X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

La delantera electrica. farinós, el burrito y alvaro negredo

Tres nombres con historia de los...Valencia CF-Sevilla FC

8/12/2018 - 

VALÈNCIA. De goleadas a peleas, y balones en el último suspiro para ahuyentar dramas. Los partidos entre valencianistas y sevillistas son un pozo sin fondo de buenas historias que contar.

1-La delantera eléctrica. Epi, Amadeo, Mundo , Asensi y Gorostiza. Cualquier valencianista que esté ahora entre la cuarentena larga y la cincuentena de años le habrá oído a su padre (si también comparten equipo) nombrarla un sinfín de veces

Una de las exhibiciones que ayudaron a forjar la leyenda de esta delantera compuesta por 5 hombres (entonces se jugaba con un 2-3-5) fue el partido contra el Sevilla de la temporada 41-42. Jugado el 15 de febrero y correspondiente a la jornada 20. Se enfrentaron Valencia y Sevilla y el resutado constituyó una de las mayores goleadas en la historia del club de Mestalla, 8-1.

Los ocho tantos se los repartieron entre estos cinco delanteros de leyenda que le pasaron por encima al equipon hispalense. Para Mundo el 1-0, el 2-0 y el 8-1 en los minutos 4, 12 y 79. Para Asensi el 3-1 y el 7-1 en los minutos 34 y 74. Para Amadeo el 4-1 en el minuto 61. Para Gorostiza (la "bala roja") el 5-1 en el 66. Y para Epi el 6-1 en el 71.

Una tarde para los anales de la historia del valencianismo protagonizada por jugadores que escribieron su nombre con letras de oro en la historia del club.

2-Farinós Vs Burrito. Curioso el caso de la temporada 96-97 con Jorge Valdano en el banquillo. El Valencia CF no tuvo un buen inicio de campaña con "espantada" de Romario, llamado a ser la rutilante estrella de esa temporada y Luís Aragonés presentó su dimisión en noviembre tras enfrentarse a la cúpula de mando valencianista. 

Su sustituto, Jorge Valdano, empeoró los números de Luís, pero por el camino "argentinizó" aún más si cabe al conjunto de Mestalla con la llegada de la estrella argentina del momento. El "10" de River Plate, Ariel "el Burrito Ortega". Paralelamente a la llegada del Burrito y en el periodo interino del banquillo que ocupara el eterno técnico local José Manuel Rielo, se produce el debut (de la mano del técnico setabense) del joven valor de la cantera valencianista, Francisco Javier Farinós.

Farinós ya era un jugador con unas enormes posibilidades al cual le precedía su fama de tener una acusada personalidad para alguien tan joven. Valdano se encontró en la primera plantilla al futbolista de La Torre y decidió darle continuidad.

En la jornada 28, disputada el 8 de marzo, se produce el debut de Ariel Ortega en un tenso partido ante los Sevillistas. Los de Valdano deshacen la igualada a dos en el minuto 89 y en inferioridad (expulsado Engonga en el 57) gracias a un gol del delantero brasileño Leandro Machado.

Pero en el descuento Carlos Megía Dávila señaló un penalty a favor del Valencia CF. Rápidamente Farinós coge el balón para lanzar el penalty, pero Ortega le señala que será él el encargado de lanzarlo (ya había marcado previamente el 2-1 en el minuto 44) y quería redondear su noche de debut dada la jerarquía que le había otorgado Valdano a su llegada. Pero Farinós no atendía a razones y sujetaba fuerte la pelota entre su brazo y su cuerpo protagonizando una tensa discusión ante la atónita mirada de todo Mestalla.

Al final el argentino hizo prevalecer su status de estrella compatriota del entrenador y ejecutó con habilidad para vatir a Juan Carlos Unzué y establecer el 4-2 final. Esa batalla la ganó Ortega, pero en Mestalla -y a la larga- la guerra la ganó Farinós.

3-Álvaro Negredo. Uno de los fiascos más absolutos en la historia del Valencia CF. 27 millones de euros tirados a la basura en un delantero que nunca estuvo a la altura de las espectativas, ni por rendimiento, ni por actitud.

Aún así hay que reconocerle dos goles clave (de los poquísimos que marcó) en la temporada 2015/16. El de Mónaco en la previa de la Champions que sirviera para clasificar al Valencia CF en la fase de grupos de aquella temporada y el del dramático partido ante el Sevilla.

Jornada 32, Pako Ayuestarán se presenta en Mestalla después de perder 2-1 en su debut ante la UD Las Palmas. El vasco es la solución de emergencia de la perdidísima Lay Hoon (y aquellos que le aconsejaban) tras la caída en barrena de la mano del nefasto Gary Neville. Si no se gana ante los hispalenses, el futuro del Valencia CF en primera división peligra, y mucho.

Comienza adelantándose el Valencia CF en el minuto 41 al transformar Dani Parejo de manera magistral un libre directo en la frontal del área tras un muy buen primer tiempo del conjunto valencianista. Pero a falta de cinco minutos para finalizar, Kevin Gameiro empató y llevó el drama a la grada de Mestalla. Acto seguido, Pako Ayestarán decide retirar a Paco Alcácer del campo y sacar a Negredo para bombear balones a la desesperada.

Y en una falta lateral en el descuento, no acierta a despejar la defensa del equipo de Unai Emery y Álvaro Negredo en la frontal del área pequeña recogió el rechace para hacer el 2-1 y causar una explosión de júbilo por alivio.

Nunca sabremos que pudo haber pasado si Negredo no hubiera hecho el gol que supuso uno de los tres únicos triunfos de Ayestarán como entrenador en primera división. Lo que sí que queda claro es que aquel gol evitó -muy probablemente- un drama mayúsculo.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email