X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

final COPA DEL REY | Fc Barcelona - valencia cf (Benito villamarin, 21 horas)

El Valencia busca su octava Copa del Rey

25/05/2019 - 

VALÈNCIA. Hace once años fue la última ocasión en la que el Valencia CF llegaba a una final. Once largos años en los que, entre otras cosas, han cambiado el presidente de la RFEF (y eso que Villar parecía eterno e inamovible) y hasta el monarca que entregará la Copa (aplíquese la misma sensación que la descrita con Villar).

Poco o nada queda ya del Valencia CF que ganó la Copa del Rey del 2008 en el Calderón. Por no quedar, no queda ni el propio estadio rojiblanco ya que desde la temporada pasada el Atlético de Madrid juega en su nuevo hogar, el Metropolitano.

Desde entonces hasta ahora, el Valencia CF ha tenido siete presidentes (Soriano, Javier Gómez, Manuel Llorente, Vicent Andreu, Amadeo Salvo, Lay Hoon y Anil Murthy) y 12 entrenadores (Voro, Emery, Pellegrino, Valverde, Djukic, Nico Estévez, Pizzi, Nuno, Neville, Ayestarán, Prandelli y Marcelino).

El número de futbolistas sería incontable; sólo cabe añadir que no queda nadie de aquella plantilla ni siquiera en cargos relevantes de la entidad y que de aquel once inicial quedan en activo Alexis (perdido en Arabia), Albiol, Silva, Mata y Villa.

Once años son muchos, quizá demasiados. Tantos para que sólo pueda repetir un hombre de aquella final: Alberto Undiano Mallenco. El colegiado navarro dirigirá la final de la Copa del Rey como premio a su carrera y como colofón de la misma.

El decorado anímico también es diferente. Mientras que en la final del 2008 el Valencia CF era la víctima a priori por estar luchando por eludir el descenso y andaba inmerso en una descomunal crisis institucional, ahora los de Marcelino acuden a la cita del Villamarín como paradigma de la estabilidad. Tanto institucional como deportiva, ya que el equipo llega después de completar la mayor remontada en la historia de la liga partiendo a diez puntos de los puestos Champions en el ecuador del Torneo y alcanzando la meta en la penúltima jornada de liga, para cerrarla hace siete días en Pucela. No se puede decir que los de Marcelino sean los favoritos, pero sin duda alguna su aspecto anímico pinta mucho mejor que el de su rival.

En el Barça todo es inestabilidad tras el batacazo sideral de Anfield. El club lanzó días atrás un comunicado institucional apelando a la unidad y el lema del tifo preparado para el fondo sur en el que se ubicarán los hinchas culés será el de 'Tots Units'. Cuando pides mucho que llueva, es que la sequía comienza a ser preocupante.

Pese a todo ello, los culés son favoritos ya que tienen en sus filas al mejor jugador del mundo. Si Lionel Messi frota la lámpara va a ser complicado detener al mayor factor diferencial del fútbol en la actualidad. Y aún así…

Aún así, a ganas nadie puede superar a un grupo como el de Marcelino que lo pasó mal a principio de temporada y ahora siente que ha llegado su momento. Por eso a Marcelino se le enciende la mirada cuando piensa en la posibilidad de añadir un título a su currículum en una época en la que la tiranía del Madrid, del Barça, y en menor medida del Atleti, lo han fagocitado todo. Aún así, Valverde genera rechazo en la afición culé. Y aún así, los culés tienen mucho más a perder que a ganar con este título. Si el Barça gana la Copa no mitigará su sensación de fracaso, y si la pierde el incendio va ser de dimensiones bíblicas.

A nivel deportivo, las cartas parecen marcadas en uno y otro bando, pero sólo lo parecen. Marcelino recupera a Garay y Kondogbia -previsible-, pero no se descarta alguna sorpresa en el once. Desde una banda derecha con Piccini y Wass o Soler, a un centro del campo en el que pudieran caber de inicio Kondogbia en el medio y Coquelin echado a una banda para reforzar las opciones de la máquina de contragolpear que quiere Marcelino para sorprender al once de Valverde.

Enfrente el Barça en el que Coutinho y Arthur parecían descartados, pero que acabarán estando a disposición de su entrenador y disponibles para la cita sevillana (tampoco es muy novedoso el celérico tiempo de recuperación de algunas bajas en el equipo culé). Por el contrario, Ter Stegen (que no iba a ser titular), Dembelé y Luis Suárez sí se quedan fuera de la final de Copa.

La cuenta atrás ya ha comenzado. Este Valencia CF ya ha llegado más lejos de lo que lo había hecho en los últimos once años. La final ya es un éxito, el triunfo será el éxtasis.

Alineaciones probables:

FC Barcelona:
Cillessen; Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Rakitic, Busquets, Arturo Vidal; Malcom, Messi y Coutinho.

Valencia: Jaume Doménech; Piccini o Wass, Garay, Paulista, Gayà, Wass o Carlos Soler, Coquelin, Parejo, Guedes, Rodrigo y Gameiro.

Árbitro: Alberto Undiano Mallenco (C. Navarro)

Estadio: Benito Villamarín

Hora:
21.00h. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email