X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de noviembre y se habla de MOTOGP CIRCUIT RICARDO TORMO gp comunitat valenciana OPINIÓN
GRUPO PLAZA

son las opciones que maneja el club para la defensa

El Valencia acelera por Dídac y Laguardia

6/08/2019 - 

VALÈNCIA. El Valencia CF reactiva la estrategia que tenía marcada para reforzar el fondo de armario de su plantilla. Tras una semana convulsa, la normalidad se ha vuelto a instalar en las oficinas del club, que ha reactivado las dos opciones prioritarias para reforzar la parcela defensiva. Se trata del lateral izquierdo del RCD Espanyol, Dídac Vilà, y jefe de la zaga del Alavés, Víctor Laguardia.

La dirección deportiva en consenso con Marcelino, considera que el carrilero catalán es una buena alternativa para suplir eventualmente a Gayà. El de Pedreguer lo juega casi todo y tras la salida de Lato, la idea es no efectuar una gran inversión en esa demarcación. A Dídac le resta un año de contrato con el RCD Espanyol y ve con buenos ojos la posibilidad de recalar en el Valencia CF, ya que los pericos quieren apostar por la juventud de su otro lateral zurdo, Pedrosa.

Dídac Vilà sería un complemento diferente para la defensa, que es lo que quiere Marcelino. El catalán de 30 años es un jugador más corpulento y también con más envergadura que Gayà. Con 1,85 metros de estatura, el técnico asturiano contaría con una variante diferente para defender los centros laterales. Una fórmula que ya buscó el año pasado en el otro carril con el fichaje de Cristiano Piccini. El agente del futbolista estuvo ayer en las oficinas de la ciudad deportiva del Espanyol para trasladar el interés del Valencia CF. El club catalán está dispuesto a escuchar propuestas y la operación tiene posibilidades de acabar con 'fumata blanca'. 

No es la primera vez que Dídac Vilà puede fichar por el Valencia. En el verano de 2012, el lateral iba a llegar cedido procedente del AC Milan, pero no superó la revisión médica por una pubalgia que había tenido la pasada temporada. Unos problemas físicos que finalmente no fueron un riesgo para el jugador, que ha acabado jugando sin percances en varios equipos de élite desde entonces. 

En lo que concierne a Víctor Laguardia, su nombre fue una de las fricciones entre dirección deportiva y Peter Lim, que prefería el fichaje de Nicolás Otamendi. Sin embargo, el criterio de Mateu Alemany y Marcelino ha acabado imponiéndose y las conversaciones entre el Alavés y el Valencia CF se han retomado para que Laguardia sea el cuarto central de la plantilla. 

A sus 30 años, Laguardia tiene contrato en el Alavés hasta junio de 2022 y una cláusula de rescisión de 40 millones de euros. El conjunto blanquiazul ha tasado a uno de sus capitanes en alrededor de diez millones, aunque el Valencia quiere rebajar esa cifra. 

El interés por fichar a Víctor Laguardia no es nuevo. El Valencia ya intentó su fichaje hace seis meses para suplir la salida de Rubén Vezo al Levante UD. Al estar en mitad de la temporada, el Alavés no quiso traspasar al central al Valencia CF, que acabó cerrando la cesión de Facundo Roncaglia. Ahora, Laguardia vuelve a ser la primera opción para competir por un puesto en el eje de la defensa junto a Garay, Paulista y Diakhaby. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email