X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

DOS LEYENDAS CARA A CARA. MARIO KEMPES PRESENTÓ SU LIBRO 'MATADOR. MI AUTOBIOGRAFÍA' EN UNA CHARLA CON FERNANDO GÓMEZ

Kempes: "Nunca he entendido a este club, sólo a la grada"

22/03/2019 - 

VALÈNCIA. La ruta de Kempes se detuvo en la Universidad Católica de Valencia en la localidad de Torrent donde el mito presentó el libro Matador. Mi autobiografíaEn un acto al aire libre, frente a una grada integrada por estudiantes, conducido por Fernando Gómez, otra leyenda del murciélago, Mario Kempes repasó diferentes anécdotas y vivencias de su brillante trayectoria alrededor del balón. Atento a su charla estuvo Antonio Villalonga, estudiante de la universidad y nieto de Bernardino Pérez Elizarán 'Pasieguito', el secretario técnico del Valencia que lo descubrió y lo trajo para España.

Este es un extracto de la charla entre Mario Kempes y Fernando Gómez hablando de fútbol y del Valencia.

Fernando.- Reflejas el valor de tu padre y de su exigencia con los estudios que te llevó a acabar secundaria.

Kempes.- "Mi padre era muy crítico conmigo. Siempre tenía un pero en la boca pero lo hacía para que no bajara los brazos. Mi viejo no era tonto, no comía vidrio, sabía lo que tenía en casa pero me exigía siempre".

"Jugué en Instituto Atlético Central Córdoba con la condición de que no me dejara los estudios. Tres veces por semana hacía 200 kilómetros desde mi pueblo a Córdoba para entrenar".

"A la universidad mi padre me anotó y entré por una puerta y salí por la otra. No me daba".

Fernando.- ¿Dónde se aprende más a jugar en una escuela de fútbol o en la calle?

Kempes.- "En la calle pero ahora no es lo mismo que entonces. Cuando éramos chicos, no había televisión, no había jueguitos. Nuestra escuela de fútbol era jugar en el potrero. Siempre encontrábamos un espacio libre para hacer dos arcos con cuatro ladrillos. Llegaba a casa a las cinco, tomaba un vaso de leche y a jugar. Entonces no había escuelas de fútbol. Se hacían torneos en verano de baby fútbol. Se hacían equipos por barrios y era la única ocasión en la que podíamos jugar en una cancha. Se jugaba por la noche. Era muy lindo".

Fernando.- ¿Qué problema tenías cuando debutabas con cualquier club en los que jugaste?

Kempes.- "Empecé siempre con el pie izquierdo allá donde debuté. Cuando vine a Valencia no conocía nada. Mis tres primeros partidos fueron muy malos. En el Trofeo Naranja la gente murmuraba: vaya maletón que han traído. Lo hice fatal en los dos primeros. Luego jugamos en Alicante y lo mismo. Tardé en acostumbrarme a los horarios. El problema fue el sueño. No descansaba bien".

Fernando.- Tuviste una magnífica relación con Ramos Costa.

Kempes.- "Mira, ganamos la Recopa y Di Stéfano no renueva. Aquello no lo entendí. Nunca he entendido al club, sólo he entendido a la grada. El presidente Ramos Costa era mi padre. Cuando me hicieron capitán duré dos semanas. No valía para eso. Tenía que negociar el dinero con Ramos Costa y me costaba hacerlo. ¡Cómo le iba a pelear las primas a mi padre! Al final me quitaron el brazalete porque siempre que me preguntaban me inventaba que el presidente estaba ocupado y no podía atenderme".

"Cuando volví del Mundial le dije a Ramos Costa que me dejara salir. Tenía muchas novias. Me dijo que no porque lo mataba la gente. Lo entendí".

Fernando.- ¿Por qué no ganasteis más títulos?

"Por la mentalidad de la directiva. Con ganarle al Real Madrid y al Barcelona ya todo estaba liquidado. No nos apretaban, no nos exigían lo suficiente por eso no ganamos ligas".

Fernando.- ¿En el Valencia jugaste en dos etapas? ¿Por qué te marchaste a Argentina?

Kempes.- "Me marché a River lesionado como un golpe de timón porque Boca había fichado a Maradona. Fue doloroso salir. Aquí no tenían interés en que me quedara en el equipo. A Paterna no iba nadie de la directiva. Volví a Valencia poco después porque River no podía pagar. Mi segunda etapa fue corta, no hice tantos goles".

Fernando.- Hay una cosa que no entiendo. Dejas el Valencia con 30 años y no recibes ofertas de clubes importantes.

Kempes.- "Dejé el Valencia con 30 años en 1984 y no tuve más ofertas. Yo tampoco lo comprendo. Eso me duele un poquito. Quizás alguien no le hablara bien de mí al que vino a preguntar. Sólo me llamó mi amigo Ardiles y me fui a probar al Tottenham. Acabé en el Hércules en Alicante y la pasé de diez. El primer año nos salvamos, luego me fui a Austria".Antonio Villalonga, nieto de Pasieguito, con Kempes.

Fernando.- No quieres destacar a ningún compañero pero me gustaría que me hablaras de Ricardo Arias.

Kempes.- "Todos los jueves se jugaba un partido contra el Mestalla. Era un equipo muy fuerte. Con Arias, Barrachina, Higinio, gente muy fuerte. Ricardo Arias era el perfecto anfitrión. Te ayudaba, te llevaba de la mano... Tenía el corazón más grande que Mestalla. Dejó un reguero de muy buenos partidos. Era un gran jugador, con un estilo de juego diferente a otros defensas. Le pegaba con los pies a la pelota. Es como un hermano para mí. Sé que le molesta pero si no lo compararía con Beckenbauer".

Fernando.- Luego, con los años, volviste a Valencia para recibir un merecido homenaje y marcaste tres goles.

"En el partido homenaje me encargué de todo. El Valencia no cuidaba a sus veteranos. Me cedieron la cancha y me tocó a mí pagarle hasta al de las entradas. La entidad te da la espalda enseguida. O la queremos tal y como es o le das la espalda también pero la queremos y ya está".

Fernando.- Empezaste tu carrera como entrenador al lado de Héctor Núñez. ¿Qué recuerdas de aquella experiencia?

"Estuve un tiempo de ayudante de Héctor Núñez. Era el segundo pero participaba más en los partidillos de entrenamiento que en otra cosa. Fue una etapa muy cortita. A Héctor Núñez le dieron el raje muy rápido. Vino Guus Hiddink y me marché porque no hacía nada. No me gusta estar como un muñequito, no valía para estar con la sonrisita y ya está. Me valió para empezar mi experiencia como entrenador".

Fernando.- ¿Qué destacas en la faceta de un entrenador?

Kempes.- "Es muy difícil ser entrenador. Menotti era uno de los mejores que he conocido porque nos dejaba hacer lo que hacíamos en los clubes, nos daba libertad. La libertad es importante y también el mensaje pero las charlas con el grupo tienen que ser cortas porque el jugador se aburre si son largas y no escucha. Sus charlas eran cortitas, nos decía lo necesario".

Fernando.- Cuentas una anécdota al respecto sobre Menotti en el libro.

"Teníamos un arquero que era pescador y después de ganarle a Perú, en pleno Mundial del 78, le pedimos permiso a Menotti para irnos a pescar a las cinco de la mañana. Pescamos bastante y pedimos a las cocineras del hotel que nos pusieran el pescado en la comida del día siguiente sólo a los que fuimos a pescar. El resto del plantel se pusieron celosos porque siempre comíamos lo mismo: carné, pasta o sopa. Protestaron los compañeros y les tuvimos que dar pescado. Aquel detalle de dejarnos ir a pescar, de confianza en nosotros, nos vino bien".

Fernando.- Siendo embajador del Valencia tuviste un roce con la propiedad del club.

"Parte de la culpa de aquello la tuve yo. Me parecía que la gente que había entrado al club no lo estaba haciendo bien y lo dije sin pensar en las consecuencias. Opiné en tuiter que nos íbamos a quedar sin estadio y que el armazón del otro iba a desaparecer, y a los tres días estaba fuera del club. Pero reaccionaron, ficharon a un director deportivo y a gente de fútbol que se preocupara del fútbol y han mejorado".

Fernando.- Han mejorado hasta el punto de que pueden ganar una Copa del Rey.

Kempes.- Están en el camino de hacerlo. Está en sus manos ganar la Copa y darle una alegría a la gente. Recuerdo cuando nosotros ganamos la Copa. Teníamos mucha hambre y la gente también. Parecía Fallas aquello.

Fernando.- Para finalizar, nadie mejor como Kempes para hacernos ver porque unos aficionados se decantan por Maradona y otros por Messi.

Kempes.- "¿Qué les pasa a ustedes con Maradona y Messi? Maradona está más arriba para mucha gente en Argentina, quizás porque ganó un Mundial. Una diferencia es que mientras Maradona jugó no le salió nadie que le hiciera sombra, mientras que Messi primero fue el escudero de Ronaldinho en el Barça y después le salió Cristiano… Esa disputa fue sensacional y aún así, sigue siendo el mejor, porque hoy Messi es el mejor del mundo. Con Maradona, en su tiempo, era él y nadie más. Si me preguntan con quién me hubiera gustado jugar diría que con Messi… porque con Maradona ya jugué. Los argentinos criticamos a Messi porque somos especialitos en criticar lo nuestro. Pero Maradona el Mundial lo ganó con la mano".

Fernando.- Porque no había VAR...

Kempes.- "El VAR es un desastre. Hay más errores, más problemas. Esta bien que le demos participación a la tecnología pero hemos convertido al VAR en un tema más de conversación y en fuente de polémica".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email