Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

diario fer / OPINIÓN

Un día más, un día menos...

1/05/2020 - 

VALÈNCIA. “Las cosas podían haber sucedido de cualquier otra manera y, sin embargo, sucedieron así”. Con esta frase empieza el libro favorito de mi padre, 'El camino' de Miguel Delibes. Una frase que he oído muchas veces a lo largo de mis 20 años y que ahora parece que tiene mucho sentido.

El 7 de marzo estaba en Elche participando en el autonómico absoluto de natación y conseguí establecer dos nuevos récords de España en dos de mis pruebas paralímpicas. Eran buenas sensaciones para seguir trabajando en el sueño hacia Tokio 2020. 

Una semana después tenía el nacional FEDDI en Torrevieja (Alicante) y ya empezábamos a sospechar que no iba a poder realizarse. Las noticias no dejaban de hablarnos de una epidemia que parecía que cada vez se extendía más. Dos días antes de salir con las maletas hacia Torrevieja, nos llegó la noticia de que sesuspendía. Y desde entonces fueron llegando todas las anulaciones una detrás de otra: Madrid, Sheffield, Funchal, Rusia…

A mediados de marzo nos quedamos todos confinados en casa, pero no sabíamos por cuánto tiempo. Quizás dos o tres semanas y podríamos volver a la rutina, pero había que seguir preparándose para no bajar el estado de forma. Comienzan los entrenamientos desde casa: bici en el rodillo, gomas, pesas… y entrenamientos online con José López, mi entrenador, y con mis compañeros del Club Natación Ferca San José.

Pero parece que todo esto va a durar más de lo que pensábamos y se empieza a oír que puede que se tengan que retrasar los Juegos a 2021 ¡o 2022! Esto es más serio de lo que creíamos y el Comité Paralímpico Español me hace llegar una máquina de remo para que siga preparándome lo mejor posible. También desde el Proyecto FER ponen en marcha la entrega de un kit de material. Toda esta rutina deportiva desde casa la compagino con las clases online para terminar el Grado Superior de TAFAD.

Y van pasando los días, las semanas… y ya casi van dos meses, pero estoy segura de que esto pasará y todo volverá a la anterior normalidad. Seguiré trabajando desde casa para salir de todo esto más fuerte y preparada para continuar luchando por mi sueño. 

 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email