Hoy es 14 de agosto y se habla de gayà valencia cf levante ud plaza granota VALENCIA CF
GRUPO PLAZA

opinión pd / OPINIÓN

Sean Bai tiene un bebé reborn 

30/06/2022 - 

VALÈNCIA.  Un bebé reborn es un muñeco trampantojo que, de vinilo o silicona, reproduce con hiperrealismo las características de un recién nacido. Parece que respira, solo que no respira. Parece que está a punto de pestañear, solo que no pestañea. Parece que esté a punto de desbocar el primer eructito, solo que no lo hace. Parece real, solo que no lo es.

Mientras que Anil Murthy si hubiera tenido un muñeco en sus manos le hubiera arrancado la cabeza, Sean Bai -nuevo hombre fuerte del ramal del holding en Mestalla- se pasea con un carrito anunciando que lleva a un bebé y que está repleto de lozanía. Conoce que la mejor manera de parecer cercano y no absorber la toxicidad del presidente despedido es precisamente venir después de él. Todo son ventajas. Por orden de la vía pacifista de Meriton Valencia, liderada por Layhoon, prepara la reconciliación social. En continuidad con la antigua mandataria, Sean Bai podría reeditar aquello de que de pequeño comía naranjas y fue así como conoció la excelencia de la ciudad y sus gentes.

El convencimiento de que esto es un problema comunicativo (‘Anil era soez y engreído’) y no un problema de capital, se visualizó con el tenderete montado en los restos del Nou Mestalla. Una gala de todo a cien preparada para transmitir que el Valencia respira, pestañea y se tira eructos. Solo que no lo hace. Solo es fachada y cartón piedra, como los intentos por hacer pasar por novedoso un estadio recauchutado hasta la extenuación, sacando a actuar a Mark Fenwick, Jordi Hurtado de los estadios.

Inma Ibañez, tecnócrata antes que actriz, tuvo a bien compartir un poco de realidad: “Peter Lim no tiene que acabar el estadio. El estadio lo tiene que acabar el Valencia”. La evidencia de que los compromisos de Lim con el Valencia son tan vinculantes como la vitalidad de un niño reborn. Por mucho que Sean Bai quiera que el bebé responda a las carantoñas, el bebé ni siente ni padece. Quien sigue estando en el atolladero es el Valencia, y no Lim, por muchas nanas que se entonen.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email