Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

la opinión de los colaboradores

"Tan injusto es que te empaten así como que tú fueras ganando sin hacer nada de nada"

24/10/2019 - 

VALÈNCIA. Los colaboradores de Plazadeportiva.com muestran su visión sobre el Lille 1-1 Valencia CF:

JOSÉ MARÍA PERIS

Malgrat el regust amarg de encaixar passat el noranta, l'empat és bo si es fa una lectura global del partit. Una primera part molt insulsa, amb excessives perdues de baló en el centre del camp i una segona amb l'equip més directe van fer somiar a la parròquia en tornar amb tres al enfrontament a Mestalla contra els francesos que ara, amb l'empat, resulta de capital importància. El centre del camp no acaba de carburar amb el dibuix inicial. I si parlavem d'aprendre d'errades, Diakhaby hui n'ha fet una de benjamins: fer una passada en horitzontal en el centre del camp en plena transició ofensiva. I hui, el francés pot estar assenyalat pel canvi del resultat de quan estava dins a quan l'expulsen. Hui era per guanyar, encara que no haguera sigut del tot merescut. Mestalla contra el Lille serà més que decisiu per saber si es segueix jugant dimarts i dimecres o no.

SERGIO ARLANDIS

Tan injusto es que te empaten así como que tú fueras ganando sin hacer nada de nada. Esta manera de renunciar a las primeras partes es inaceptable, como lo es el planteamiento inicial de Celades, anulando futbolistas propios. No sé cuándo acabaremos de cometer errores impropios de profesionales, que se traducen en penaltis, expulsiones, goles en tiempo de descuento, etc. Después podemos hasta debatir por qué a Parejo se le apagan las luces cuando juega Champions, o por qué somos incapaces de imponer nuestro juego en ningún campo ni contra ningún rival. Hoy hemos vuelto a hacer la misma que la del año pasado contra los suizos, así que ya puedo ir imaginándome lo que  seguirá por este camino. Mención a parte merece este nefasto árbitro alemán, que roza lo grotesco en cada una de sus actuaciones y que da buena muestra de quiénes somos en realidad. Solo se me ocurre pensar ahora qué futbolista de hoy sería titular en el Valencia de Héctor Cúper, aquel de las finales de Champions...

JOSEP LIZONDO

Ya se lo vi el domingo y hoy se repitió. Parece que Celades está intentando implantar la salida de balón emeriana. No lo veo con Gabriel y Mouctar. Además hoy obligó a Parejo en la primera parte a meterse en la cueva para ello. Introdujo inseguridad en un equipo hiperseguro. Lo poco que hizo en el partido lo hizo renunciando a ese plan. Como ocurrió en el Wanda. Además de eso, nunca habíamos visto un VCF tan plano en la era Albertiana. La suerte es que delante estaba el Lille, otro equipo más hecho, como el Ajax, te hubiera dado un buen  tortazo. Y a pesar de eso no soy tan pesimista como leo. La Champions no es fácil para nadie. Aunque a ti hace mucho que te viene grande.

VICENT MOLINS

Dos empates seguidos. Por fin trazas de marcelinismo. Cuando creíamos que una de las aportaciones de Celades pasaba por espolear a un Valencia con más ideas ofensivas, más atrevimiento ante la voluntad rival de bloqueo, en cambio llegó un equipo grumoso, rentista de un botín imaginario.  El típico partido estéril que termina cerrando el paso. La reiteración en el mismo obstáculo. Indicativo... aunque no sé de qué.

PACO GISBERT

El València jugó con fuego durante todo el partido y acabó calcinado, en el descuento, por culpa de sus errores. Errores que se repiten respecto al año pasado, cuando un encuentro desastroso en Berna privó al equipo del paso a octavos de final de Champions. Partido rastrero, de barraca y tangana, que terminó el València con uno menos y un Gabriel Paulista multiplicándose por mil para achicar balones. El 4-3-3 de Celades volvió a ser una rémora, pero el cambio de sistema tampoco mejoró ni el juego ni las sensaciones. Mal pinta, de nuevo, la fase de grupos de la Champions y solo queda jugar los tres partidos que restan con urgencias. Y las urgencias nunca suelen ser sinónimo de felicidad.

VICENTE BAU

Paso atrás enorme el concedido por el Valencia. Un equipo sin rumbo fue dominado por los franceses de Cabo a rabo y solo la falta de puntería de los galos premió al Valencia con un empate insuficiente jugado francamente de forma horrorosa. Sólo su mala suerte evitó que ganara el Lille que empató casi de milagro con el tiempo ya rebasado, pero que mereció vencer ante un indolente Valencia. Muy mal el equipo de Celades y pésima lectura del propio Celades. La Champions, ahora mismo, suena más a pesadilla que sueño ideal. Una pena enorme.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email