Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

UN MAL ENDÉMICO DESDE LA LlEGADA DE CELADES que sigue tras el parón

El Valencia sigue siendo de los equipos que más conceden en la nueva Liga

6/07/2020 - 

VALÈNCIA. Los males endémicos no cesan en el Valencia post-pandemia... ni en el post-Celades. Con el técnico catalán los che eran uno de los equipos de La Liga con peor promedio en cuanto a ocasiones concedidas y en casi cada partido (en todas las citas ligueras de 2020) se cumplía una constante: el Valencia siempre concede más que su rival en un mismo partido

Desde la llegada de Voro esa estadística -agravada más si cabe desde el regreso tras parón- no ha cambiado en absoluto. El equipo lanzó cuatro veces a la portería de Rui Silva el pasado sábado, mientras que el Granada cuadruplicó ese dato: probó en 17 ocasiones a Cillessen. En el choque anterior ante el Athletic en Mestalla, el cuadro de Voro logró equilibrar ese dato, aunque de nuevo perdió a los puntos (disparó 10 veces por 12 de los vascos). 

Sin duda, la estadística más dramática en este sentido llegó con la doble salida a Eibar y Villarreal hace semana y media. En ninguno de los dos duelos el Valencia logró lanzar entre los tres palos, consiguiendo así un récord liguero hasta una ocasión tempranera de Guedes en el encuentro siguiente. Lógicamente, armeros y amarillos provocaron muchas más ocasiones que los valencianistas (14 tiros del Eibar y 17 del Villarreal, no necesariamente entre los tres palos). 

También ocurrió ante Osasuna pese a ser la única victoria post-pandemia (7 lanzamientos valencianistas por 13 rojillos), evidenetemente ante el Real Madrid (4 a 19) y contra el Levante (12 a 14) en un partido no tan apático en este apartado para los de Albert Celades. 

Con todo, el Valencia se mantiene en una puntera segunda posición en cuanto a oportunidades concedidas a sus contrincantes. Concede, en concreto, 15,2 disparos por encuentro, solo por detrás del propio Levante. Incluso se cuela entre el top europeo de ocasiones facilitadas: es el décimotercer equipo de las grandes ligas del viejo continente en este sentido.

Eso sí, uno de los ítems en los que el elenco de Celades era poderoso ha desaparecido por completo tras el parón: el Valencia ya no es el conjunto con efectividad ofensiva de inicios y mediados de campeonato. Hoy es el segundo equipo que menos lanza tras la cuarentena, poco más que el Alavés y algo menos que el Celta de Vigo, equipos que, a pesar de la reacción gallega, están matemáticamente en situación de pelear la permanencia. 

La nueva normalidad y la pelea valencianista por el descenso

"Me autoexijo lo mismo ahora que el objetivo es entrar en Europa que cuando era pelear por no descender", aseguraba Voro en rueda de prensa tras el empate en Los Cármenes. El de L'Alcúdia admitía que, pese al denominador común de los malos resultados con los entrenadores anteriores, esta vez el objetivo de pelear Europa y no el de escapar del descenso -como le ha ocurrido en los otros dos finales de temporada que le ha tocado hacer de salvador- alivia un poco más la sensación de ansiedad suya y de los futbolistas. 

Aún así, el Valencia, si solo se contase La Liga desde su regreso en junio, firma unos números de equipo en posiciones de color rojo en la tabla. Si antes de viajar a Granada el equipo ya peleaba por salir del pozo con los resultados cosechados tras el parón, después del empate sigue en esa misma pomada. Ahora mismo sería 16º, peleando con los tres equipos en plazas de descenso (Mallorca, Leganés y Espanyol) y con el deshinchado Alavés.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email