Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

La decisión sobre Kang In se aplaza al verano

27/01/2021 - 

VALÈNCIA. Ni venta o cesión en enero ni renovación. La solución al caso Kang In Lee no se abordará de nuevo hasta la apertura del mercado del verano. Hasta entonces, como mínimo, el jugador, con contrato en vigor hasta 2022, permanecerá en la plantilla del Valencia.

El surcoreano estuvo ayer a mediodía en las oficinas del club para solucionar unos trámites burocráticos de índole personal acompañado por su agente, Javi Garrido. Lee aprovechó la mañana libre para acudir al club y al salir siguió con sus prácticas para sacarse el carnet de conducir. De hecho, el coche de la autoescuela lo recogió en la puerta de las oficinas cuando el jugador solventó su trámite.

La visita de Lee y Garrido, que destapó Radio Marca Valencia, generó cierto revuelo porque se produjo cerca del cierre del mercado y porque el jugador, además, pausó su renovación hace unas fechas descontento con el escaso protagonismo que tiene en el equipo.

Según ha podido conocer Plazadeportiva.com, ahora mismo la dos posturas, lejanas en cuanto a sentarse a negociar una renovación, coinciden en aplazar la decisión respecto a la salida del jugador en estas fechas. Hasta la apertura del próximo mercado no va a haber ninguna negociación en un sentido u en otro. Ni tampoco una toma de decisión rotunda.

Mientras llega ese momento, Kang In sigue descontento con su situación en el equipo. El mediapunta, amamantado en la ciudad deportiva de Paterna desde que con 10 años se instaló con su familia en Puçol, quiere tener un rol más significativo en el equipo y ser uno de los líderes en el futuro del conjunto del murciélago. Su ambición es jugar. Si juega y pertenece al bloque de jugadores importantes, renovará, si entra y sale del equipo sin tener relevancia ni continuidad como hasta la fecha, aceptará una salida siempre que la considere un impulso en su carrera. 

Detrás del jugador hay clubes, pero en este momento tan delicado del mercado, en el que apenas se mueve dinero, ninguno está dispuesto a ofertar todavía por él. A sus pretendientes tampoco se les escapa que al jugador le queda una temporada de contrato y que en un año será agente libre si no renueva con los de Mestalla.

Peter Lim decidió el pasado mes de agosto que el presidente, Anil Murthy, cerrara la renovación de Kang In antes del final de 2020 y que lo blindara hasta 2025. Por aquel entonces, el plan era que no se repitiese un nuevo caso de fuga de talento como el de Ferran Torres, pero el presidente no ha sido capaz de convencer al futbolista. Y el jugador tampoco ha sido capaz de convencer a Javi Gracia, que no acaba de encajar a Kang In en el equipo para que el fútbol sea más fluido. 

En mayo habrá otro escenario

El escenario, si Anil Murthy no convence a Kang In para renovar, cambiará antes del final de temporada. El mes de mayo será clave. El Valencia, obligado a vender este verano, como advierten las cifras que publicó en la Junta General de accionistas, por 26,4 millones de euros antes del 30 de junio, pondrá de nuevo a varios activos de su plantilla en el mercado. Uno de ellos será el surcoreano.

Lim, que posee los derechos federativos de ocho jugadores de la plantilla como garantía para cobrar las dos líneas de crédito que concedió al club; la primera por un importe de 100 millones de euros, del que todavía están pendientes 38, y la segunda por 16,5 millones, podría vender a Kang In si no hay acuerdo para ampliar el contrato y encuentra compradores en un mercado que, de nuevo, se antoja complicado y sin mucho movimiento económico.

Los 38 millones de euros pendientes de pago de la línea de crédito de 100 millones que prestó Peter Lim vencen en varios plazos desde diciembre de 2020 hasta septiembre de 2021 (15 millones el 30 de junio de 2021 y el resto antes en septiembre) y los 16,5 millones que ha prestado al Valencia recientemente, vencerán en septiembre de 2021. Es decir, el próximo 30 de junio el club tiene que pagarle al máximo accionista 15 millones. Y en las mismas fechas, 12,9 millones a Bankia, además de hacer frente a la obligación de ingresar 26,4 millones en venta de activos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email