Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

EL DIRECTOR GENERAL CUMPLE 100 DÍAS EN EL CARGO 

100 días de Alemany: reestructuración interna y choque contra el mercado

El mallorquín aterrizó en Mestalla con la exigencia de volver a colocar al Valencia CF en los puestos altos de la Liga española y apostó por Marcelino García para el banquillo. Su asignatura pendiente es conseguir hacer un buen mercado de fichajes para el club

4/07/2017 - 

VALENCIA. El mallorquín Mateu Alemany cumple este martes, cuatro de julio, cien días como director general del Valencia CF y lo hace inmerso en la planificación de la temporada 2017/18 en todos los aspectos del club que fue para lo que Meriton lo contrató de urgencia para poner freno a la desastrosa gestión de la ya ex presidenta Lay Hoon Chan. 

El 27 de marzo, Alemany fue presentado como el nuevo "primer ejecutivo de la casa", como se autodefinió el balear, y llegó a Valencia después de tres meses de conversaciones con los asiáticos y de dos viajes a Singapur, uno para conocer a Peter Lim y otro para firmar su contrato. Su llegada a Valencia estuvo avalada por el presidente de la LFP, Javier Tebas, íntimo amigo de Mateu y persona que se lo recomendó a la entonces presidenta del club. 

Su primer discurso tuvo mensajes claros y claves como exigencia, ordenar el día a día del club y volver a colocar al Valencia CF en los puestos altos de la clasificación como así lo exige su historia. El ejecutivo llegó avalado por su conocimiento del fútbol español y su experiencia en la gestión del RCD Mallorca durante muchos años y con la fama de un presidente intervencionista en las decisiones deportivas. Desde el principio él mismo reconoció esa circunstancia y afirmó que encontraría el consenso con el ya nombrado director deportivo, José Ramón Alesanco. 

Sin embargo, su primera decisión fue firme y no coincidió con el mismo nombre que Alesanco proponía para el banquillo. Mateu apostó por Marcelino García Toral y Alesanco prefería el perfil de Quique Setién. Se impuso el criterio de Mateu y Alesanco asumió que Marcelino también era una propuesta interesante. 

La apuesta de Marcelino fue de Mateu. Era su hombre y lo defendió en todo momento hasta que consiguió ficharlo confiándole al asturiano la complicada tarea de recuperar a un equipo roto y que en los dos últimos años. Antes de firmarlo consensuaron con el asturiano una lista de bajar innegociables, otros que deberían salir pero no se les forzará si no hay buenas ofertas y por supuesto se habló de fichajes, de varios fichajes. 

Hasta el momento esa es la asignatura por aprobar de Alemany. El mallorquín aterrizó en Valencia con fama de duro negociador y de momento ha sido incapaz de traspasar a los jugadores que no cuentan, las dos ventas han sido por debajo de lo que costaron los jugadores y una de ellas ha sido absolutamente ruinosa para el club, la de Enzo Pérez, y no se ha podido fichar a ningún jugador todavía. Marcelino reconoció hace una semana que "esperaba que fueran más rápidas las salidas" y por eso Mateu cerró la venta del argentino Enzo en condiciones económicas malas  para la entidad. 

Marcelino ha aceptado tener paciencia para construir la plantilla pero ha advertido que eso tendrá consecuencias al inicio de la competición. Ahora bien, el club necesita el empujón económico a través de las ventas para poder fichar y ahí es donde Alemany está centrando los esfuerzos. 

En la gestión el club ha variado su manera de proceder. El balear mantiene línea directa con el máximo accionista y con él consensúa las decisiones. Se ha ha ganado agilidad a la hora de tomar decisiones del día a día pero realmente hasta el momento se han cambiado pocas cosas. 

El club despidió este lunes al director de marketing de la entidad, Damià Vidagany, en una decisión tomada hacía meses por el nuevo presidente, Anil Murthy, y apoyada por el director general al entender que se trataba de una persona que generaba polémicas con los medios de comunicación. Además, hay varios cambios que se darán en los próximos días en el departamento de comunicación que vendrán motivados por el mismo motivo por el que se despidió a Vidagany y que han sido apoyados totalmente por el balear al entender que hacía falta aire nuevo en el departamento. 

Alemany, cumple sus primeros 100 días frente del Valencia CF con casi todo el camino por recorrer y con casi todo el trabajo por hacer. Eligió a un entrenador pronto pero ahora está obligado a construirle una buena plantilla para que pueda cumplir el objetivo que le encomendó el singapurense Peter Lim. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email