X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

el icónico centrocampista habla de su etapa en el valencia, su traspaso al mallorca y cómo ve a ambos clubes actualmente

Engonga: "El Valencia me parece una incógnita pero espero que se meta en Europa"

17/01/2020 - 

VALÈNCIA. Vicente Engonga (Barcelona, 1965) fue uno de los futbolistas más queridos de su época en el Valencia con, entre otros, Luis Aragonés. Con el Sabio de Hortaleza al mando, guarda grandes recuerdos de tres años maravillosos en Mestalla, jugando de líbero, viviendo grandes noches y firmando una salida extraña. 

Y es que formó parte de uno de los traspasos más raros e ilustres de la historia del Valencia, cuando una noche del verano de 1997 hata seis jugadores valencianistas firmaron por el Mallorca que, al año siguiente, iba a cuajar una gran temporada. Engonga recuerda aquellos tiempos y analiza el duelo del domingo en Plazadeportiva.com

Pregunta: Vicente, tú además de ser un buen centrocampista –del Celta, del Valencia, del Mallorca, de la Selección Española…- también fuiste entrenador. Y estuviste muy unido al Mallorca en tu etapa como técnico.

R: Sí, después de acabar la carrera de jugador estuve entrenando en categorías inferiores. Estuve muchos años trabajando para el Mallorca. Ahora hace tiempo que no, estoy muy contento de trabajar para la Federación Española y en el futuro Dios dirá.

P: Porque seguramente, Vicente, tus mejores años como futbolista fueron en la isla, en Mallorca...

R:  Fue el sitio en el que se me reconoció más, no es que jugara mejor o peor. Llegué cuando tenía casi 32 años y estuve cinco años que fueron una maravilla. Pero a nivel particular recuerdo mucho mi etapa en mi Sporting Mahonés, en Vigo y también en Valencia, donde pasé tres años en los que me empapé de valencianismo. El primero no jugué mucho, el segundo fue una maravilla con Aragonés y el tercero con Valdano, pues... bueno, a mí prácticamente me echaron de allí (risas).

P: Es que formaste parte de uno de los traspasos más icónicos del Valencia, ¿no? Para el que no lo sepa, o no lo recuerde, uno se levanta por la mañana un verano del 97 y desayuna con que SEIS futbolistas del Valencia habían sido traspasados de una tacada al Mallorca de Héctor Cúper (Engonga, Eskurza, Romero, Moya, Gálvez e Iván Campo cedido).

R: Yo no sé cómo se desarrolló todo, pero fui el último en decir que sí. En una conversación con los 'mandamases' del club me dijeron que si me quedaba en Valencia me iban a dejar sin ficha para jugar. En ese momento intenté buscar mis opciones y apareció Bartolomé Beltrán y me dijo que me metía en el paquete. Yo ya había estado en Menorca y dije: "pues si allí estuve bien, en Mallorca también".

P: ¿No entrásteis en los planes de Valdano? ¿Qué ocurrió ahí?

R: En lo de mis compañeros ni entro ni salgo. Yo sé lo que hablé con el entrenador, sé lo que me dijo al acabar la temporada anterior y lo que me dijo un mes después. Sé lo que es. Soy un tipo de person a la que no le gusta hablar estas cosas, la cuestión es que al final salí.

 

P: Hay quienes recuerdan, Vicente, cómo Luis Aragonés te puso a jugar de líbero en una improvisada defensa de tres ¿Qué recuerdas de eso?

R: En pretemporada, cuando empezamos a entrenar en esa disposición, lo primero que pensé es que me quería echar. Pensé: "Este hombre...". Pero bueno, habló conmigo y me dijo que pensaba que ahí lo podía hacer muy bien. Además tenía al lado compañeros como Paco Camarasa, Patxi Ferreira, Jorge Otero... Quieras que no, por mucha inexperiencia que tengas, si juegas al lado de esta gente te va bien. Al final yo entendí que, además de defender, Aragonés quería que un tipo como Camarasa y como yo sacaran el balón jugado desde atrás mucho más fácil que si solo había un central que la tocara.

P: Y ahora, Vicente, vamos a viajar a la actualidad, al 2020. ¿Qué opinas del Valencia actual? Como jugador veterano, todo lo que ha ocurrido durante la temporada, cómo todo se revuelve con la marcha de Marcelino y se estabiliza deportivamente con Celades…

R: Después de todo lo que pasó la temporada pasada, en la que ya hubo bastantes líos en el club y parecía que habían conseguido unirse -todos: afición, jugadores, despachos-... Al final resultó que no era así. Después de la ruptura llegó Celades y al principio tuvo un papel muy complicado, habrá tenido que pelear mucho, pero está haciendo las cosas muy bien.

A mí el Valencia me parece una incógnita porque se vive mucho del año pasado. Todo el mundo en cuanto la cosa va con un empate ya te habla del año pasado. Por desgracia ahora mismo el Valencia está en transición, porque yo creo que si hubieran seguido la línea que llevaban ahora mismo estarían peleando por más cosas que el año pasado. A partir de ahí, se ha creado la duda de este año, están remontando, les cuesta mucho ganar los partidos... Hay cinco mil situaciones en las que parece que el club esté en transición. 

Yo lo que espero es que, de aquí a final de temporada, consigan meterse en Europa, que es lo más importante para un club como el Valencia, y que hagan las cosas realmente como toca.

P: Y del Valencia, al Mallorca. En este caso la lucha es por salir de los puestos de abajo ¿Cómo les ves esta temporada?

R: El Mallorca, con la línea que lleva, no se va a mantener en Primera División. Siempre se ha dicho que las Ligas se ganan y se pierden en casa, y eso siempre ha sido cierto. El Mallorca lleva una dinámica de no sacar nada fuera y perder bastante en casa. Los equipos que se salvan son los que más o menos tienen su fortín en su casa y al Mallorca le está costando mucho. 

El tema del límite salarial, deudas... En verano no se pudieron gastar lo que querían y luego las opciones que escogieron tampoco me parecieron las mejores. Al final se está viendo porque están jugando los futbolistas que estaban jugando el año pasado y de los nuevos prácticamente no ha jugado ninguno.

La realidad es que el fallo que han tenido en verano deberían recomponerlo ahora en el mercado, pero ahora es más complicado. Eso sí, son un equipo con todas las letras porque todo el club va a una, pero siempre te da la sensación de que tienen que jugar un muy buen partido para ganar. Si juegan bien a veces empatan, y en cuanto juegan mal pierden. Y eso en Primera División te mata.

P: ¿Para este choque tendrás el corazón partido? ¿O tienes claro con quién vas?

R: En este encuentro, con todos los respetos, voy con el Mallorca porque no quiero que baje. Creo que el Valencia, de aquí a final de año, tiene más opciones de recuperar, y si el Mallorca pierde el partido del domingo la cosa se le va a poner más negra que yo.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email