X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 16 de julio y se habla de otamendi valencia cf opinion LEVANTE UD maxi gomez
GRUPO PLAZA

El rompecabezas de los centrales

27/03/2019 - 

VALÈNCIA. En unos meses, una de las líneas del equipo que va a presentar más cambios será la parcela central de la defensa. El estocaje de jugadores en esa zona aconseja una limpia y Marcelino tiene en mente un rediseño para esa demarcación. La dirección deportiva se enfrenta a un rompecabezas con numerosas piezas encima de la mesa. Los cambios serán revolución si se cumplen diferentes variables de mercado. 

El paquete de centrales en la primera plantilla es legión. Cuando comience la pretemporada, el Valencia dispondrá de ocho defensores para su parcela central, que serán nueve si, finalmente, se decide comprar a Roncaglia. Garay, Gabriel, Diakhaby, Murillo, Vezo, Abdennour y Javi Jiménez están en nómina. Además, Jorge Sáenz, central del Tenerife, llegará en julio. Marcelino, contento con Roncaglia y partidario de que siga, tendrá que efectuar una remodelación en una zona sobrecargada.

EZEQUIEL GARAY Y SU RENOVACIÓN.- El central favorito de Marcelino acaba contrato en junio de 2020 y el técnico es partidario de su renovación. En un Valencia que necesitará, de nuevo, vender jugadores, el caché de Garay, su ficha, y su edad, 32 años, aconsejan vender pero el técnico es partidario de que siga. Su salida dejaría dinero pero... El rendimiento del central este curso, pese a que todavía mantiene cierta irregularidad por las lesiones, es superior al de la temporada pasada. Con él en el campo la salida de balón es más limpia y el equipo gana en jerarquía.

GABRIEL, EL MÁS REGULAR.- Con el umbral del dolor más alto que otros compañeros, el brasileño es otro de los jugadores de confianza del técnico, que fue de los primeros jugadores a los que llamó cuando fichó para dirigir el Valencia en mayo de 2017. En el boceto de la plantilla 2019-20 también es básico. El Corriere dello Sport publicó ayer que Gabriel está en la lista de cinco centrales que maneja el Lazio para remodelar su defensa. Con 28 años está en el mejor momento de su carrera. Es el jugador más caracterial de la defensa.

RONCAGLIA Y SU COMPRA.- El Valencia no ha hecho todavía ningún movimiento al respecto de la compra y Marcelino, contento con el rendimiento del argentino, es partidario de esperar, por precaución y para no precipitarse con un jugador que el mes pasado cumplió 32 años. No obstante, en el prediseño de la parcela central de la defensa del equipo para el curso 2019-20 está presente Roncaglia. Que el jugador forme parte del Valencia que viene, depende de que su juego sea el mismo y de que el precio de salida que marque el Celta no sea excesivo. La sentada con el club vigués se producirá en mayo si Roncaglia sigue dando el mismo rédito deportivo. Ese es el pensamiento. El argentino acaba contrato en junio de 2020 y esa carta podría ser utilizada por el Valencia para abaratar una salida estimada entre tres y cinco millones de euros. 

DIAKHABY Y LA COMPETENCIA.- Al desgarbado central francés lo ha adelantado Roncaglia en la rotación de Marcelino. Todavía está por hacer y tiene carencias. En el Valencia, que pagó cerca de 15 millones de euros, ha jugado más de lo esperado ante la falta de confianza del técnico en Murillo y Vezo. Su agente se mostró encantado esta semana ante la posibilidad de fichar por el Nápoles en la ventana de verano. Su venta no estaba prevista excepto que llegase una oferta que supere lo que se pagó por él al Lyon. Su salida depende, además, de la compra de Roncaglia y del rendimiento de Jorge Sáenz en pretemporada. Su futuro está en manos de su respuesta ante la competencia en la plantilla y de que cuaje la oferta del Nápoles o cualquier otra.

JEISON MURILLO, MARCADO POR MARCELINO.- Está fuera del equipo por decisión de Marcelino. Este verano se le buscará una salida. Su cesión al Barça, una sorpresa en su momento, no ha cuajado y la opción, increíble, de cobrar 25 millones de euros si el Barça lo compraba definitivamente se desvaneció en diez minutos. El colombiano será una de las ventas del verano. La dificultad estriba en que, de momento, no hay ofertas. El escenario puede ser el siguiente: o se le busca una salida barata, a precio de saldo, o se opta por una cesión similar a la de Aderllan Santos o Abdennour que, al menos, le ahorre al club la ficha del jugador. Tiene 26 años y contrato todavía hasta 2022.

RUBEN VEZO, OTRA SALIDA.- Se quedó en el equipo como fondo de armario. No se le encontró salida hasta el mercado de invierno y antes permaneció en el vestuario por la falta de recambios en el lateral derecho y porque no es conflictivo, asume su suplencia y da lo que tiene. Marcelino lo adaptó como un parche para el costado derecho. Tiene complicado resistir otra temporada más en la plantilla. En el Levante está cumpliendo y esa cesión lo revaloriza de cara a una futura venta. El Valencia, en cambio, no pedirá una cantidad muy alta por su salida ya que le queda una temporada de vínculo con el club. Tiene 24 años y contrato hasta 2020.

ABDENNOUR, UN NEGOCIO RUINOSO.- Una de las últimas equivocaciones de la primera etapa de Meriton en el Valencia y un negocio ruinoso que acabará saliendo a coste cero a cambio de rescindir la temporada que le resta de contrato. El tunecino tiene 29 años y finaliza contrato en 2020. El Valencia pagó por él cerca de 22 millones de euros. Mateu Alemany, en una gran operación, lo envió cedido dos temporadas al Olympique de Marsella a cambio de ahorrarse la ficha. El cuadro francés está pagando un salario de dos millones de euros netos por un futbolista que tiene, desde hace meses, un papel muy residual en los planes de Rudi García. El Valencia observa como un activo que volverá en junio, con una temporada de contrato todavía por delante, sigue depreciándose semana tras semana. Excepto milagro, el club pactará una rescisión de contrato.

JORGE SÁENZ, EL FUTURO.- Jorge Sáenz, central propiedad del Valencia cedido desde hace unas fechas en el CD Tenerife, puede convertirse, a poco que mantenga el nivel, en el cuarto central del Valencia la próxima temporada si hay salidas, como es previsible, en esa zona. Marcelino lo testará en pretemporada y si responde a las expectativas que ha generado su incorporación no se descarta que se quede. Ahora mismo, en el rediseño de esa demarcación, es el cuarto central de la plantilla a la espera de lo que suceda con Roncaglia y con Diakhaby. 

JAVI JIMÉNEZ, UNA CESIÓN.- Las lesiones han lastrado la progresión del central más prometedor que ha dado la fábrica de Paterna en las últimas temporadas. Una operación de ligamentos en 2017 y, más tarde, una inflamación en el tendón rotuliano lo desplazaron del primer equipo y de los planes de Marcelino. El club estudiará una cesión este verano que le garantice minutos de juego en un club de una categoría superior a la Segunda B. A Javi, de 21 años y contrato hasta 2021, le vendrá bien salir para competir en una liga más exigente y jugar más seguido. No se descarta una cesión con opción de compra para el club que pregunte por él o, incluso, un traspaso con una cláusula de recompra. El Valencia no quiere perderlo de vista y pretende guardarse la opción de repescarlo en cualquier momento. La llegada de Chema Sanz al Mestalla le ha venido bien.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email