Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

opinión

La ilusión de la Copa es enorme, señor Alemany

18/01/2019 - 

VALÈNCIA. El Director General del Valencia, en su pasada rueda de prensa, llegó  afirmar que la Copa del Rey no es un objetivo para el Valencia y luego, en la segunda parte ante el Sporting, vimos a un gran Valencia que demostró que sí quiere y que sí puede competir por una competición que así en principio nos quedaba algo rarita pero que a la afición del Valencia se le antoja como posible e incluso esa eliminatoria de Copa ha supuesto que por primera vez en la actual temporada -Liga, Champions y Copa- la afición del Valencia se haya llevado una alegría casi como no la hemos conocido en todo lo que llevamos de temporada. Y la Copa ilusiona y siempre ha sido una competición con un morbo especial para todos los seguidores del Valencia. El sorteo llega hoy y vamos a ver que rival nos ponen por delante, pero sea contra quién sea la ilusión de la afición del Valencia está garantizada y las palabras de Alemany asegurando que al Valencia no le interesa para nada la Copa quedan sepultadas por esta corriente casi impropia de alegría que acompaña estos días al valencianismo.

MORBO ASEGURADO

Y sí, la Copa indudablemente supone un desgaste para cualquier club pero lo que debemos pensar también, y valorar en su justa medida, es el tremendo empujón que le ha dado al Valencia eliminar a un Segunda División que parecía que nos iba a mandar a casa. La Copa puede suponer desgaste y es un envite complicado que podría no conducir a nada. Pero les voy a ser franco. De momento, y espero que sirva de precedente, ha servido para que el Valencia pase a cuartos de final y que el nombre de Marcelino descanse una semana entre tirarlo o conservarlo en el equipo. Y eso para cualquier equipo es mucho. Ya no se trata de haber pasado una eliminatoria sencillota -que también-, se trata más e haber disfrutado y de sentir que este Valencia, si se pone las pilas que demostró en la segunda parte, nos puede deparar alguna alegría esta temporada de esas con las que ya no contábamos desde hace tiempo. Y miren, no le den más vueltas. el fútbol es eso, alegría e ilusión a partes iguales, y eso de pasar de una competición y de centrar tus proyectos en otras competiciones que sí te suponen ganar más pasta, se lo dejo directamente a Alemany y a ese espíritu poco competitivo que demostró en su pasada rueda prensa.

Y MAÑANA EL CELTA

Y miren, todo lo realizado últimamente, esa especie de despertar de un mal sueño que ha tenido el Valencia ante el Sporting, debe ser refrendado en el partido de mañana de Liga ante un Celta que camina en horas más bajas que incluso el Valencia. La visita a tierras gallegas -con los exjugadores del Celta Mina y Wass metidos de lleno en el organigrama del Valencia- debería suponer otro paso adelante más de la escuadra valenciana. En el cuadro gallego está Aspas y poquito más. Y sí, a ese jugador que parecía que quería fichar el Valencia el pasado verano -por confirmar- debemos ponerle una marca especial y contundente y así es probable que siga aumentando esta corriente positiva que parece que se ha adueñado del Valencia en una competición sin interés para nuestro Director General. Y yo espero a un buen Valencia en su visita a tierras gallegas y confío que en esas buenas vibraciones que nos ha regalado la Copa el equipo se asiente y empiece a demostrar que es mucho más equipo que lo demostrado hasta ahora.

Y LO DE LOS FICHAJES

Por otra parte debemos tener en cuenta y señalar con el dedo al culpable de los erróneos fichajes del Valencia en la actual temporada. Y es nombre es Marcelino y de alguna forma es el propio Marcelino el que mañana se juega vivir tranquilo un poquito más siempre que su equipo demuestre el mismo carácter que demostró en la segunda parte d ese duelo de Copa. Y doy por sentado que el lateral izquierdo del Celta no nos va a hacer tantos regalos como el del Sporting que dejó correr libremente a un tipo como Ferran que jugó su mejor partido, o su mejor segunda parte, desde que está en el primer equipo del Valencia a pleno rendimiento. La cita de Liga es mañana y mañana debemos ver a un Valencia distinto, más compenetrado y atrevido. La ocasión es vital y de este duelo doy por sentado que un resultado positivo del Valencia debe ser ese resultado necesario para salir de una vez por todas de este sopor en el que parecía que se había instalado el Valencia de forma definitiva. Y esta es nuestra realidad. En Copa estamos en cuartos y en Liga visitamos a un Celta con los deberes sin hacer. No le ayudemos y podremos respirar un poco más tranquilos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email