X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

VALENCIA BASKET 85-83 KHIMKI

Una victoria por Van Rossom 

El conjunto taronja no se vino abajo a pesar de quedarse sin bases en el tercer cuarto por una caída del belga y sacó una sufrida victoria frente al Khimki 

26/01/2018 - 

VALÈNCIA. La victoria de hoy frente al Khimki le ha costado muy cara a Valencia Basket (85-83). Sam Van Rossom tuvo que abandonar el partido en el tercer cuarto tras una aparatosa caída que le supuso un golpe en la espalda. El belga fue trasladado directamente al hospital, al ser incapaz de levantarse por su propio pie. Abalde, San Emeterio, Green, Rafa y Green dirigieron al equipo sin el base en pista e impidieron que remontara el Khimki. El séptimo triunfo llega de la manera más amarga posible y Valencia Basket sube a la decimotercera posición de la Euroliga

Saltó a pista el quinteto formado por Sam Van Rossom, Rafa Martínez, Aaron Doornekamp, Will Thomas y Tibor Pleiss. La inauguración de cuarto no pudo ser mejor, con un triple de Rafa Martínez en el primer ataque del partido. Tanto Valencia Basket como el Khimki se empecinaron en los primeros compases en el lanzamiento exterior ante la férrea defensa de ambos conjuntos. Había máxima igualdad en la pista, pero el buen cierre del rebote de los de Vidorreta les permitió correr, encontrando a Thomas y a Pleiss bajo el aro, y tener la iniciativa en el marcador. Ningún equipo estaba acertado desde línea de tres, pero la captura de rebotes, especialmente ofensivos, permitieron a los taronja tener segundas oportunidades, así como forzar faltas de los de Bartzokas. Valencia Basket alcanzó una ventaja de 7 puntos (18-11). Sin embargo, la táctica defensiva dejó de funcionar y el excesivo espacio en la línea exterior supuso un triple  de Anderson y dos de Shved consecutivos que empataron el marcador. Los de Vidorreta dejaron de ver el aro y una canasta en contrataque de Khimki les puso por delante a un minuto del final de cuarto. De poco sirvió un triple de Green a continuación, pues Gill machacó el aro después y los primeros diez minutos acabarían con una mínima ventaja rusa (23-24).

Alberto Abalde devolvió por unos momentos la efectividad a las filas taronja en el segundo cuarto con un triple que volvía a poner las tablas. El Khimki estaba moviendo muy bien el balón en ataque, lo que dificultaba que los jugadores de Valencia Basket llegaran bien a las ayudas para puntear los tiros. El conjunto taronja encontró buenos tiros, pero un Khimki liderado por Honeycutt mejoró en rebote ofensivo y acierto e impidió que pudiera coger distancia. De 1 rebote ofensivo de los rusos en el primer cuarto pasaron a 6 en el segundo. El porcentaje de triples de los taronja en la primera parte fue muy discreto con solo 6/16 convertidos. Los puntos de Van Rossom, con 7 anotados en el segundo cuarto, y la aportación de Hlinason, que estaba disfrutando de más minutos, dieron una escueta renta de 4 puntos a Valencia Basket. Renta que redujo el Khimki aprovechando un despiste defensivo taronja y un error en ataque al borde del descanso (46-44).

En el tercer cuarto el choque siguió tremendamente igualado, con Pleiss como protagonista en ataque para los taronja. Ante la falta de acierto de Rafa Martínez, Vidorreta introdujo en pista a Erick Green en un intento de que tomara la iniciativa de anotación taronja. Sin embargo, Valencia Basket seguía sin encontrar situaciones cómodas de tiro. Momento en el que San Emeterio anotaba un triple muy necesario (55-52). Y entonces ocurrió lo que Valencia Basket más temía. En una entrada a canasta, Van Rossom sufría una falta que desembocó en una aparatosa caída de espaldas que obligaba a sacar al belga en camilla ante la imposibilidad de levantarse. El conjunto taronja se quedaba sin bases. Van Rossom fue despedido de la pista entre aplausos. Quedaban todavía 14 minutos de partido. La Fonteta se encendió para evitar que el equipo se viniera abajo. En ese momento de nervios taronja Shved se puso su capa de anotador con dos triples seguidos que ponía al Khimki dos puntos por delante, pero a Green no le tembló el pulso y volvió a empatar. El partido se fue con máxima igualdad al último cuarto (63-64).

Los últimos diez minutos fueron un duelo entre artilleros. Erick Green con un gran 3+1 y Shved también golpeando desde la línea de triple. Alberto Abalde fue el encargado de dirigir al equipo en esos duros momentos sin Van Rossom, que tomó el testigo anotador del belga con cinco puntos consecutivos. El resto del equipo también respondió y con un triple de Doornekamp y canasta de Pleiss la ventaja era de seis puntos (77-71). La Fonteta era un hervidero. El Khimki no bajaba los brazos y consiguieron recortar. Momento en el que dos canastas de Green y Abalde dejaban la renta en 5 puntos a 50 segundos del final. A pesar de que el Khimki se puso solo a 2 puntos, un rebote crucial de Pleiss a pocos segundos del final aseguraba a Valencia Basket una importantísima victoria en Euroliga en honor a Van Rossom (85-83).

Noticias relacionadas

valencia basket

El capitán vuelve a rugir en la Fonteta

Por  - 

Rafa Martínez debutó esta temporada ante el Turk Telekom Ankara con el Valencia Basket 163 después de ser intervenido de la rodilla derecha y asegura que fue "una sensación indescriptible"

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email