X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

ENTREVISTA PROYECTO FER

Jorge García: "Sería una gran satisfacción poder ir con la selección española de karate"

7/06/2019 - 

VALÈNCIA. “Trabajo, trabajo y más trabajo”. Ese es el modelo de vida de Jorge García (24/01/2001 L’Eliana, València) para ser una de las grandes promesas del karate en la Comunidad Valenciana. Un modelo de vida y una forma de ser que van de la mano para conseguir uno de los objetivos más inmediatos del deportista del Proyecto FER: formar parte de la selección española.

Para entender al Jorge karateka primero hay que conocer su historia. Como la mayoría de los pequeños cuando empiezan a practicar deporte suelen tirar hacia disciplinas mayoritarias como le ocurrió al de L’Eliana. La vida (o su padre) le acabó llevando por otros derroteros: “Empecé sobre los 4 años en el polideportivo de mi localidad, L’Eliana. En principio era una actividad extraescolar más como ir a clases de natación. La verdad es que ninguna de las dos cosas me gustaba demasiado al principio. Como la mayoría, yo quería hacer fútbol una semana, la siguiente baloncesto y la otra semana otra vez fútbol. Gracias a mi padre, que consideraba que tanto la natación como las artes marciales eran mejores para mi desarrollo físico y mental, aquí sigo. La natación la dejé pronto, una vez aprendí a nadar con soltura, y centré mis energías en el karate. Me gustó un poco forzado por mi padre, al que tengo que agradecer su cabezonería. ‘No sabes si un balón es redondo o cuadrado’, me decía”.

La sabiduría de su padre le llevó por el camino que más tarde descubrió que era el indicado. “A los 13 años gané mi primer campeonato autonómico y plaza para mi primer campeonato de España. Ahí creo que me di cuenta de que no se me daba mal y que me encantaba competir. Al acabar la temporada, con 14 años, cambié al Club Karate Kenkyo de Godella, un club más enfocado al kumite (combate), la disciplina que practico”, cuenta el valenciano a Plazadeportiva.com.

Y desde entonces se ha entregado en cuerpo y alma a este deporte. Porque Jorge se entrega. Y mucho: “Soy un verdadero adicto al trabajo, que creo es el único secreto. No tengo ningún don natural ni soy nada especial. Como dice mi entrenador Rubén Rubio, soy un ‘albañil del karate’. Trabajo, trabajo y más trabajo. Aunque no tenga competiciones a la vista y siempre que los estudios lo permiten, voy a entrenar. Creo que otra de mis cualidades es que soy muy cerebral. En la mayoría de los casos esto es beneficioso pero en otros no tanto. Me como mucho la cabeza. Tengo que aprender a relajarme aún más a la hora de la competición”.

Los estudios. El eterno problema de los deportistas de élite para poder rendir al cien por cien en todos los aspectos. El deportista del Proyecto FER explica que entrena entre tres y cinco veces a la semana “pero si tengo exámenes cerca reduzco los días de entrenamiento e incluso dejo alguna semana casi completa sin entrenar”. Aunque para él los viernes son sagrados, pues “me sirve un poco de escape”. Jorge explica acerca de su experiencia que “realmente no es fácil compaginarlo si no eres muy constante o un cerebrito, que no es mi caso. A finales de 2017 me proclamé campeón de España con 16 años cursando 1º de bachiller. Entre viajes, entrenamientos y un poco de relajación por mi parte no terminé el curso todo lo bien que debería. Este año estoy aplicando más cabeza y obteniendo muchos mejores resultados”.

“El 2018 ha sido  complicado a nivel de resultados. Comencé a competir en el rango de 18-21 años (sub21), una categoría muy complicada y yo con 17 años. Saqué resultados a nivel autonómico y conseguí plaza para el campeonato de España, pero no mucho más”, relata el karateka sobre su pasada temporada. “Lo mejor de 2018 ha sido toda la experiencia y vivencias adquiridas en los viajes a competiciones. Gracias a mis padres y al Proyecto FER (en el que empezó ese año)  he podido competir en las Ligas Nacionales y sobre todo en la Youth League de la WKF (federación mundial) contra competidores de 16-17 años de todo el mundo”. El buen sabor de boca se lo quita la “espinita de una convocatoria de la RFEK, pero estamos trabajando para ello”.

Esta temporada Jorge ha dado un paso muy importante: “En 2019 he podido competir en categoría senior al ya tener los 18 años y he tenido muy buenas experiencias y algún buen resultado. Centrándome en mi categoría real (sub21) quisiera conseguir alguna medalla en las Ligas Nacionales y sobre todo hacer podio en el próximo campeonato de España en noviembre. Ese es mi principal objetivo. Con esto tendré la posibilidad de convocatoria de la RFEK”.

Precisamente esto último sería uno de los grandes sueños del valenciano: “Sería una gran satisfacción poder ir con la selección española de karate. Creo que sería lo máximo por ahora. Lógicamente y una vez dentro compitiendo en europeos o mundiales por qué conformarse. Conseguir una medalla en estas competiciones sí que sería lo máximo”. Siempre sin olvidarse de su lado estudiantil. Jorge añade que “lo primero es terminar bachiller y luego quiero estudiar nutrición y dietética humana, especializándome en nutrición deportiva. También durante este año voy a empezar el curso de entrenador de karate nivel 1”. Cuantas más puertas abiertas tenga, mejor.

Y para conseguir ese objetivo de portar la camiseta nacional, Jorge tiene grandes profesionales como referentes en los que fijarse: “Me gusta mucho Rafael Aghayev, un verdadero crack, Stanislav Horuna, Gabor Haspartaki y Ken Nishimura. Hay muchos que me encantan por una cosa u otra. Todos ellos son grandes competidores y grandes campeones. De especial, aparte de sus cualidades para el karate, tienen eso mismo, su disciplina y sangre fría a la hora de afrontar sus competiciones”.

Aunque como señalaba anteriormente, si el karateka puede estar en estos momentos aspirando a esos sueños es gracias en parte al Proyecto FER, del que empezó a formar parte justo después de conseguir el Campeonato de España en 2017 en Santiago de Compostela, su “mayor éxito deportivo”. Por este motivo, Jorge tiene especiales palabras de agradecimiento hacia ellos: “A parte de sentirme orgulloso de pertenecer a un grupo de deportistas de élite de la Comunidad Valenciana sirve para dar a conocer mi deporte. Deporte que aunque cuenta con millones de licencias en todo el mundo, no recibe  el mismo apoyo mediático que otros deportes. También es de agradecer la beca económica que nos proporciona y el reconocimiento a nuestro trabajo”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email