Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 24 de enero y se habla de villarreal cf opinión pd plaza granota LEVANTE UD valencia cf
GRUPO PLAZA

el filial, condenado a esperar refuerzos hasta el último día 

Meriton también se retrasa en reforzar al filial 

28/09/2020 - 

VALÈNCIA. El Valencia Mestalla tampoco se libra del caos impuesto por Meriton. Es más, los refuerzos que lleguen al filial dependen directamente de lo que ocurra con la primera plantilla, ya que algunas posiciones que se refuercen en el equipo de Gracia repercutirán en futbolistas que bajarán al filial y ayudarán a los de Oscar Fernández.

De entrada, y antes de entrar en cantidad y ubicación de los refuerzos que son necesarios para el Mestalla, cabe destacar dos situaciones que ayudan a entender mejor la coyuntura.

La primera de ellas es que, pese a que la competición no comienza hasta el 18 de octubre, el cierre de mercado se producirá igualmente el 5 de octubre. Y la segunda, es que el reglamento indica que para no incurrir en alineación indebida no deben coincidir más de cuatro futbolistas con ficha del juvenil sobre el terreno de juego. Para no estar bordeando la ilegalidad, la idea es no hacer coincidir nunca más de tres.

Se estima que puedan llegar al primer equipo un central y un medio centro. De ser así, lo más lógico es que Guillem Molina y Koba Koindredi regresen al segundo equipo. Partiendo de esa base (y de que el filial aún tiene una ficha libre y las otras posiciones se cubrirán dependiendo de las salidas), se estima que al filial aún le harían falta tres refuerzos más (en el filial cuentan con que Esquerdo y Yunus van a seguir en la dinámica de la primera plantilla sin ningún tipo de dudas).

Fichaje de un portero, en breve

De esos tres refuerzos restantes, uno de ellos, en la portería, puede quedar solventado entre hoy mismo y mañana. A ellos habría que añadir la necesidad de un central y la de un delantero, si finalmente sale Jordi Escobar. El catalán está más fuera que dentro, e incluso su voluntad parece clara a la hora de no querer seguir en la disciplina valencianista.

Marco Otero y José Giménez tienen un auténtico éxamen por delante a la hora de reforzar contra el reloj a un filial cuyo objetivo -pese a la repetidísima consigna de la política de cantera- será el de no perder la categoría.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email