Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

CONTRACRÓNICA RCD MALLORCA 4-1 VALENCIA CF

Dos goleadas para preocuparse

20/01/2020 - 

VALÈNCIA. Dos goleadas para preocuparse. El Valencia CF se ha caído de forma bestial en este 2020. Después de la victoria ante el Eibar, la imagen del equipo se ha desplomado con dos actuaciones que han hecho saltar todas las alarmas. El Valencia CF trasladó a la liga su penosa imagen en la Supercopa de España.

Se antojaba la jornada como una oportunidad de oro para engancharse a la pelea por acabar la temporada en Champions. Sin embargo, lo que parecía una ocasión acabó siendo una tortura y una humillación a manos de unos de los clubes más modestos la máxima categoría. 

El Valencia decidió no comparecer en Son Moix. Sin ganas, ausentes de actitud y faltos de intensidad. Todos los ingredientes para sufrir una goleada. Y así fue. El RCD Mallorca se divirtió sobre el césped ante la pasividad del Valencia CF. Seis minutos le costó detectar la pasividad colectiva. Raíllo cabeceó a gol completamente solo. 

El Valencia CF ni se inmutó y siguió regalando el partido. Budimir aprovechó el día para inyectarse confianza. Hizo lo que quiso. Un fallo en la salida de balón de Coquelin derivó en el segundo gol. Ni por esas. Salva Sevilla se asoció con Lago Júnior y asistió a Budimir para que sentenciara antes del descanso. El 0-3 cabreó a Celades, que señaló a Cheryshev al sustituirle por Ferran en el minuto 43. Una decisión dura siempre tiene riesgo de generar fricciones dentro del vestuario.

La segunda parte tuvo la misma dinámica. Parejo dejó al equipo con uno menos a los cinco minutos. Una tarjeta rigurosa, pero que no tapa la vergonzosa imagen que desplegó el Valencia durante todo el choque. El Mallorca coleccionaba ocasiones y fue Dani Rodríguez el que certificó el ridículo con el 4-0. Ferran Torres hizo el gol del honor en una mañana para olvidar. Con la Champions a cuatro puntos, el objetivo todavía está al alcance, pero con este nivel es imposible sumar puntos. La próxima parada en Logroño tiene que ser la primera piedra de la recuperación. En caso contrario, una crisis puede instalarse en la ciudad del Turia. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email