X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

valencia basket 

Vives: "Yo me quiero quedar, el Valencia Basket lo sabe y ahora no es una decisión que dependa de mí"

El futuro del jugador taronja está en el aire, pues de los cuatro bases en plantilla, solo él y Sam Van Rossom acaban contrato este mes. El catalán ha mostrado su voluntad de continuar en el club, así como su compromiso en estos cuatro años desde que llegó

7/06/2018 - 

VALÈNCIA. Guillem Vives es, probablemente, uno de los jugadores que más compromiso ha mostrado en el Valencia Basket en los últimos años. Sin embargo, con cuatro bases en plantilla, es el jugador cuyo futuro pende más de un hilo. Con el equipo fuera de Euroliga y con los cuatro bases en plenas condiciones, el equipo taronja debe hacer algún descarte. Sergi García  y Antoine Diot tienen contrato hasta 2021 y 2019, respectivamente, mientras que el catalán acaba este mismo mes, así como Sam Van Rossom. El belga ha sido uno de los jugadores clave en esta temporada, por lo que su renovación estaría sobre la mesa, pues en su contrato existe una opción de alargar por un año su continuidad en el club. Una opción que ya se ejecutó el año pasado con Vives y que finaliza este año. El jugador ha asegurado a Plazadeportiva.com que se voluntad es quedarse y que la decisión pasa por el club y también por el futuro del entrenador. 

Una semana después de la decepción de caer en los cuartos de final de la Liga Endesa ante Herbalife Gran Canaria, y no entrar en Euroliga, Vives admite que "nos duele ver las semifinales desde casa pero hay que mirar hacia delante y seguir con lo que viene". Lejos de encontrar una explicación a lo que pudo suceder, el base explica que "cada uno habrá hecho su análisis personal, pensar que algunas cosas se podrían haber hecho mejor".

Respecto a que si el problema de las lesiones ha sido el cien por cien del problema en la temporada, Vives piensa que "seguro que ha habido más cosas", relativas al baloncesto, aunque "las lesiones está claro que influyen". "Si hubiésemos estado todos a saber cómo hubiera ido la temporada y nunca sabes. Yo no he hecho el análisis del por qué de toda la temporada sino por qué no haber ganado los cuartos de final", se lamenta el jugador.

El hecho es que ha acabado una temporada en la que la presión ha ganado la partida al recuerdo de la heroicidad del 16 de junio de 2017, cuando Valencia Basket se proclamó campeón de Liga por primera vez en su historia. Vives relata que "disfruté mucho el título de Liga, está claro que nos hubiese gustado tener la continuidad de eso pero no ha podido ser. Lo que yo intenté es disfrutar mucho porque sabía que son momentos que tardan mucho en ocurrir. Creo que todavía tenemos un grupo para seguir esta temporada".

Un grupo que todavía se desconoce la continuidad de determinados jugadores y la llegada de refuerzos, porque la primera decisión recae sobre el entrenador, Txus Vidorreta. El técnico no ha conseguido el objetivo y su renovación o su marcha se conocerá esta semana. El base ha comentado respecto a su entrenador que "creo que él ha intentado dar el máximo para tirar esto hacia delante. Hemos tenido momentos malos que él ha sabido gestionar muy bien. Como con todos los entrenadores me llevo muchas cosas de Txus. Tanto si sigue como si no sigue siempre estaré agradecido a él porque a mí personalmente me ha ayudado y estoy muy contento de haber coincidido este año con él".

Y el futuro de Vives también está en el aire, que dependerá en gran medida de esa decisión: "Veremos cómo evoluciona el tema del entrenador. Está claro que yo me quiero quedar, el Valencia Basket lo sabe y veremos qué ocurre en el futuro. Están las opciones sobre la mesa. Ahora no es una decisión que dependa de mí sino de otras personas".

El base es consciente de la situación actual de overbooking en su posición y se resigna a que "no puedo hacer nada más que esperar a ver qué piensa la gente que toma las decisiones". Eso sí, el jugador ha recordado que "he intentado dar lo máximo de mí todos los años que he estado en el club. Si al final es que sí, encantado, y si al final es que no pues habrá que separar caminos con todo el cariño".

El compromiso de Vives en Valencia Basket es incuestionable. El jugador ha ayudado al equipo desde la temporada pasada con dolor en el tobillo e infiltrándose hasta que se rompió y tuvo que operarse: "Como digo, he intentado siempre dar el máximo esfuerzo en cada momento y sé que eso no me lo puedo reprochar en ningún momento. A eso vine, a que podía estar en momentos buenos o malos pero que el esfuerzo no pudiera faltar. Estoy muy contento con el recorrido que he hecho en el club en este aspecto".

Esta temporada no solo ha sido dura en lo grupal, pues Vives reconoce que "de estas cuatro es la primera que acabas con no buen sabor de boca. Las tres primeras sí que estuvimos en semifinales, ganamos la Liga… siempre recuerdo haberme ido de vacaciones con buen sabor de boca. Este año sí que ha sido un palo duro acabar la temporada así". También ha sido difícil en lo personal, por ese problema en el tobillo que le ha impedido estar con el equipo en determinados momentos. "Me he perdido muchos partidos y eso te hace variar un poco lo que es el baloncesto. Lo pasé mal por ver si ese problemilla se me resolvía. Tuvimos una época que fue un poco dura, pero al final he podido aguantar, jugar con menos dolor y esto va mucho mejor".

La buena noticia para el jugador es que su recuperación va viento en popa y la próxima temporada podría estar en su mejor versión en un verano en el que no hay selección: "Estoy bien. Necesito ahora descansar un poco. Lo bueno es que lo que me pasó antes que era la no mejora o ir un poco peor, ahora lo que noto es que cada día va a mejor. Eso es lo que me ayuda y tengo un verano para recuperarlo del todo bien".

Reforzando la versión de que quiere quedarse, Vives ha negado en cualquier caso que haya recibido alguna oferta o algún equipo haya tenido interés en él. "No. Estamos esperando a lo que pueda ocurrir en estos días pero de momento estoy tranquilo. A esperar a la gente del Valencia Basket a ver qué deciden".

Preguntado por la próxima temporada, en el caso de que finalmente se quedara, el catalán ha respondido que "como aún estoy en el aire no puedo opinar". Eso sí, espera poder hacerlo pronto: "Cuando tenga contrato, si deciden extenderme el contrato ya hablaré pero como ahora no tengo la continuidad asegurada, esperaré a ver si te la puedo dar en unos días".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email