GRUPO PLAZA

Bordalás insiste en la llegada de un central en enero

10/12/2021 - 

VALÈNCIA. José Bordalás lleva un mes recordando en cada una de sus últimas comparecencias en rueda de prensa que tiene pendiente una reunión telemática con Peter Lim para abordar la estrategia a seguir en el mercado de invierno. El técnico lo recalca cada vez que se le pregunta por la necesidad de fichar en este ventana. No es ningún secreto que el entrenador mantiene desde que finalizó el mercado de verano que continúa necesitando un central y un medio centro defensivo. En las últimas horas, el técnico insta a fichar porque cree que el equipo ha agudizado, sobre todo, la necesidad de un zaguero central.

Sucede que Bordalás ha aumentado su presión sobre el presidente Anil Murthy y el director de fútbol Miguel Ángel Corona después de la lluvia de bajas que ha inundado el vestuario desde que empezó el campeonato. La necesidad de refuerzos se ha vuelto más acuciante tras comprobar que Gabriel Paulista no volverá, probablemente, hasta después de las vacaciones de Navidad después de su recaída. La llegada de un defensor para el eje de la zaga es innegociable. Bordalás quiere que el club haga un esfuerzo, aunque entiende las limitaciones económicas de la entidad. El entrenador intentará convencer a Peter Lim en su encuentro telemático de que, al menos, incorpore a un central más al vestuario.

El Valencia ganó en Balaídos sin Gabriel Paulista ni Diakhaby. Lo hizo con Alderete y Guillamón. Bordalás cuenta con tres centrales: Paulista, Alderete y Diaka porque al cuarto, Guillamón, lo ve como un mediocentro al que solo utilizará en el eje de la defensa en situaciones de emergencia como la que se produjo en Vigo. Los problemas que detectó ante el Celta provienen de la debilidad del carril central, sin Diakhaby, con Guillamón al lado de Alderete y con el inexperto Koba por delante. El parcheado del equipo salió bien, pero el entrenador sabe que si no refuerza, como mínimo, la parcela de centrales su defensa hará aguas en el momento registre bajas importantes en su columna vertebral.

Reunión complicada con Lim

El aspecto deportivo no es prioritario para Peter Lim estos días. La reunión telemática que aguarda Bordalás va a ser complicada para el entrenador. El máximo accionista no tiene previsto invertir en refuerzos de entidad en el mercado de invierno para no aumentar la deuda. Si llegan incorporaciones serán del perfil de las tres que aterrizaron en Mestalla el curso pasado: Ferro, Cutrone y Oliva. Es decir, cesiones a coste cero y sin obligación de compra. 

Recurrir al filial

Si no hay otro remedio, el entrenador recurrirá a los centrales del filial. Mosquera, César Tárrega o Rubo Iranzo, por este orden, están entre las preferencias del entrenador si tiene que echar mano del Mestalla. En Utrillas alineó a Tárrega al lado de Diakhaby porque Mosquera estaba lesionado. Pero prefirió arriesgar con Diakhaby frente a un equipo de la regional preferente antes que formar con dos centrales del equipo de Miguel Ángel Angulo para preservar al francés de cualquier percance inesperado. En Vigo no se atrevió a jugársela con Tárrega y retrasó a Guillamón, precisamente porque lo que necesita, y viene demandando, es un central con experiencia.

Diakhaby, imprescindible

El irregular central francés ha estabilizado su línea descendente de rendimiento en las últimas jornadas de liga hasta el punto de ser uno de lo más implicados en el juego del equipo. Ha crecido en su punto flaco, que es la confianza. Lideró al equipo en Utrillas y su ausencia se notó especialmente en Balaídos. Esta semana regresará junto a Foulquier al equipo y Bordalás respirará aliviado aunque en el flanco izquierdo perderá a Gayà. Guillamón volverá al centro del campo.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email