Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Seis años desde el “Bienvenido, míster Lim” al “#LimGoHome”

22/10/2020 - 

VALÈNCIA. La llegada el 24 de octubre de 2014 del empresario Peter Lim como máximo accionista del Valencia CF bajo el lema de “Bienvenido, míster Lim” abrió una etapa que, seis años después del entusiasmo inicial, se ha transformado en fuertes críticas al ritmo de “#LimGoHome”, muchas de ellas provenientes de los mismos que entonces lo aclamaron.

Aquel día, el Valencia se medía al Elche, entonces en Mestalla, al igual que va a hacer ahora en el Martínez Valero.

En los prolegómenos del encuentro, el propietario de la empresa Meriton, con la que Lim controla las acciones del club de Mestalla, era jaleado, aplaudido y elogiado por más de 1.500 valencianistas como salvador de un club cuyos problemas extradeportivos parecían irresolubles.

Seis años más tarde, casi ninguna de las dificultades sustanciales que entonces sufría la entidad parecen superadas. Varias de ellas incluso se han agravado.

Tan solo la celebración del centenario de la fundación del club y el título de Copa del Rey de 2019 pueden contabilizarse en el capítulo de aspectos positivos de este periodo, en el que ha habido mucha más travesía del desierto que esplendor.

Tras unos meses en los que el proceso de venta de la mayoría accionarial de la entidad se dilató más de lo esperado, Bankia, el Valencia y Meriton firmaron ese 24 de octubre unos contratos que permitían refinanciar la deuda del club con el banco, así como financiar parcialmente la adquisición por parte de la empresa del setenta por ciento de las acciones del club, en poder de la Fundación Valencia CF.

Competir entre los mejores del mundo

Al día siguiente, en un rueda de prensa, la directora de Meriton y más tarde presidenta del club, Layhoon Chan, anunció que llegaban con el objetivo de competir entre los mejores de Europa y con el de quedarse “mucho tiempo”.

Acompañada por el entonces presidente del Valencia, Amadeo Salvo, y el de la Fundación, Aurelio Martínez, también habló de que el objetivo era acabar antes de 2019 el nuevo estadio. En octubre de 2020, las obras no se han retomado.

La trayectoria durante estos seis años tan solo muestra en su vertiente deportiva dos de buen rendimiento, el de las campañas 2017-2018 y la siguiente, cuyo colofón fue el título copero. En tres ocasiones, el Valencia ha jugado la Liga de Campeones.

Por su banquillo han pasado en este periodo ocho entrenadores. De ellos, solo Marcelino García Toral ha triunfado y Salvador González “Voro” ha sido el técnico de urgencias nada menos que en cuatro etapas.

Poco se recuerda a Nuno Espírito Santo, Gary Neville, Pako Ayestarán, Cesare Prandelli o Albert Celades, alguno con un bagaje que no iba más allá de la amistad con Lim y todos ellos precedentes de Javi Gracia, quien ha llegado este verano y ya ha tenido divergencias con la cúpula del club.

Muchos de los jugadores importantes de esta etapa ya no están en el Valencia. Es el caso, entre otros, de Paco Alcácer, Nicolás Otamendi, Dani Parejo, Rodrigo Moreno, Ferran Torres, Francis Coquelin o Ezequiel Garay.

Despedida de Mateu Alemany y Marcelino

La despedida por distintos motivos de Marcelino y del director general, Mateu Alemany, al principio de la temporada 2019-2020 aumentó considerablemente el distanciamiento entre los gestores del club y la afición.

Faltaba entendimiento entre lo que el valencianismo esperaba del accionista mayoritario a través de sus representantes en Valencia y lo que consideraban que éstos debían ofrecer.

La afición ha personalizado parte de ese alejamiento en Anil Murthy, presidente desde julio de 2017, sobre quien han arreciado críticas por temas concretos como la falta de sintonía con las peñas, entre otros asuntos.

Sin embargo, la ausencia de público en Mestalla desde el comienzo de la pandemia no ha permitido aquilatar la intensidad del desengaño de los seguidores, mostrada en alguna manifestación, pero no desde la grada.

Además, el Valencia no ha podido contratar jugadores para esta temporada por motivos económicos, lo que ha incrementado el desencanto, al tiempo que las autoridades locales y autonómicas han mostrado públicamente su desacuerdo con la pasividad del club respecto a la venta del actual Mestalla y la conclusión del nuevo estadio.

Unos mariachis contratados esta semana para protestar en la vía pública frente a dirigentes del Valencia por una plataforma en contra de la gestión de Lim y el despido del director de comunicación, Álex Navarro, son los episodios más recientes que reflejan el momento que vive la entidad. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email