GRUPO PLAZA

entrenadores valencianos por el mundo

Los guantes y la sabiduría de Alejandro Rosalén se cotizan en Italia

30/05/2024 - 

VALÈNCIA. Los guantes de Alejandro Rosalén López (Llíria, 25/02/1977) preparan a los porteros del Società Sportiva Calcio Napoliantes a los de la Associazione Calcio Firenze Fiorentina y en su primera salida europea también a los del Videoton de Hungría. Formado en la escuela del Valencia CF en Paterna durante 8 años, Alejandro Rosalén empezó a entrenar tras dejar de competir con el Llíria CF en Preferente. Desde El Canó de Llíria al Estadio Diego Armando Maradona de la bulliciosa y pasional Nápoles, "una ciudad que tiene el color de València", donde el curso pasado levantó un Scudetto.

Los técnicos valencianos Manolo y Eduardo Maciá lo impulsaron a salir a Székesfehérvár en Hungría, luego a Florencia "a prueba" y en una decisión que tilda de "arriesgada" porque era un todo o nada. La moneda salió cara en Florencia y su estancia en el Estadio Artemio Franchi salió bien... Hasta que llegó Gennaro Gattuso con dos preparadores de porteros y tuvo que salir de La Viola y "de una ciudad preciosa" que lleva "en el corazón". "En Valencia lo conocéis bien. Cuando lo ficharon, el Valencia CF, en cambio, mantuvo a José Manuel Ochotorena con buen criterio", recuerda, con algo de resquemor hacia Rino Gattuso.

Pero fue salir de La Fiore y firmar por el Napoli en un contrato récordSus guantes y su sabiduría se cotizan en Italia. "Todo fue muy rápido. En cinco días, desde que salgo de la Fiore, firmé con el Nápoles", destaca el técnico edetano de 47 años. Ahora disfruta preparando al internacional italiano Álex Meret frente a una afición "exageradamente pasional" donde Maradona es una religión. 

- ¿Dónde comienza la historia de Alejandro Rosalén como preparador de porteros?

- Empecé en el Llíria CF, el equipo de mi pueblo. Me retiré con 24 años e inicié mi carrera entrenando a los porteros del equipo en Preferente durante dos años. Allí comenzó todo. Luego me fui con José Durá al Ribarroja y me puse a estudiar para formarme.

- ¿Como preparador de porteros?

- Y como entrenador. Tengo los tres niveles de entrenador. Los académicos. Soy técnico deportivo superior. Cuando me fui al Ribarroja estaba estudiando el Máster Universitario de Especialista en Entrenador de Porteros de la Real Federación Española de Fútbol, era la titulación máxima a nivel de porteros en España. La hice en Las Rozas. Luego cursé y obtuve el UEFA Goalkeeper A, la máxima titulación dentro de la especialidad de porteros.

- Estuviste en la disciplina del Valencia CF durante 8 años.

- Desde 2004 a 2012 trabajé en la Ciudad Deportiva de Paterna preparando a los porteros de la escuela. Pasé por todas las categorías. Desde el fútbol 8 hasta juveniles. Allí aprendí el oficio y me formé como entrenador colaborando con grandísimos entrenadores como Luis Pascual y Jose Manuel Ochotorena.

- ¿Y cómo acabas en Hungría?

- A Manolo Maciá, que trabaja en el Valencia CF, le preguntaron por un preparador porteros desde el Videoton FC de Hungría. Necesitaban un entrenador de porteros que cumpliera los requisitos de saber inglés, que estuviera formado en un club importante, que fuese jóven y, preferentemente español o portugués. Se pusieron en contacto conmigo. Me entrevistaron y les expliqué mi idea de entrenamiento de porteros. Como, además, solía salir con el Valencia CF a dar charlas y a participar en campus del club en el extranjero, acabé por convencerlos. 

- Estás sólo un año en Videoton, pero a nivel deportivo fue muy positivo

Trabajé sólo una temporada en Hungría. El primer año ganamos la Supercopa de Hungría y fuimos subcampeones de liga y subcampeones de copa, además pasamos la fase previa de la Europa League y disputamos la fase de grupos de dicha competición después de más de 20 años sin que el Videoton la jugara. Fue una buena temporada. Mladen Božović fue portero titular internacional en su selección, Montenegro. No recuerdo si fuimos el equipo menos goleado.

- Pese al éxito, decides marcharte.

- Fue una decisión arriesgada. Faltando tres meses para que acabase la temporada me proponen tres años más de contrato en Videoton, pero tenía la opción de ir a Florencia y decidí no seguir en Hungría.

- ¿Por qué era un riesgo si ibas a una mejor liga?

Porque era sólo un año y a prueba. Si convencía, seguía, si no, volvía a Valencia. La oferta me la planteó Edu Maciá, que era entonces el director deportivo de la Fiorentina. Querían hacer un cambio en la preparación de porteros. Tenían un portero prometedor en el que habían depositado mucha confianza, pero que no terminaba de explotar.

- ¿Quién era?

- Neto. En Valencia lo conocéis muy bien. El primer año explota y clasificamos para jugar la final de la Copa de Italia; además somos cuartos en Serie A y Neto es convocado para jugar con la selección de Brasil la Copa Amética. El segundo año se lo lleva la Juve.

- ¿Qué rendimiento dio en Italia?

- Neto era lo que vistéis en Valencia, pero en Florencia dio un rendimiento superior. Sus números fueron muy buenos en todos los aspectos del juego y además consiguió una gran mejoría en el juego aéreo donde terminó entre los mejores del campeonato. Era rápido, reactivo, tenía una reducción de espacios muy buena. Tenía que mejorar con el juego en los pies, que era lo que le pedía Vincenzo Montella, el entrenador, pero dio un paso adelante, mejorando mucho, y terminó de explotar realizando una temporada espectacular.

- Si la temporada fue bueno y Neto explotó...

Renové. El rendimiento de Neto repercutió en mi primera renovación de tres años con la Fiore. Luego, en total, estuve ochos años que recuerdo con mucho cariño.

- ¿Quién llegó tras Neto?

- Tras Neto se firmó a Ciprian Anton Tătărușanu, un portero rumano que en los dos años que estuvo fue elegido el mejor deportista de Rumanía en 2015 y fue el segundo mejor portero de la fase de clasificación para el Europeo de 2016. Era el meta titular de Rumanía. Pero salió al Nantes y luego lo firmó el AC Milan. Después la apuesta fue Bartłomiej Drągowski que era muy joven y que con nosotros debutó con la selección y hoy en día es internacional con Polonia. Se cotizó mucho en Florencia. Media Italia lo quería. Ha acabado esta temporada en el Panathinaikos FC.

- Digamos, entonces, que aquella apuesta de riesgo salió y que ha pasado grandes años en la Toscana 

- Ha sido una temporada muy buena. Años muy buenos. Tres temporadas seguidas clasificando en el cuarto puesto en Serie A. Jugamos semis contra el Sevilla de la Europa League. El primer año jugamos una final de copa, llegamos a dos semifinales más... A nivel profesional y humano he sido muy feliz. Llevo a Florencia muy dentro del corazón y tengo un vínculo muy especial con ella. Es una ciudad increíble para vivir. De hecho yo no quería salir.

- ¿Y por qué sales?

- Tras 8 años allí, llegó un entrenador con dos preparadores de porteros en su cuerpo técnico. El club intenta que me quede porque mi trabajo había ido bien, pero, finalmente, ceden a la presión del entrenador y tengo que salir. Por suerte estuve sólo dos días sin equipo porque me llamó el Nápoles.

- ¿Qué entrenador era ese?

- Gennaro Gattuso.

- Vaya...

- Sí en Valencia lo conocéis bien. Cuando lo ficharon, el Valencia CF mantuvo a José Manuel Ochotorena con buen criterio.

- Cambia Florencia por Nápoles, dos ciudades que no tienen nada que ver.

-El cambio ha ido a mejor deportivamente porque en el Nápoles di un salto de calidad importante y fuimos campeones de liga en la temporada 2022-23. A nivel de ciudad, son dos ciudades completamente diferentes y fascinantes. Es el norte y el sur de Italia. Cada una tiene su encanto. En Florencia vivía muy cerca del centro, es segura, limpia, ordenada, verdaderamente preciosa y te llegas a enamorar de todo el arte y cultura que rodea la ciudad donde siempre tienes algo que ver y descubrir. La llevo en el corazón. Nápoles tiene el color de València. Es sol y luz y buen clima, el golfo es precioso y las vistas son espectaculares. La gente es muy abierta y siempre muy disponible a darte una mano en lo que haga falta. En el fútbol son exageradamente pasionales. Para ellos el Napoli es religión y Maradona es Dios. Mucho fervor, mucha pasión y un amor incondicional por el Napoli.

- ¿A Nápoles llegas tan pronto porque tu trabajo no pasa desapercibido?

- Me llama Luciano Spalletti y me dice que ha firmado por el Nápoles y que el club me iba llamar para entrevistarme porque necesitaban un preparador de porteros. Me comentó también que éramos tres candidatos para el puesto y que él me conocía por mi etapa en la Fiore. Me llamaron y les expliqué mi modelo de trabajo y cuando nos despedimos me dijeron que tenían que decidir, colgué y al poco tiempo me volvieron a llamar para decirme que era el elegido y para cerrar el contrato, que me llegó al día siguiente. Todo fue muy rápido. En cinco días, desde que salgo de la Fiore, firmé con el Nápoles.

- En el Nápoles ha trabajado con Alex Meret.

El primer año trabajé con David Ospina y con Meret. El titular fue Ospina, que jugó más. El equipo fue tercero en liga y fuimos los menos goleados del campeonato. El año siguiente logramos el' scudetto', fuimos campeones de liga y, Meret, el meta menos goleado. Esa temporada hacemos una Champions espectacular goleando al Liverpol, Glasgow Rangers y al Ajax en la fase de grupos. El AC Milan nos eliminó en cuartos de final. 

- Sobre ese portero conversé recientemente con Andrés Palop y me habló muy bien

Meret a nivel técnico es el típico portero italiano, muy perfeccionista, que lo hace todo bien. Es uno de los mejores porteros que hay en Italia, es asidúo en la selección. Es serio, profesional, no es tribunero. Se preocupa de mejorar. Es un líder silencioso. Este año que las cosas han ido mal, he visto su fuerza mental y me ha gustado todavía más.Tenía que mejorar en algunos aspectos como el juego con los pies,el juego aéreo y las coberturas de los espacios. Álex ha mejorado mucho y lo ha hecho muy bien. Tiene margen de mejora todavía a sus 27 años.

- Aprovecho que eres experto en la materia y valenciano. En el Valencia CF está Giorgi Mamardashvili. ¿Qué te parece?

- Me parece un portero de futuro espectacular. Será uno de los mejores porteros de Europa en dos años. Me gusta mucho. Le quedan cosas por mejorar, pero Ochotorena lo está puliendo muy bien. Es un portero de los que te da puntos y hace paradas importantes.

-Esta temporada que acaba de finalizar no ha ido tan bien como la anterior. ¿Cómo estás en Nápoles?

- Este año no ha ido bien la cosa. Hemos sido décimos en liga y nos quedamos sin Europa para la próxima temporada. En Champions nos eliminó el Barcelona. A nivel personal y profesional estoy muy bien. Tengo contrato tres años más, renové hace poco. Estoy bien, tranquilo y me siento apreciado por el club. Me han tratado de una manera espectacular desde que llegué y ponen a mi disposición todo lo que necesito para trabajar en las mejores condiciones.

- En apenas un mes empieza la pretemporada.

El 8 de julio. Hacemos dos retiros, que se dice aquí, dos concentraciones. Una de 12 días en las montañas Dolomitas, en Dimaro, en la región de Trento. Y luego estaremos otros 12 días en Castel di Sangro, en el interior de Italia.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email