el de coordinador de equipos, desde el sub-14 al sub-16, que vendrían a ser un infantil A y un cadete A y B en España. Coordino esas franjas de edad durante la semana además de ayudar al equipo filial, el sub-18, como entrenador asistente del primer entrenador. En octubre el entrenador estuvo de baja y me hice cargo del equipo hasta finales de enero. Luego hubo un cambio de entrenador en el primer equipo y esa semana de transición entre uno y otro llevé al primer equipo de lunes a miércoles. Las dos primeras semanas tras el cambio estuve ayudando al nuevo cuerpo técnico. Cuando se asientan vuelvo al filial para preparar la FA Youth Cup.

- ¿Qué tal ha ido la temporada?

- La temporada se divide en dos partes. La primera parte es la Youth Alliance League, y la segunda la Merit League. En la primera parte quedamos terceros por detrás de Wimbledon y Cambridge, y en la segunda parte de la temporada, donde cedemos a la mayoría de jugadores a equipos amateurs y subimos a jugadores más jóvenes, quedamos séptimos.

- Ahora está de vacaciones en Llíria.

- Volvemos a entrenar el 26 de junio. Este año la temporada comienza el 10 de agosto, una semana más tarde por la Eurocopa de Alemania.

- ¿En Inglaterra vive en Milton Keynes?

- No, estoy con mi pareja en Lutton. Vivo allí por comodidad porque está más cerca de Londrés y a un paso de las dos autovías que te llevan a todos los sitios y, además, hay aeropuerto.  Apenas está a media hora de Milton y es mejor ciudad.

- ¿En qué ha mejorado en su experiencia inglesa?

-Conforme he ido pasando de clubes, he ido creciendo de nivel. Me ha ido enseñando cosas el hecho de comenzar a trabajar en la estructura de un club de Step 5 a hacerlo en un League One o League Two. En el Northampton los juveniles ya eran profesionales y eso se nota. Se nota el salto en la calidad de los futbolistas. Cada cambio te exige mejorar y prepararte mejor. Las experiencias te van curtiendo.

- ¿Y el juego? ¿Ha apreciado alguna evolución en Inglaterra con la influencia de los técnicos españoles?

- Hasta hace poco el juego era de intensidad, de correr, de brega. Mucho juego directo y atención a los rechaces. Se jugaba así desde Step 5 a League Two. Hoy, en League Two hay clubes que intentan jugar al balón. La Federación Inglesa también ha influido dándolo más importancia al trato del balón desde sus categorías inferiores. En League One hay más orden, jugadores desequilibrantes, unos contra unos... Ya no hay tanto fútbol directo excepto en clubes que lo hacen por necesidad y las condiciones de un campo pequeño. La tendencia en Inglaterra la han cambiado entrenadores como Guardiola, Pochettino o Klopp. Se intenta jugar más el balón no optar sólo por transiciones y ataque directo.

- ¿Y cómo le gusta jugar a Fran Calvo?

- Me gusta un equipo ordenado. Un equipo que sabe cómo atacar, como defender y como ordenarse para que no le hagan daño. Un equipo que intenta jugar al juego que toca en cada momento. Un equipo que se junta cuando tiene que hacerlo y que sabe sufrir.

- ¿Cómo es la afición inglesa?

- Me llama la atención la cantidad de gente que se desplaza con su equipo. Hay equipos que desplazan fuera de casa a 1.800 y 2.000 personas cada sábado, sea a dónde sea. El aficionado inglés es del equipo de su ciudad y va a muerte con su equipo desde el principio hasta el final. Si hay problemas, como los que ha tenido el Reading con su propiedad, no lo pagan con el equipo o el entrenador. Eligen su forma de protestar, pero los estadios están llenos y se desplazan con su equipo. Supongo que ayuda que los horarios sean a las tres de la tarde, porque eso facilita los viajes de la afición en trayectos de tres o cuatro horas de ida y vuelta. Los ingleses tienen el sentido de pertenencia muy arraigado a su club.

- Este año el primer equipo cuenta con el AFC Wimbledon como rival, club que se formó cuando el dueño del Wimbledon FC decidió trasladarse a Milton Keynes y al año siguiente le cambió el nombre por el MK Dons. ¿Hay mucha rivalidad?

- Estamos en la misma categoría. Nosotros bajamos la temporada pasada. Hay más rivalidad por parte de sus fans, los que fundaron el actual AFC Wimbledon. El partido se calentó mucho por redes sociales. Pero ya sucedía cuando se enfrentaban los equipos de ambas academias. En categorías inferiores ya había mucha tensión. Pero, bueno, hay que convivir con eso. En los partidos del primer equipo, hay mucha policía y mucha seguridad en ambos estadios, aunque como el suyo es más pequeño es más fácil de controlar por la policía. Para nosotros hay más rivalidad con el Oxford o el Northampton, aunque están en League One ahora.

- ¿Qué me cuentas del fenómeno del Wrexham AFC y su doble ascenso desde el cambio de propietarios?

- Han conseguido su segundo ascenso consecutivo y el año que viene jugarán en League One. Tienen una plantilla compensada, con mucha experiencia, con jugadores de experiencia y calidad como Elliot Lee, por ejemplo, que fue suplente en nuestro campo. Esto habla del fondo de armario que tienen. Pueden hacerlo bien en League One sin tocar apenas piezas, aunque esto depende de muchos factores, claro. En esa categoría hay monstruos como el Bolton, el Barnsley o el Wycombe. Subir a Championship les va a ser difícil, aunque por inversión y proyecto lo podrían hacer. A este paso podrían desbancar al Swansea City y al Cardiff City como mejor club de gales en pocos años.

- ¿Qué costumbre del fútbol inglesa destacas? 

- La cultura inglesa es muy, muy diferente. Hasta que no estás dentro y la vives no te das cuenta. Por ejemplo, la primera ronda de la FA Cup se respeta muchísimo en los clubes pequeños. Hay una tensión diferente, todo está enfocado a ese partido, que en ese momento es el más importante de la temporada. Luego, cuando acaban los partidos está la costumbre de acudir al club social o al Club House.  Que haya jugadores haciéndose una cerveza con los rivales o comiendo tras un partido, eso en España no se da. En Biggleswade el club social estaba al lado de los vestuarios, en Northampton estaba en el primer piso de la tribuna y en el estadio del MK Dons hay dos salas. Los jugadores confraternizan, hay familiares también. Socializan después del partido, después de pegarse unas ostias de miedo y no pasa nada. Es una costumbre muy sana que en España no la puedes ver. Es otra cultura".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email