GRUPO PLAZA

Así están las renovaciones que el Levante quiere cerrar tras el mercado de invierno

18/01/2022 - 

VALÈNCIA. El Levante ya ha empezado a tocar teclas en el mercado de enero con la cesión de Pablo Martínez al Huesca y la renovación de Aitor Fernández, que el club hizo oficial ayer. Tras anunciarlo, después de dos años a vueltas con su mejora contractual y de un inicio de temporada en que se pospuso la firma para enero, los despachos de Orriols se dirigen única y exclusivamente a una dirección: la de seguir aligerándole plantilla a Alessio Lisci para poder fichar un central de garantías en la actual ventana de enero... como poco. Al menos, esa es la principal consigna en los catorce días que quedan de mercado. El resto de ampliaciones, que a Quico Catalán se le acumulan en su escritorio, son la siguiente página en la agenda de la dirección deportiva en funciones. 

Precisamente en la portería es donde se abre el caso del otro arquero de la plantilla, un Dani Cárdenas que, como Aitor, también lleva esperando su mejora un tiempo. Cerca de un año, en su caso. A finales de la campaña pasada el catalán, que tiene vinculación con el Levante hasta este verano con dos temporadas más opcionales y prorrogables de manera unilateral por parte del club, apretó por una mejora a su entender merecida en el terreno de juego. Entonces el de Terrassa acabó el curso ganándole la partida a Aitor y empezó el siguiente rotando. Hasta hoy, ha sido titular en 9 de los 20 partidos de Liga disputados. La intención de la entidad de Orriols fue, desde el primer momento, acceder a la petición y mejorar el contrato de uno de los jugadores con menor salario de la plantilla.

Cárdenas iba a tener que esperar y el portero también accedió a ello. Primero, porque el club, entonces, tenía que vender futbolistas por 16,5 millones de euros; segundo, porque precisamente la operación de Aitor ya estaba en los despachos. Mientras, otras renovaciones como las de Roger, Morales y Miramón, con mayor urgencia, se anunciaron también el pasado curso. En cualquier caso, tanto jugador como entidad sentaron las bases de tal mejora mientras algunos clubes punteros de Primera División han tocado a la puerta de Cárdenas durante este tiempo para testear sus condiciones tras las grandes actuaciones que protagonizó la temporada pasada, y ante el conocimiento de su ficha reducida.

La ampliación que preocupa también en el Ciutat es la de Pepelu, sobre todo a una hinchada que quiere verlo triunfar en su casa. El centrocampista de Denia tiene una oferta de renovación encima de la mesa trasladada por parte del antiguo Área Deportiva que salió despedida en masa el pasado diciembre. Si los casos de Aitor y Cárdenas se han cocinado a fuego lento, el del '8' granota sigue el mismo camino dentro de la urgencia que tiene su situación para el club. Acaba contrato en junio de 2022, estuvo a punto de salir en verano dirección Clérmont y Getafe, y ahora es primera espada en la medular del Levante. 

El presidente marcó líneas rojas cuando las negociciones para su salida a la Ligue 1 estaban encarriladas, no quiso desprenderse de él al 100% y pretendió imponer fórmulas para el regreso futuro del dianense si el club así lo deseaba una vez concluida la temporada. Para entonces había que pensar en una renovación express o convencerle a final de curso, y acabó por no prosperar su marcha. Lo curioso es que, pese a que Paco López fue sincero con el jugador y prácticamente le mostró la puerta de salida -le dijo que iba a tener complicado jugar con el cúmulo de centrocampistas en el equipo y sin las salidas prioritarias que debía acometer la dirección deportiva a la vista-, Pepelu y su entorno confiaron en que, por nivel, podría superar a su competencia.

Bardhi y Clerc, con vistas a la permanencia

Otros dos jugadores importantes que acaban contrato este verano son Bardhi y Clerc. Y en su caso las urgencias vienen derivadas de lo que el equipo sea capaz de hacer para salvarse del descenso a Segunda División. Ambos pueden extender sus contratos más allá de 2022, está estipulado, pero es necesaria la permanencia. Tanto el catalán como el macedonio son importantes en los esquemas de Alessio y, sobre todo Bardhi, es una de las bazas granotas de cara a nutrir sus arcas en el próximo mercado. Esta vez el Levante tiene presupuestada la venta de futbolistas por valor de 10,5 kilos. Y el balcánico ya fue un jugador al que el club vigiló por si la Eurocopa revalorizaba el producto. No fue así, no llegaron ofertas aceptables por él y quedó en plantilla pese a que el futbolista y su entorno vieron con muy buenos ojos una hipotética salida. 

Con ellos, Miramón es otra de las figuras sobre las que decidir antes del período estival, en una posición sometida a mucho debate, más con la irrupción de Marc Pubill en escena. Son cuatro los laterales diestros con los que Alessio cuenta ahora mismo, y el canterano ha llegado a superar a todos en dos citas consecutivas. Hoy Miramón está en la pole de una carrera por el lateral derecho del Levante que vive su enésimo episodio y, según informó este lunes Cope Valencia, el club incluso avisó al aragonés de que podía ser una de las salidas de este mes de enero. 

A partir de ahí, el abanico de renovaciones en cola se abre con jugadores que escasamente cuentan hoy en día. Radoja es parte de la rotación y el técnico ve en él un pivote aprovechable, pero su marcha era -y sigue siendo- una de las alternativas en las semanas que quedan de mercado, por su relación salario-rendimiento. Y es que la ficha del serbio es relevante en el engranaje económico del Levante, de hecho fue una de las aristas que hicieron al Granada aparcar su fichaje pese a que Robert Moreno dio luz verde. En las mismas se encuentran Vukcevic, al que Manolo Salvador y su equipo no pudieron sacar hace seis meses, Coke Andújar y Óscar Duarte.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email