X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

REAL MADRID 93-94 BARÇA LASSA | FINAL COPA DEL REY 

El Barça levanta la Copa del Rey en Madrid en una final cargada de polémica (93-94)

El clásico se fue a prórroga y en los minutos finales hubo dos acciones protestadas por parte de ambos lados, pero sería finalmente el conjunto de Pesic quien acabaría llevándose el título ante la afición del Real Madrid 

17/02/2019 - 

MADRID (Enviada Especial). Una final muy disfrutona. El Barça Lassa levanta la Copa del Rey en el WiZink Center de Madrid en un partido cargado de polémica. Remontada del Barça con parcial de 17-0, prórroga y dos acciones fuertemente protestadas. Una falta clarísima no señalada a Randolph sobre Shingleton en un contraataque, que serviría para poner al Real Madrid por delante en la acción posterior. Un tapón ilegal sobre Tomic revisado por los árbitros que, si era canasta, daba la victoria al Barça. Si no era canasta, el triunfo era para los de Pablo Laso. Finalmente es el conjunto de Pesic quien levanta la Copa del Rey ante la marea blanca y revalida el título que consiguió la pasada edición en Las Palmas. 

Thomas Heurtel repite también MVP, tras liderar la remontada blaugrana. Gran partido del valenciano Víctor Claver que hizo 15 puntos, 7 rebotes, 2 asistencias, 1 recuperación, 1 tapón y 21 de valoración.

La marea blanca se hizo notar en el Wizink Center desde el salto inicial del partido. Una vez se lanzó el balón al aire, el Barça era consciente de que iba a tener miles de almas apoyando a su rival. Algo que no amedrentó a los de Svetislav Pesic, que empezaron dominando un partido muy igualado, tal y como se esperaba. Heurtel dejó a los suyos con una ligera ventaja al final del primer cuarto con una canasta sobre la bocina (16-20).

El conjunto blaugrana empezó a perder clarividencia y la presencia de Llull y Tavares en pista dio vida a los blancos. Pesic movió banquillo ante la falta de clarividencia de Heurtel en el segundo periodo y la dirección de Pangos vino mucho mejor al equipo. Intensidad máxima y anotación baja para que el marcador se marchara con tablas al descanso (35-35).

Los de Pablo Laso salieron con el cuchillo entre los dientes tras el paso por vestuarios. Liderado por Randolph, Causeur y Campazzo, el Real Madrid empezó a poner tierra de por medio ante un Barça muy descafeinado y falto de alma para la ocasión. El Wizink Center cada vez era más caldera ante la posibilidad de romper pronto el partido. Rudy Fernández puso el colofón elevando la máxima ventaja a 17 puntos. Parcial de 25-11. Al Barça se le estaba complicando mucho la final (60-46)

Pesic no lo daba por perdido ni mucho menos. Parcial de 0-17 con cuatro triples consecutivos dieron oxígeno puro al equipo Blaugrana para volver a meterse en el partido y ponerse con 2 puntos de ventaja. Lección de baloncesto de Heurtel. Duelo completamente nuevo. Causeur frenó la sangría y Llull reventó el Palacio de los Deportes. Pero Heurtel estaba en modo leyenda y el equipo blaugrana tuvo el control del partido. A 30 segundos del final, el Barça estaba 3 arriba y Campazzo recibió una falta de triple. Falló uno. A continuación, Claver recibió falta y anotó solo un tiro libre. A 4 segundos la diferencia estaba en 2 puntos y Llull, fiable como siempre, anotó para llevar el partido a prórroga. La afición blanca desatada (77-77).

En la prórroga, el Barça se empezó a acercar más a la victoria y la tenía en sus manos tras tiros libres de Shingleton con 5 puntos de ventaja. Randolph anotó y, a continuación, llegó la jugada que definiría el partido. Una falta clamorosa de Randolph sobre Shingleton en contraataque que los árbitros no señalaron. En la jugada siguiente, canasta y tiro adicional de Carroll que daba la victoria al Real Madrid por un punto. Con 5 segundos, Tomic hizo un aro pasado en el que recibió tapón, pero se comprobó si había sido ilegal. Los árbitros dieron por válida la canasta. 1,2 segundos de posesión para el Madrid, lanzamiento de Llull desde su casa y el Barça se proclamaba Campeón de la Copa del Rey.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email