X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

valencia basket 

Van Rossom: "Ahora mismo el equipo está con mucha más confianza"

25/03/2019 - 

VALÈNCIA. Valencia Basket ha dado un doble golpe encima de la mesa en esta semana fantástica. Dos victorias contra Unics Kazan consiguiendo el billete para la final de la Eurocup y un triunfo contra un rival directo como Joventut, ganándole el average particular y ocupando provisionalmente la cuarta plaza de la Liga Endesa. Poca duda cabe de que el conjunto taronja está viviendo su momento más dulce de la temporada.

El vestuario del Valencia Basket era pura alegría tras ganar a La Penya en la Fonteta. Justo antes de la entrada de los medios de comunicación había estado el dueño del club Juan Roig felicitando a los jugadores. Sam Van Rossom irradiaba esa felicidad tras haber superado una de las semanas más complicadas y, además, con un 3/3. 

Aunque los de Jaume Ponsarnau arrebataran la cuarta posición de la liga a los de Carles Duran, Van Rossom recordaba que es una plaza que "todavía no hemos conseguido", aunque admitía que "era un partido importante en el que además sacamos el average". Buena remontada del equipo después de un mal inicio: "Ellos estaban muy acertados y a nosotros nos costó un poco arrancar pero creo que la segunda parte ha sido muy bien".

Lo cierto es que tras el descanso parecía que a los jugadores taronja les hubieran recargado con pilas nuevas. De irse por debajo en el marcador a arremeter a los de Badalona con un parcial de 32-12. El belga confesó que no sabía exactamente de dónde sacaron las fuerzas tras una semana de locura aunque explicó que "Matt estaba muy enchufado. Ha habido un momento, al principio de la segunda parte en el que íbamos 10 abajo en el marcador y entonces subimos la intensidad. Creo que todo el mundo lo ha entendido. La afición nos ha ayudado también".

El hecho de que el Valencia Basket se encuentre en su mejor momento a la vez que los bases, tanto Guillem Vives como el propio Van Rossom, estén a un nivel superlativo, no es mera coincidencia. El equipo juega al son de sus directores de juego. "Nosotros queremos hacer nuestro trabajo lo mejor que podemos y creo que últimamente va mejor que a principio de temporada que nos costó un poco a todos. Ahora mismo el equipo está con mucha más confianza. Después de haber ido 10 a bajo en el marcador creo que está bastante bien la confianza. Tenemos que ir partido a partido pero si la cosa va a así todavía tenemos muchas cosas que decir", indicaba el belga.

Echando la vista atrás, cuánto ha llovido desde aquella derrota en Tenerife en la que parecía que se acababa el mundo. Han pasado cuatro meses desde entonces y Valencia Basket está donde tiene que estar. Cuarto en la liga y en la final de la Eurocup. Preguntado Van Rossom acerca de qué ha cambiado desde entonces, el base explicaba que "solo necesitábamos tiempo para trabajar y coger las cosas. Después del partido contra Tenerife fue un momento clave para nuestra temporada. Después, ha habido algunas semanas en las que parecía que el equipo iba peor otra vez pero creo que hemos recuperado sensaciones. Para el último tramo de la temporada es muy importante".

En ese momento, todos los dedos señalaron a Ponsarnau como principal culpable y algunos pidieron su cabeza. Van Rossom cerraba filas en torno a su técnico: "Esto era más tema de la gente de alrededor que para nosotros. Nunca hemos cuestionado ni al entrenador ni al staff ni a nosotros mismos. Así tiene que ser porque es la única manera en la que puedes sacar las cosas adelante".

En situaciones así, en las que el objetivo de la temporada está a dos partidos es difícil pensar en otra cosa. Para Van Rossom son "dos pasos muy grandes". Eso sí, el belga recordaba que hay que cambiar el chip: "Ahora tenemos que centrarnos en la ACB que tenemos dos desplazamientos bastante complicados a Gran Canaria y luego a Andorra. Cuando toque centrarnos en la final de la Eurocup nos centraremos". 

Eso sí, el Valencia Basket ya está movilizando a la afición taronja para viajar al segundo partido en Berlín. Al club le gustaría llevar a 1.000 almas taronjas. Van Rossom bromeaba al respecto: "Si llenáramos cinco aviones sería bonito".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email