X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 15 de diciembre y se habla de hércules cf CF Badalona anil murthy valencia cf OPINIÓN
GRUPO PLAZA

valencia basket 

La Fonteta devuelve al Valencia Basket al Olimpo de Europa

16/04/2019 - 

VALÈNCIA. Y se hizo justicia. Valencia Basket vivió una noche completamente mágica en la Fonteta para regresar al trono de la Eurocup apabullando al Alba Berlín de Aíto García Reneses. Jugadores y aficionados completaron una comunión perfecta para levantar el cuarto entorchado del equipo taronja en competición continental y devolver al Valencia Basket al Olimpo de los Dioses de Europa: La Euroliga.

El conjunto de jugadores comandados por Jaume hicieron gala de una mentalidad, ambición y baloncesto que no se veía desde hace tiempo en la Fonteta. Los fantasmas de la final de la Eurocup contra Unicaja en 2017... ¿Qué fantasmas? Aunque Valencia Basket arrancó con dudas encajando un 0-11 de parcial de salida, la lectura de banquillo del técnico taronja fue providencial. De esa desventaja inicial a conseguir una renta de 28 puntos en el último cuarto, el cuadro valenciano demostró que el pasado, pisado. En las vitrinas del club ya están el 2003, 2010, 2014 y, ahora, 2019.

Bojan Dubljevic demostró una vez más por qué ama tanto Valencia y por qué Valencia le ama tanto a él. Descomunal la actuación del que era en pista el capitán con 18 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias y 27 de valoración. Antoine Diot pudo volver a mostrar su elegancia en la pista, siendo el base clave de la victoria: 2 puntos, 5 rebotes, 7 asistencias y 4 robos. Los intangibles del francés. Matt Thomas no escondió su lado más francotirador. Will Thomas sacó su vena de MVP. Fernando San Emeterio hizo gala de su veteranía. 

La muesca más agria, sin duda, la dejó el capitán. Las lágrimas de Rafa Martínez durante la presentación de sus jugadores al haber sido el descarte técnico conmovió a la Fonteta entera. Él entendía su posición, pero sin duda era doloroso. Esa estampa que se repitió cuando el crono se puso a cero y Valencia Basket se proclamaba campeón de la Eurocup, contrastó con el capitán que se mostró en vestuarios. Mucho más alegre, abrazándose a Juan Roig. El alma de la fiesta. El jugador con más títulos de Eurocup en la historia de la competición con tres trofeos. 

Pero si hay que destacar algo por encima de todo lo demás fue la afición. 8.000 personas dejándose la voz, la piel, el corazón y todo lo que se les hubiese pedido para que los jugadores sintieran el empuje en la pista. Jaume Ponsarnau lo recordaba en sala de prensa: "La Fonteta ha aprendido la lección de hace dos años. Ese silencio que apareció en el último cuarto podía aparecer cuando llevábamos 3 minutos y no ha aparecido". No, la afición taronja no enmudeció al ver los 11 puntos de ventaja de los alemanes en el inicio del partido. Esta vez no se dejó al equipo caer y tuvo premio. Invasión de la afición a pie de pista y fiesta con los jugadores.  

El Valencia Basket se ha ganado el derecho de volver a jugar a la Euroliga. Y el derecho, como el poder, conlleva una gran responsabilidad. Después de que el equipo haya conseguido el objetivo del club en pleno mes de abril, todavía queda un largo camino hasta los playoff de Liga Endesa pero toca pensar ya en el año que viene. Esta pronta clasificación permitirá a la entidad a empezar a crear el proyecto desde ya. No solo la planificación de la plantilla sino, puede que mucho más importante, quién llevará las riendas de esa plantilla. Jaume Ponsarnau, de momento, se lo está ganando. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email