Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

todas las partes quieren finalizar las competiciones pero la evolución del coronavirus es la que manda

Las cuentas del Valencia respiran de momento

19/03/2020 - 

VALÈNCIA. Todo el mundo del fútbol vive pendiente de la evolución de la pandemia del coronavirus y de las directrices que puedan mandar las autoridades sanitarias. La realidad es que todas las partes vinculadas están por la labor de poner su granito de arena con el objetivo de finalizar la temporada. La UEFA y la FIFA han aceptado el aplazamiento de la Eurocopa a 2021 y retrasar las finales de Champions y Europa League a junio con el fin de conseguir dar carpetazo a todas las ligas europeas. 

El motivo reside en las grandes pérdidas económicas que pueden registrarse. Los clubes penden de un hilo y las declaraciones de Javier Tebas y Luis Rubiales son esperanzadoras. El presidente de la RFEF aboga por finalizar la temporada cuando se pueda, incluso más allá del 30 de junio si se diera el caso.

Las intenciones de la RFEF son un bálsamo para el Valencia CF que al igual que todas las entidades, tienen presupuestadas unas cantidades que se verían seriamente afectadas en caso de no cumplirse. De hecho, el volumen de negocio del fútbol disminuiría. Muchos equipos estarían obligados a vender y los compradores también tendrían menos margen de maniobra. Por tanto, se abriría un escenario preocupante en la industria del fútbol.

En el caso del Valencia CF, ha fijado sus cuentas en 183,7 de millones de euros que se desgranan en 63,2 millones de euros de ingresos por competiciones, 83,5 por derechos de TV, 15,2 millones a través de acuerdos publicitarios y 7 millones procedentes de la comercialización. 

En este sentido, los 83,5 millones por los derechos de TV es casi la mitad del presupuesto del Valencia CF y se vería afectado en torno al 25% según confirmó el presidente de la Liga Javier Tebas hace unos días. Además, las pérdidas también afectarían a las cantidades estimadas en concepto de abonos -el Valencia tiene presupuestados un total de 14,4 millones de euros- y taquillas. 

El resultado conlleva a que el Valencia tenga que ingresar antes del 30 de junio una cantidad fijada en 39,3 millones en venta de futbolistas para no cerrar con pérdidas el nuevo ejercicio. Una cifra que se ha visto aliviada sensiblemente en las últimas fechas con los 9,5 millones de euros extra por la clasificación para los octavos de Champions League y la exoneración del pago de 23,4 millones de euros a la UE por ayudas ilegales del Estado. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email